Análisis

Crítica de Dragon Ball Z: Battle of Gods

Por Daniel Quesada
-

DRAGON BALL Z, BATTLE OF GODS - 2013 - DIRIGIDA POR Masahiro Hosoda - INTERPRETADA POR Masako Nozawa, Ryo Horikawa, Koichi Yamadera y Masakazu Morita. Estreno en España: 30 de junio ARGUMENTO: Poco después de acabar la batalla de Bu, el dios Bills de la destrucción despierta para cumplir un sueño premonitorio en el que se enfrentaba a un ser tan terriblemente poderoso como él: el Dios Super Saiyano. Acompañado del misterioso Uis, viaja a la tierra para encontrar a los últimos saiyanos que quedan con vida.

ACTUALIZADO 29-5-2014. Por fin ha llegado la fecha: Dragon Ball Z Battle of Gods se estrena en España (por ahora en Cataluña, País Vasco, Baleares y Andorra, el día 20 en el resto), así que aprovechamos para refrescar la crítica que hicimos de la película en su día.

TEXTO ORIGINAL: Tras algunos pequeños "escarceos" sobre el universo Dragon Ball (como los cameos de personajes en el manga Neko-majin o los toques precuelescos en el más reciente Jako), Akira Toriyama se ha soltado la melena participando a tope en la película de animación Dragon Ball Z: Battle of Gods. No sólo ha aportado los diseños para los personajes, sino que buena parte del guión está firmado por él.

De forma similar a lo que mostraba en la anterior El regreso de Goku y sus amigos, la idea es buscar la excusa de una gran fiestuqui (en este caso, el 38 cumpleaños de Bulma) para juntar a todos los personajes memorables de la saga y enfrentarlos al nuevo malo.

Teniendo en cuenta la presencia de Toriyama y que Toei Animation prometía poner toda la carne en el asador a nivel técnico, esta podría ser la película de Dragon Ball más memorable que se había creado... Pero no ha sido así, lamentablemente.

Aquí hay gato encerrado

Antes de continuar, quiero dejar una cosa clara: para mí, Battle of Gods no es tan desastrosa como muchos fans manifiestan. Por eso le doy una nota de 50 raspadito. Ahora bien, entiendo el mosqueo de la gente con ciertos errores de continuidad que no tienen justificación, estando el propio "papá Tori" de por medio. Por ejemplo, que exista el planeta de Kaioh cuando éste fue destruido en la batalla con Cell; o que Mr. Satan no conozca a Dende, si habían estado juntos durante la saga de Bu. Es más, buena parte del argumento tiene que ver con el inminente nacimiento de Pan, pero ella debería nacer unos años después... La realidad es que toda la película está salpicada con inconsistencias que demuestran lo mucho que ha olvidado el autor el grueso de su obra. A fin de cuentas, han pasado 18 años desde que dejó de dibujar Dragon Ball...

No hay que disculparlos, pero también es verdad que todos estos errores serán pasados por alto por el público general y solo los más estudiosos de este universo se darán cuenta. Ahora, ¿qué tal es el ritmo de la película en sí? Ahí es donde encontramos el principal problema. Resulta demasiado larga, en buena medida por una subtrama dedicada a un Pilaf que no viene mucho al caso. Vale, ese era uno de los personajes más graciosos de los primeros capítulos del manga, pero su banda está aquí muy mal reflejada. En el manga eran cómicos, aquí son imbéciles profundos que participan en chistes pensados para niños de 5 años.

No sé si esos minutos son responsabilidad de Toriyama o no, pero desde luego estropean mucho la cadencia de una Batalla de los Dioses en la que queremos ver precisamente eso: al Dios de la Destrucción y al Dios Super Saiyano en un duelo épico. De verdad, algo de humor no viene mal, pero aquí es demasiado grueso, demasiado burdo. Sin duda, el culmen está en ese momento "bailecito" de Vegeta. Se intenta justificar con que lo hace para que se le pase el enfado a Bills... Pero se parte de un error de base: aunque supiera que no puede ganar, Vegeta no se achantaría así ante su rival, mucho menos antes de pelear con él. ¡Demonios, si dio su vida por matar a Bu!

Hay otro aspecto muy discutible de la película: el uso de ciertas técnicas "experimentales". Aunque la animación de la misma es bastante tradicional, en ciertas ocasiones se usan gráficos por ordenador para intentar estilizar la acción, algo bastante atípico en Dragon Ball. Así, durante ciertos momentos del combate vemos a personajes bidimensionales moviéndose en fondos 3D. Aunque todo persigue la misma estética, queda bastante forzado, demasiado "superpuesto". Los que tengan mejor ojo, incluso detectarán algunas veces en las que se usan modelos 3D de Goku y Bills...

Donde hubo fuego...

Estoy sacando muchos fallos a relucir, pero ya comentaba al principio que, a pesar de todo, Dragon Ball Z Battle of Gods no me parece tan mala. ¿Por qué? Por la relación entre Goku y Bills. Fijaos (y con esto sé que voy a sembrar cierta polémica), el gato me parece uno de los mejores enemigos que hemos visto en las películas de Dragon Ball. Broly, Boujack, Hildegarn o Garlic eran supermalos y punto, pero Bills tiene algo más, tiene esa curiosidad por conocer a un rival digno que no se diferencia tanto de las motivaciones del propio Goku. Aunque al principio parece un personaje muy bobo, poco a poco se vuelve más interesante: es un dios de la destrucción, pero no resulta estrictamente malvado e incluso es capaz de demostrar su admiración hacia Kakarot.

Los últimos minutos del film subrayan bien ese aspecto y nos recuerdan por qué Goku es tan buen personaje: porque su tesón por ser mejor luchador es capaz de motivar incluso a los que, en un principio, puedan parecer más fuertes que él. A pesar de todos sus errores, de que los momentos de acción se hacen cortos y de que su argumento está cogido con alfileres (lo de los requisitos para crear al Dios Super Saiyano no puede estar mucho más forzado, vamos), queda cierta chispa de lo que ha hecho a Dragon Ball grande. La película sabe motivarnos con un ending que nos invita a recordar en un minuto todas las grandes emociones que vivimos junto a estos guerreros. ¿Será que me estoy volviendo un blando? Puede ser. Con deciros que me gustó el final de Perdidos...


Por cierto, aquí tenéis nuestra entrevista con Mariano Peña, actor que ha doblado a Mutenroshi. Y, si queréis ver el resto de películas de Goku, aquí tenéis la lista completa de películas de Dragon Ball.

Valoración

Prometía mucho y se queda en una cinta muy irregular y salpicada de fallos, aunque ciertos momentos pueden contentar a los más nostálgicos.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

Algunas secuencias de acción. El ending.

Lo peor

Los torpes intentos de humor. La gran cantidad de errores cronológicos y de continuidad.

Lecturas recomendadas