Análisis

Crítica de Black Mass con Johnny Depp y Bendedict Cumberbatch

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Black Mass - DIRIGIDA POR: Scott Cooper - PROTAGONIZADA POR: Johnny Depp, Dakota Johnson, Joel Edgerton, Juno Temple, Guy Pearce, Benedict Cumberbatch, Kevin Bacon, Jesse Plemons, Sienna Miller y Corey Stoll. En cines a partir dle 23 de octubre.ARGUMENTO: El agente del FBI John Connolly convence a "Whitey" Bulger, un mafioso irlandés que acaba de salir de la cárcel, para que colabore con el FBI con el fin de eliminar a un enemigo común: la mafia italiana. Esta nefasta alianza provoca una espiral de violencia que permite a Whitey eludir el control de la ley, consolidar su poder y convertirse en uno de los más implacables y poderosos gángsteres de la historia de Boston.

Empecemos por lo obvio: nos hallamos ante un biopic cuyo origen se encuentra en el en el relato periodístico de Dick Lehr y Gerard O’Neill, (que aparecen en la trama), el éxito de ventas del New York Times "Black Mass: The True Story of an Unholy Alliance Between the FBI and the Irish Mob", centrado en un tipo de origen irlandés que se convirtió en un poderoso capo mafioso con la creación de la Winter Hill Gang, a través de la cual organizaba sus negocios sucios.

Se trataba de James "Whitey" Bulger, un personaje real muy controvertido que sirve de excusa en la cinta para hablar de las relaciones entre el poder y la mafia. A pesar de estar involucrado en multitud de delitos entre los que se cuentan asesinatos, tráfico de drogas, venta ilícita de armas, etc. en Black Mass también descubriremos que fue confidente del FBI hasta que recibió el soplo de que querían meterlo en la cárcel, momento en el cual se esfumó. Desde 1994 fue uno de las personas más buscadas por los federales hasta que fue atrapado en 2011.


 

La polémica ha seguido a la cinta desde el primer momento y, de hecho, terminó de explotar cuando el propio Bulger dio su opinión sobre el oportunismo que a su juicio ha prevalecido a la hora de sacar adelante la película. Actualmente está entre rejas, y no había podido verla, lo que no le impidió opinar sobre ella a través de su abogado Hank Brennan que expresó su opinión en la revista People: "La avaricia de Hollywood está detrás de la prisa por retratar a mi cliente, de forma que han pasado por alto contar la increíble insistencia e interés en el caso de mi cliente, la verdadera amenaza a Boston durante ese tiempo y en otros casos de mafias alrededor del país. El gobierno federal ha sido cómplice de cada uno de los asesinatos con un programa de informantes de más alto nivel".

 

Y la puntilla al trabajo del actor: "En lo que a su a trabajo como James Bulger, Johnny Depp podría estar interpretado al Sombrero Loco otra vez". El ataque al intérprete parece bastante gratuito, pero hay que convenir en que su elección de papeles en los últimos tiempos le ha llevado a concatenar una serie de fracasos de taquilla considerable convirtiéndolo en un blanco fácil. 

 

 

Lo realmente inquietante de su interpretación en Black Mass es que le resta efectividad el exceso de maquillaje, o quizás la mala ejecución del mismo porque lo que sí consigue la película es que nos dé miedo en algún momento simplemente con una amenaza demostrando sobradamente que sigue siendo un intérprete al que tener en cuenta y que su registro es más amplio de lo que viene mostrando.

 

La forma en la que se ha retratado al FBI tampoco ha gustado a Kevin Weeks (interpretado por Jesse Plemons) que también expresó su disconformidad en The Daily Beast: "Jimmy solía decirme que podía llamar a uno de los seis agentes del FBI que conocía e irían sin problemas en el coche con una pistola para ayudar. De hecho un agente del FBI nos dio 17 kg de C-4 que íbamos a usar para acabar con un periodista, Howie Carr. Howie pensó que la historia era mentira, hasta que descubrió la verdad".

 


 

Vista la cinta, hay que decir que ni su tono grave ni la reiterada forma de retratar a Bulger como una suerte de encarnación suprema del Mal terminan de funcionar sobre todo teniendo en cuenta el larguísimo metraje empleado para contarnos la historia. Sus estallidos de violencia mostrados sin adulterar son uno de los platos fuertes que encuentran un magnífico vehículo en la contundente y tensa banda sonora de Tom Holkenborg.

 

La atmósfera noir que dialoga con sus precedentes cinematográficos y la recuperación de ese regustillo setentero son otras de las grandes apuestas ganadoras de la película, pero toda esa coherencia y buen hacer carecen de un clímax que vertebre todo lo anterior e impacte emocionalmente al espectador.

 


 

Scoot Cooper cumple con su misión pero no consigue hacer trascender el guión ni que el espectador se sienta concernido ni siquiera cuando apunta al final a quienes "se pasean por las calles de Boston" con total impunidad, momento que debería erizarnos los pelos de la nuca.

 

A pesar del magnífico reparto plagado de secundarios de altura como Joel Edgerton, Benedict Cumberbatch o Hugh Grant no hay momentos de genialidad que hagan que esta película sea memorable, ni siquiera a pesar de retratar el vertedero moral de la corrupción del poder. Se consume con facilidad (si te gusta el género), pero se esfuma con la misma facilidad y, por momentos, resulta incluso un tanto aburrida. Demasiada sobriedad para un biopic al que le falta pulso. Os dejo con el tráiler de Black Mass:

Valoración

Black Mass le sirve a Depp para volver a situarse en el mapa del "cine serio" aunque incomprensiblemente lo haga bajo una capa de maquillaje exagerada (otra vez). Como drama criminal a la película le falta garra.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La interesante y contenida interpretación de Johnny Depp.

Lo peor

Que esté sepultado en una máscara que le roba protagonismo a su rostro.

Lecturas recomendadas