Análisis

Crítica apocalíptica de Fin

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Un grupo de amigos se reúne en una casa de campo para retomar el contacto cuando se produce un apagón que les obligará a iniciar un viaje existencial.2012 - DIRIGIDA POR: Jorge Torregrosa - PROTAGONIZADA POR: Maribel Verdú, Clara Lago, Daniel Grao, Carmen Ruiz, Blanca Romero, Andrés Velencoso y Antonio Garrido. Ya en cines.

Fin no es una película convencional, así que es muy probable que encontréis opiniones encontradas sobre ella. Y no lo es porque no te lo da todo hecho: el espectador tiene que entrar en el juego y tratar de sacar sus propias conclusiones.

No te da el argumento mascado y listo para digerir ni un final redondo que haga encajar todas las piezas del puzle. Por eso, si te quedas en la capa superficial de la película, no solo no te gustará sino que te sentirás muy decepcionado. Sin embargo, profundizando un poco más, haciendo una lectura alegórica e incluso remitiéndonos a los referentes a los que Torregrosa claramente hace alusión, lo cierto es que es bastante curiosa y da pie a un buen debate post-visionado, que no es poco.

La trama parte con la preparación de una reunión de amigos. Félix y Eva (Daniel Grao y Clara Lago) se disponen a acudir a una cita muy especial, el reencuentro de éste con sus antiguos amigos. 

¿Por qué Fin es interesante?

Cada uno de ellos tiene una personalidad muy peculiar, pero es uno de ellos el que les genera especial inquietud, aquel al que llamaban "el profeta".

La noche en la que todos están reunidos bajo las estrellas, algo extraño sucede y todo deja de funcionar: coches, relojes... La situación se prolonga, por lo que deciden ir en busca de ayuda. Esa búsqueda será más un viaje interior que una verdadera historia de supervivencia, aunque en ciertos momentos, tengan que sobreponerse al embate de las fuerzas de la naturaleza y adquiera esos tintes.

A mi modo de ver, ésta es una de las razones que hace que Fin pierda fuerza: un enfoque más decidido hacia el plano filosófico le habría aportado una mayor credibilidad, evitando secuencias en las que los actores se ven obligados a llegar al extremo, cosa que unos consiguen con mayor fortuna que otros.

Y es también la razón de que el relato se vea fortalecido en la parte final, que adultera, eso sí, el de la obra original, el éxito de ventas del escritor David Monteagudo del mismo título.

A nivel visual, la película es muy evocadora. Las naturalezas muertas de la casa de campo (pájaros disecados, cornamentas, etc.) indefectiblemente te llevan a pensar en Los pájaros de Hitchcock, mientras que los planos aéreos le aportan belleza a una película en la que lo más importante es el individuo (atención a la metáfora de las estrellas).

¿Es Torregrosa nuestro Shyamalan? Puede ser, desde luego algo de El incidente fluye por las venas de Fin.

Una obra coral con notas discordantes

Fundamental el elenco para sacar adelante una propuesta de por sí arriesgada en el que las relaciones inter e intrapersonales son el motor de la trama. En una película así, seguro que más de uno habrá pensado que el pilar que cojea es el de Andrés Velencoso, que se introduce por primera vez en el terreno de la interpretación. Pero no es así, de hecho es bastante sorprendente su trabajo.

Maribel Verdú y Clara Lago son claramente los estandartes que sostienen la película: magníficas ambas.

Por el contrario son Carmen Ruiz (Sara), Blanca Romero (Cova) y Miguel Fernández (Sergio) quienes por exceso o por defecto no consiguen conectar con el espectador cercenando el "crescendo" emocional que va adquiriendo la película.

Lo importante: las reflexiones sobre la identidad, la fe, el rumbo y el destino. ¿Acaso solo existimos mientras alguien nos mira?

Valoración

Torregrosa se interna en el terreno de lo apocalíptico consiguiendo producir en el espectador un variado abanico de sensaciones. La película se crece en el último tramo, aunque tiene momentos que los intérpretes salvan a duras penas.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

El pasaje final, un tanto onírico, en el que se nos platean reflexiones interesantes.

Lo peor

Algunas interpretaciones poco creíbles o situaciones que deberían ser más tensas.