Análisis

Crítica de Águila Roja: la película

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Águila Roja: la película - DIRIGIDA POR: José Ramón Ayerra - PROTAGONIZADA POR: David Janer, Javier Gutiérrez, Inma Cuesta, Martina Klein, Francis Lorenzo y Pepa Aniorte. Estrenada en cines el 20 de abril de 2011.ARGUMENTO: La Villa va a acoger una cumbre del más alto nivel, a la que asistirán las potencias más importantes del momento: Francia, Inglaterra, Portugal y el mismísimo Papa. Aunque estos países han forzado el encuentro con la excusa de buscar la paz entre españoles y lusos, los motivos reales son asaltar el Reino de España. Para asegurar el éxito del complot, en el que la Marquesa de Santillana será una pieza clave, contratan a un sanguinario cosaco para acabar con Águila Roja.

Esta noche a las 22:30, La 1 de TVE estrena en televisión Águila Roja: la película después de despedir la sexta temporada de la serie con un abrupto corte que ha generado no poca polémica tanto en redes sociales como entre los propios miembros del equipo.

La cinta narra los esfuerzos de nuestro peculiar héroe (¿una suerte de ninja en tiempos de Felipe IV?) por salvar el Reino de España de un complot internacional orquestado por las potencias europeas. Al lado de Gonzalo de Montalvo AKA Águila Roja (David Janer), su "escudero" y leal servidor Sátur (Javier Gutiérrez), su cuñada Margarita (Inma Cuesta) y su hijo Alonso (Guillermo Campra).


Entre los personajes creados exprofeso para la película, el de Martina Klein fue el más criticado con diferencia. En la historia interpreta a Beatriz, una mujer que le pedirá consejo y ayuda a Águila Roja y que viene a convertirse en el tercer vértice del triángulo amoroso de la cinta.

José Ramón Ayerra, el director, ya traía mucha labor de dirección en la mochila en series televisivas como Compañeros, Lo Serrano, Los hombres de Paco o El internado, así que en el plano de la dirección no hay mucho que objetar, la cinta es correcta a secas sin deslumbrar en demasía.

 

La cuestión es que el formato cinematográfico no tiene las mismas tragaderas que el televisivo. Cuando congregas frente al televisor a una multitud que te sintoniza semana tras semana, ya sabes que cuentas con un público fiel que conoce a tus personajes y perdona todas las cuestiones relativas a una serie: los presupuestos ajustados, la necesidad de hacer avanzar las tramas con giros y regiros de guión, las licencias históricas, las exageraciones...

Por el contrario, lanzar a nuestro héroe enmascarado a los cines conlleva mucho más riesgo: existe la posibilidad de llegar a un público deseoso de ver cine de aventuras que, quizás, nunca haya visto la serie, y, por el mero hecho de haber pagado una entrada y estar ante una producción seria, desea cierta calidad y elementos que deben ir de la mano del género: ritmo, acción, conflictos y una trama mínimamente compleja. 

Águila Roja: la película tiene varios problemas importantes en ese sentido. El primero de ellos es que no podía avanzar demasiado respecto a la trama de la serie, puesto que dos años después de su lanzamiento en 2009, cuando se estrenó en cines, prometía seguir generando expectación y buenos datos de audiencia (ya hemos visto que ahí sigue, dando guerra y despidiéndose con magníficos datos siendo líder en su franja).

Así que por ese lado su público objetivo primoridial: el seguidor de la serie, se encontró con una pequeña desilusión al no tener nada nuevo más allá de un episodio alargado y predecible en el que, para colmo de males, la pimienta de la serie, que es la malvada Marquesa (Miryam Gallego), aparece poco y un tanto edulcorada.

En sus antípodas, los que desconocían la serie pero deseaban sumergirse en la leyenda del héroe, por probar, no encontraron una presentación de los personajes ni una evolución en sus roles. Además de una trama sencilla, el planteamiento es bastante maniqueo y plano y abundan en el guión los tópicos de siempre.

Águila Roja: la película es entretenida y poco más. Ni lo suficientemente relevante como para dar información importante respecto a los personajes ni tan poco audaz o vistosa como para no dejarse ver. Ahora sí, mejor bajar el listón y verla sin excesivas pretensiones... Aunque la acción es escasa, está bien rodada y prescinde de chroma-keys, lo que es de agradecer y al estar rodada en alta definición, plásticamente es bastante disfutable aunque le dé alguna que otra patada al libro de Historia.

De paso, se puede disfrutar de su sentido del humor, que es una de las grandes bazas que sabe jugar a la perfección, y de las localizaciones del rodaje en lugares como El Escorial, San Martín de Valdeiglesias, Navas del Rey, San Martín de la Vega o Balsaín. No está mal.

Valoración

Floja traslación del héroe televisivo al cine, en gran parte debido a las pocas posibilidades que el formato le brindaba para avanzar teniendo en cuenta que la serie proseguiría...

Hobby

58

Regular

Lo mejor

Que los fans tengan la oportunidad de disfrutar de un episodio largo aunque la trama no avance.

Lo peor

Todo lo que le falta a la película para convencer: rigor histórico, acción, potencia...

Lecturas recomendadas