Análisis

Crítica de Atrapa la bandera con las voces de Dani Rovira y Michelle Jenner

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Atrapa la bandera - DIRIGIDA POR: Enrique Gato - CON LAS VOCES DE: Dani Rovira y Michelle Jenner. En cines a partir del 28 de agosto.ARGUMENTO: Aventura para recuperar la bandera que fue clavada en suelo lunar por los primeros hombres que llegaron el 21 de julio de 1969. Decidido a borrar de la historia la gesta de los astronautas del Apolo XI un millonario loco texano, Richard Carson, quiere colonizar la Luna y explotar sus recursos naturales.

Después el impresionante debut en el largo de Enrique Gato con Las aventuras de Tadeo Jones en 2012, no es difícil ver que en estos años el director ha seguido haciendo músculo y puliendo los problemas que tenía su primera película. El ritmo es ahora impecable, la factura técnica ha mejorado sobremanera y el trasfondo es más reseñable.

Formalmente, Atrapa la bandera da un salto de gigante por varios motivos. Veamos, Tadeo fue la película de animación más taquillera de España en su momento con una recaudación total de 18 millones de euros, pero es que Atrapa la bandera va a marcar época convirtiéndose en la primera película española que va a ser distribuida mundialmente por un estudio hollywoodiense gracias al acuerdo entre Paramount Pictures, Telecinco Cinema, Telefónica Studios y Los Rockets AIE.

Pensar ingenuamente que esto no iba a tener repercusiones en el producto final es imposible, sobre todo si tenemos en cuenta que en dicho acuerdo entra la secuela de Tadeo Jones, que puede ser un taquillazo interesante y más ahora, viendo la falta de pudor con la que la producción se dirige al público estadounidense sin tapujos.

Si tenemos en cuenta las fortalezas de la película, sin duda alguna éstas pasan por ese perfeccionamiento del que hablábamos, desde las texturas hasta la luz, los decorados o los personajes pasando por el frenético ritmo de la película y sus guiños cinéfilos a películas como Los Goonies, Star Wars y, cómo no, ese montaje conspiranoico de la llegada a la Luna supuestamente rodada por Stanley Kubrick en un estudio. Ése es quizás el guiño más adulto que se les escapará a los peques pero les sacará una sonrisa a los mayores, el resto de la cinta es bastante blanca y asequible.

En cuanto a los valores que transmite se repite la tónica de los trabajos de Gato de trasladar un mensaje ecologista reforzado en esta ocasión por el respeto a los mayores (los veteranos son los que ayudan a los jóvenes a sacar adelante la misión espacial) y el valor del trabajo en equipo (uno de los valores que son indispensables en la NASA y que habrán querido recalcar con gusto).

Donde más peso gana la película es en el subrayado de que no se reescriba la Historia de la Humanidad, de que de alguna forma el símbolo que puebla la Luna (la bandera estadounidense) nos pertenece a todos y forma parte de nuestra memoria colectiva. Y es ahí quizás donde más puede escocerle la cosa al espectador crítico que tiene claro que la misión Apolo XI fue parte de la carrera espacial y que más allá de la trascendencia del ser humano había importantes intereses políticos y estratégicos en juego. Vale, los niños no van a llegar tan lejos, pero no dejemos tampoco que nos laven el cerebro... 

El caso es que Mike Goldwing, un niño de 12 años, y sus amigos van a formar parte de una nueva carrera espacial contra un excéntrico texano obsesionado con el Helio 3 que hay en la Luna y que está llamado a convertirse en el combustible del futuro.

Los problemas de Atrapa la bandera, al margen de ese buenismo por el que podemos hacer la vista gorda (al fin y al cabo estamos ante una peli de aventuras dirigida al público menudo) pasan por un esquemático diseño de personajes que nos enfrenta a los tópicos de siempre: los conflictos paterno-filiales, el grupo de los niños impopulares que van a superarse a sí mismos y, lo peor de todo, el esquema niño protagonista-niña secundaria-amigo gordito pelirrojo y nerd + mascota adorable. Los estereotipos en ese sentido funcionan con precisión de cirujano y le restan mucha originalidad a una película que, de haber arriesgado un poquito más podría haber sido muy redonda.

Atrapa la bandera tiene claro que se dirige a un público muy amplio y sobre todo, al estadounidense, que va a consumir la película con deleite. En cuanto al doblaje al castellano, tanto Michelle Jenner como Dani Rovira hacen un buen trabajo y el tema de la banda Auryn "I'll Reach You" será uno de los cebos para la chavalería que casa mejor con la película de lo que lo hacía el pegadizo y machacón "Te voy a esperar" de Tadeo.

A su manera, Enrique Gato está poniendo la bandera española en terrero lejano, aunque se le están destiñendo los colores por el camino, porque en gran medida, parece que estamos ante una película estadounidense para bien y para mal, en el más amplio de los sentidos. Acostumbrados como estamos ya a esta invasión cultural no asombra pero sí empacha un poco ese regustillo a ketchup de algunos fragmentos de la película, ¿dónde está mi fabada? (Quiero pensar que Gato se está haciendo fuerte para cocinarla más adelante). Os dejamos con el tráiler de la película:

Valoración

Con una clara vocación comercial al otro lado del charco, Atrapa la bandera vende parte de su alma al mercado para el que se posiciona, por lo demás es una entretenida propuesta con sus más y sus menos.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

El mensaje ecologista y de reconciliación con la Historia.

Lo peor

El diseño de personajes y la "americanización" de la trama.

Lecturas recomendadas