Análisis

Crítica de Blancanieves y la leyenda del cazador

Por Laura Gómez
-

ARGUMENTO: Blancanieves escapa de la celda donde la había encerrado la malvada reina. Huye al bosque y la madrastra envía a un experto cazador para encontrarla, pero este se apiada de ella y la acompaña en su huída.2012 - DIRIGIDA POR Rupert Sanders. PROTAGONIZADA POR Kristen Stewart, Chris Hemsworth, Charlize Theron, Sam Claflin, Sam Spruell, Ian McShane, Bob Hoskins, Ray Winstone, Nick Frost, Eddie Marsan, Toby Jones, Johnny Harris, Brian Gleeson, Vincent Regan y Liberty Ross. 

Hace ya muchos meses, los productores de Hollywood decidieron que era buena idea programar durante el mismo año dos adaptaciones de Blancanieves, uno de los cuentos de los hermanos Grimm. La primera sería Blancanieves (Mirror, Mirror), dirigida por el siempre excesivo Tarsem Singh. Los beneficios de taquilla no llegaron al mínimo deseado (el doble de lo invertido), así que Rupert Sanders sería el encargado de superar el listón con Blancanieves y la leyenda del cazador (Snow White and the huntsman), que ahora aterriza en el formato doméstico. Sanders llegaba a la industria cinematográfica como un creador consagrado en el mundo de la publicidad y los videoclips y, por desgracia, su cinta debut condensa todos los tópicos de tratamiento de imagen por encima de la apuesta por el contenido. El cuento ha cambiado, pero no entendemos nada. La Blancanieves de la historia renovada ha vivido encerrada durante años en una celda oscura, pero aparece en nuestra trama convertida en una guerrera con técnica. Si alguien pregunta, lo hizo un mago.

¿Renovación del clásico?

La apuesta de Universal pretende ser una reconstrucción ambiciosa del clásico, pero pierde valor desde la elección de su cásting. La cinta narra, en un tono más oscuro, la historia de una madrastra malvada (Charlize Theron) que se casa con el Rey y encierra a su hija (Kristen Stewart) cuando éste muere. Blancanieves huye al bosque y la Reina manda a Chris Hemsworth, un cazador experimentado, a buscarla. Las comparaciones son odiosas y necesarias: el único acierto de las dos adaptaciones estrenadas este año es haber explotado el personaje de la madrastra malvada. Aun así, en el combate entre Julia Roberts y Charlize Theron, tenemos una clara ganadora. Su interpretación a veces roza el histrionismo, pero Theron (en el mejor momento de su carrera) cumple su cometido y protagoniza los momentos más teatrales y curiosos de la cinta.

Blancanieves y la leyenda del cazador abría la temporada de blockbusters veraniegos. Sanders tuvo en su mirada inexperta tras la cámara a su mayor enemiga y en la potencia visual a su mayor aliada. El director conduce la producción a su terreno, cuidando al máximo el nivel estético, en ocasiones abrumador. El tenebrismo de Sanders aplica un sentido épico de puesta en escena. El Bosque Oscuro y el Bosque de las Hadas solo comparten el color verde: los dos escenarios poseen características completamente opuestas. El caos y lo salvaje contra un lugar evocador, luminoso y lleno de vida. El Mal contra el Bien como temática principal de la película. Definitivamente, no podemos reprocharle nada en lo técnico: incluso el diseño de vestuario es espectacular, obra de Colleen Atwood, una habitual de Tim Burton.

Esta imaginería con personalidad propia mantiene una lucha encarnizada con un guión que no profundiza en los personajes, dominado por una narración reiterativa y apresurada. A pesar de sus dos horas de metraje, Blancanieves apuesta por la acción sin descanso, convirtiendo el título en una persecución interminable con el mismo esquema. Sanders no consigue una implicación emocional con el espectador y eso le hace mucho daño a la historia. Da la sensación de que ninguno de los protagonistas son capaces de afrontar su propio personaje: Kristen Stewart se mantiene impasible y Hemsworth ha cambiado el martillo por un hacha para seguir haciendo de Thor. Los siete enanitos tampoco faltan (Ian McShane, Toby Jones, Ray Winstone, Nick Frost, Bob Hoskins, Johnny Harris y Eddie Marsan), aunque se limitan a añadirle humor fácil a la trama. Errores de cásting y de contenido por todas partes.

Estilizada y discutible

La edición Blu-ray de Blancanieves y la leyenda del cazador contiene una versión extendida, que añade escenas de acción (las cuales nunca impactan en el montaje estándar de forma significativa) y un comentario en audio con el director, Rupert Sanders, el supervisor de efectos especiales, Cedric Nicolas-Troyan y el co-editor de la cinta, Neil Smith, donde hablan de cada decisión que se tomó para la película. Los responsables han querido revestir la cinta de crudeza y alejar los clichés románticos, consiguiendo alejar al espectador de cualquier resquicio de empatía con los personajes. Kristen Stewart duda tanto de lo que hace que incluso mezcla el acento inglés y el americano, y su discurso final a lo William Wallace está completamente forzado y carente de emotividad y valentía, produciendo más risa que otra cosa. Su rol como princesa que reinterpreta el cuento de hadas como una guerrera que lucha por sus convicciones no se lo cree ni ella.

Estamos en la generación de los remakes. Sin embargo, esta tendencia a la duplicidad fruto del hambre voraz de las productoras es aún peor. Ya tuvimos dos Robin Hood, dos cintas sobre Colón, otras dos sobre Wyatt Earp y dos "biopics" sobre la figura de Truman Capote. Esta vez le toca el turno a los cuentos de hadas, y lo que nos queda... La cinta de Sanders no tiene alma ni identidad. Sus esquemas narrativos están trillados, la historia se desmonta según pasan los minutos, los actores son vulgares y el conjunto mediocre. Solo podemos rescatar el apartado visual y la música del siempre genial James Newton Howard, con momentos más inspirados que otros. Entretenida si nos centramos en el imaginario visual e ignoramos la progresión lenta y predecible de la cinta de Sanders.

Valoración

El nivel visual de esta adaptación de Blancanieves es muy superior al narrativo. La estética tenebrista tan cuidada no mejora un guión vacío que no aprovecha los personajes.

Hobby

55

Regular

Lo mejor

El acabado técnico tan cuidado y una Charlize Theron solvente como Ravenna, la madrastra malvada.

Lo peor

Kristen Stewart es el gran lastre. Es imposible conectar con los personajes y no tiene credibilidad.

Lecturas recomendadas