niña, muñeca
Análisis

Crítica de Annabelle: Creation, la precuela de Annabelle

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Annabelle: Creation, la precuela de Annabelle, dirigida por David F. Sandberg y protagonizada por Stephanie Sigman, Talitha Bateman, Lulu Wilson, Philippa Anne Coulthard, Grace Fulton y Lou Lou Safran. Ya en cines.

Superar el resultado de Annabelle era bastante sencillo, la verdad. La película de John R. Leonetti y primer spin-off de la saga Expediente Warren que arrancó con Expediente Warren: The Conjuring era recibida en la edición del Festival de Cine de Sitges de 2014 entre abucheos y risas. Y eso a pesar de contar con un inicio interesante y un par de secuencias realmente aterradoras, sepultadas eso sí entre toneladas de mediocridad sin tensión narrativa alguna.

Pack Expediente Warren 1+2 en Blu-ray

Tres años después, con un nuevo spin-off en mente tras el éxito de Expediente Warren: el caso de Enfield que se centrará en la figura de la monja (The Nun), parece que hay lecciones de las que se ha tomado nota, lo cual ya dice algo positivo.

En el caso que nos ocupa la presencia de la muñeca es mayor y el ritmo y progresión de los sobresaltos salpica de forma más uniforme el metraje. Por lo demás se juega con mayor acierto con el espacio fuera de campo y, aunque hay una persistencia casi enfermiza por tirar de los sonidos para acelerarle el pulso al espectador, el resultado final es superior... quizás como decíamos, porque entre otras cosas tenemos las miras ya puestas en esa monja diabólica de la que nos muestran un breve aperitivo y que sí que parece que será aterradora de veras.

La acción que se desarrolla en Annabelle: Creation nos desplaza dos décadas atrás en el tiempo para conocer los orígenes de Annabelle: nos situamos por tanto en los años 50. Y es en esa recreación histórica donde la película funciona fenomenal. La ambientación está bien construida y hay bastante solvencia a la hora de poner en pie una escalofriante puesta en escena en la que se van imbricando momentos de gran eficiencia en su empeño de hacer saltar al espectador de la butaca.

Años después de que Samuel Mullins (Anthony LaPaglia), un fabricante de muñecas, y su mujer Esther (Miranda Otto) perdieran a su hija de siete años en un dramático accidente de coche, el matrimonio decide convertir su hogar en un orfanato.

En su casa en mitad del campo, Samuel y Esther acogen a la hermana Charlotte (Stephanie Stigman) y a varias niñas huérfanas procedentes de un orfanato que acaba de ser clausurado. Muy pronto, una de las niñas desencadenará involuntariamente la fuerza maligna que posee una misteriosa muñeca y se convertirán en el blanco de esta diabólica criatura de nombre Annabelle.

niña, muñeca

Producida por James Wan y Peter Safran, Annabelle: Creation cuenta de nuevo con Gary Dauberman como guionista y... malas noticias, es quizás el eslabón más débil de la cadena. A la historia le falta empaque, pero casi por una razón que señalaría como falta de fe.

Da la sensación de que no se ha profundizado más en el libreto porque la historia es en gran parte una precuela que trata de dignificar a la muñeca, de darle sentido a la primera película y sobre todo que es un subproducto del universo anejo de Expediente Warren, pero no una obra central. Y eso es un grave problema: cada película debería ser tratada con el mismo mimo desde todos los frentes. Y tengo también la sensación de que crítica y público han rebajado bastante el listón: es la única razón que le veo a que las primeras impresiones fueran tan positivas. Estamos en uno de esos casos en los que es fácil proyectar nuestros deseos en la pantalla: queremos tanto que algo nos guste que somos incapaces de admitir cierto desencanto.

David F. Sandberg dirige esta nueva entrega sobre Annabelle, el aterrador juguete que hace la vida imposible a sus dueños consiguiendo dejar un sabor de boca similar al de su anterior trabajo: Nunca apagues la luz. Es decir, Annabelle: Creation es eficiente, te da lo que esperas y sobre todo agradará a los fans de las películas "de sustos" que encuentran en la pista de audio su principal vía para causar una impresión inmediata en el espectador.

Han pasado cuatro años desde que James Wan, todo un referente del género de terror tras su implicación en la saga Saw e Insidious, introdujera a Annabelle en el prólogo de la película que sirvió de piedra angular para la construcción de todo este universo ficticio y no, no hay quien le haga sombra todavía con aquellas secuencias inaugurales.

Los amantes del terror seguimos suspirando pensando qué podría salir de esta franquicia menor (porque es tratada de esta forma y muy autoconsciente de ello) si fuese él quien tomara el mando y tratara de ponernos los pelos de punta. Apuesto a que entonces Annabelle sí que nos robaría horas de sueño y que estaríamos jugando en la primera división del terror, que es lo que la muñeca se merece. Y sigo pensando que la historia real es más escalofriante que las que están llevando a la gran pantalla.

Valoración

Sin reinventar la rueda, Annabelle: Creation supera a su antecesora. Es efectiva y enlaza muy bien con Annabelle gracias a un epílogo audaz, por lo demás no ofrece nada novedoso.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Si te gustan los sustos, en esta precuela encontrarás varios bastante imaginativos. La factura técnica de la película es bastante buena.

Lo peor

Es una película muy consciente (quizás demasiado) de que no forma parte del corpus principal de la saga: asume pocos riesgos y es muy poco innovadora.

Lecturas recomendadas