Análisis

Crítica de El alucinante mundo de Norman

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Norman es un chico un tanto especial: no sólo le encanta el terror sino que además puede ver a los muertos y hablar con ellos. Esto le será muy útil para detener una antigua maldición que puede asolar su pueblo...2012 - DIRIGIDA POR: Chris Butler y Sam Fell. Ya en cines.

Es curioso pero probablemente esta película, sí, una película de animación en stop-motion, contenga una de las secuencias más bellas de las que he podido ver este año en el cine lo que se debe en gran medida a su excelente banda sonora. Y ese momento se produce al principio de la cinta, cuando se nos presenta al personaje principal.

Norman es un chico bastante "rarito": como cualquier chaval de su edad le encantan los zombis, las calaveras y las historias de miedo, pero lo suyo va más allá... es capaz incluso de ver a los muertos y puede hablar con ellos.

Semejante capacidad, como ya imaginaréis, le hace el candidato oficial a ser víctima de las burlas de sus compañeros de clase, pero la película no se centra en ese conflicto sino en otro mucho más apoteósico que está a punto de suceder...

 

Trabajo artesanal y sensibilidad cinematográfica

Para los que hayáis podido ver Frankenweenie, visitar después el universo que nos proponen 

Chris Butler y Sam Fell, será como dar un paso de gigante. La riqueza de los escenarios de la película, su complejidad y la minuciosa labor de recreación de las piezas que componen los sets de grabación es abrumadora.

Y todo ello cobra sentido porque se dirige en la dirección adecuada: la realización de una pelicula que es tan tierna en algunos momentos como escalofriante en otros y siempre está aderezada con un sentido del humor fresco y natural en el que el ritmo es fundamental.

 

Cuesta trabajo en algunos momentos pensar que cada uno de los movimientos que realizan los personajes está articulado por una mano externa: desde las microexpresiones faciales hasta la personalidad del movimiento de un niño al caminar o hablar. Hay que destacar también la libertad con la que se mueve la cámara ofreciendo todo tipo de planos: detalles, primeros planos, travellings, etc. con una naturalidad desconcertante.

Muchos mensajes positivos

Por suerte, como comentaba en un principio, la película combina con sensatez la parte lúdica con toda una serie de mensajes alentadores. La aceptación es el más evidente de ellos. Los personajes principales son bastante estereotipados pero evolucionan a lo largo de la trama lo suficiente como para resultar más complejos de lo que parecían en un principio.

 

Norman necesita sentirse aceptado, tanto o más que su amigo Neil. Él tiene acceso a los ectoplasmas de los que se han ido ya y también hay en ello un mensaje de aceptación de la muerte y de superación de la pérdida que resulta muy emotivo sin caer en lo pasteloso (un ejemplo bonito es el del perro de Neil o el de la abuela de Norman).

También late en el fondo de la película una advertencia de que el miedo puede desencadenar los peores males, más allá de aquello a lo que se teme (el ejemplo de la bruja nos remite a pasajes lamentables de la Historia).

 

Más que homenajes

Las filias cinematográficas hacia la serie B, el cine fantástico y de terror quedan muy patentes a lo largo de todo el metraje con abundantes guiños a películas, personajes y situaciones que no le restan ni un ápice de originalidad a esta película, muy recomendable pero que seguramente sólo llegue al corazón de aquellos que comparten esas filias y pasaron noches en vela viendo películas de miedo esperando no ser cazados por sus padres.

Puede que el resto del público no sea capaz de sentirse tan íntimamente conmocionado por esta película en la que aunque el protagonismo parece recaer en lo sobrenatural, habla de cómo somos y cómo ser mejores.

Valoración

Excelente pieza artesanal en stop-motion que rezuma talento en cada uno de los planos. La riqueza de los decorados, la iluminación, el diseño de los personajes y el sentido del humor son algunas de sus claves.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

Que todo está puesto al servicio de una historia con un trasfondo que homenajea al cine fantástico.

Lo peor

Será disfrutada más por adultos nostálgicos que por el público infantil (y mucho más en V. O.).