Análisis

Crítica de Dos tontos todavía más tontos

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Dos tontos todavía más tontos (Dumb & Dumber To) - DIRIGIDA POR: Peter y Bobby Farrelly - PROTAGONIZADA POR: Jim Carrey, Jeff Daniels, Kathleen Turner, Laurie Holden, Rob Riggle, Rachel Melvin,Cam Neely, Paul Blackthorne, Lauren Henneberg y Erika Bierman - En cines el 14 noviembre.ARGUMENTO: Han pasado ya veinte años desde que Harry y Lloyd se conocieran pero ninguno de los dos parece haber madurado. Cuando Harry descubre que tiene una hija decide localizarla para pedirle que le done un riñón.

Si algo había quedado claro tras el intento de extraerle más jugo a Dos tontos muy tontos que supuso la precuela Cuando Harry encontró a Lloyd protagonizada por Derek Richardson y Eric Christian Olsen es que solo había un camino ya por recorrer: hacia el futuro y contanto con los primigenios Jeff Daniels y Jim Carrey. O mejor no mover ficha.

Ha costado la friolera de veinte años que ese reencuentro se produzca con los hermanos Farrelly al otro lado de la cámara y el resultado es un tanto agridulce. Si bien la excusa argumental para que este par de descerebrados se metan en líos es lo de menos, no se puede decir que los gags estén hilados a la perfección, pero, eso sí, se lo han pasado pipa rodando y ese buen rollo mezclado con los nostálgicos homenajes al pasado irradian el magnetismo que le falta al guión y que salva a la cinta de la debacle absoluta que de otra forma la habría situado al borde del telefilm.

Cuestión de (in)madurez mental

Dos décadas dan para mucho y, si bien Harry Dunne y Lloyd Christmas no han madurado ni un ápice, sí que lo ha hecho la mirada del espectador, de modo que es palpable que los chistes de "caca, culo, pedo y pis" no dan para demasiado si no se envuelven en algo más o son rematadamente desternillantes.

En cuanto a comedias absurdas y escatológicas, nos ha llovido tanto y tan variado en estos años, que apenas un par de sketches son memorables (y, malas noticias, nos los han destripado en el tráiler) y el resto funciona a medias sobre los hombros de este par de intérpretes de primera categoría que, como decíamos, se nota que han disfrutado trabajando juntos de nuevo en unos papeles que no exigían demasiada implicación interpretativa más allá de contentar al público que los adora. Y es que Dos tontos muy tontos tiene una legión de fans.

No me chilles que no te veo

Es asombroso ver cómo la química entre Jeff Daniels y Jim Carrey sigue intacta a pesar del paso del tiempo: la mezcla de rivalidad, compañerismo e hijoputismo (perdonadme el palabro) en ese "te odio, pero no puedo vivir sin ti" que une a Harry y a Lloyd (además de sus encefalogramas planos) y les obliga a afrontar los retos que se les presentan poniéndose a veces la zancadilla o fantaseando sobre sus vidas de éxito sobre el fracaso del otro, es la verdadera miel de la película.

Simple, tonta, desacertada en no pocas ocasiones pero en otras también brillante y distendidamente entretenida, tiene a su favor el hecho de que no se toma en serio a sí misma. En resumidas cuentas, no trata de ser lo que no es.

Los fans de la primera entrega encontrarán en Dos tontos todavía más tontos justo lo que esperan (consejo: quedaos a ver los tíulos de crédito finales) y celebrarán este encuentro y el resto, qué diantres, ni siquiera se acercará a cien metros de las salas, así que todos contentos.

Jennifer Lawrence, desaparecida

Aviso para navegantes... nuestra querida Jennifer Lawrence no aparece en el metraje de Dos tontos todavía más tontos. La oscarizada intérprete se encontraba grabando algunas escenas de Los Juegos del Hambre: Sinsajo parte 1, que por cierto se estrena la semana que viene, en un estudio cercano a las instalaciones en las que trabajaban los veteranos actores de Hollywood y, fan confesa como es de Dos tontos muy tontos, se reunió con el equipo.

En Internet corrió como la pólvora la noticia de que realizaría un cameo ya que de hecho había un pequeño papel reservado para ella, pero nunca llegó a materializarse... O eso dicen el representante de la actriz y los directores de la película.

Los mentideros on-line aseguran que ella misma vetó las secuencias rodadas, pero a esto hay que darle la misma validez que a los testimonios de quienes afirman haber visto al Yeti. Anyway, no andéis buscándola porque sencillamente no está.

Valoración

Viajamos en el tiempo para comprobar que nada ha cambiado. Se echa en falta más arrojo y atrevimiento en una comedia tan simple como augura su título: es más tonta que la anterior, como los protagonistas.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El binomio Harry-Lloyd, que sigue funcionando a las mil maravillas.

Lo peor

La falta de originalidad y de relevancia cinematográfica. No es una gran comedia.

Lecturas recomendadas