Análisis

Crítica de Al encuentro de Mr. Banks, con Tom Hanks

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Al encuentro de Mr. Banks narra la relación entre Walt Disney la escritora y creadora de Mary Poppins. Más de veinte años fueron necesarios para que cediera los derechos al magnate cinematográfico para que realizara una de sus películas más emblemáticas.DIRIGIDA POR: John Lee Hancock- PROTAGONIZADA POR: Emma Thompson, Tom Hanks, Colin Farrell, Paul Giamatti, Jason Schwartzman, Bradley Whitford, Ruth Wilson, B.J. Novak, Rachel Griffiths y Kathy Baker. Ya en cines.

Ya hace un tiempo que salió a la venta la película Mary Poppins en Blu-Ray en una edición especial en su 50 aniversario , así que os podéis hacer una idea del estatus de clásico que tiene esa película. No nos extraña, pues, la existencias de Al encuentro de Mr. Banks, una película que nos traslada a las tensas negociaciones entre la creadora del personaje Pamela Lyndon Travers y Walt Disney para que la primera le cediera los derechos de su novela al genio de la animación.

Mary Poppins vio la luz en 1964 y supuso uno de los mayores éxitos de la factoría Disney, acaparando 13 nominaciones a los Oscar de los que se hizo con 5 y atrapando a generaciones de niños con su mezcla de imagen real y animación; eso sí, la novela había cosechado también un notable éxito cuando fue publicada en el 34.

Dibujos animados y canciones

A grandes rasgos, Al encuentro de Mr Banks representa el tira y afloja entre los dos personajes principales: por una parte tenemos a Emma Thompson dando vida a la envarada y autosuficiente P. L. Travers y por otra a Tom Hanks encarnando a un verdadero totem de la cultura norteamericana, un icono internacional y el fundador de un imperio que no deja de crecer.

Ella no quiere adulterar su novela con una versión musical plagada de dibujos animados porque, en gran parte, aunque ficcionada, representa partes de su vida muy íntimas y aquí aparece el segundo foco de atracción de la cinta: ¿en quién se basaba entonces su personaje? ¿De dónde salió aquella niñera voladora de bolso infinito y zapatos acabados en punta? Poco partido le sacan a esta cuestión...

 

El guión de Sue Smith y Kelly Marcel opta por flashbacks para retrotaernos a la infancia de la señorita Travers, desde que es una sonriente y feliz niña hasta que empiezan a aparecer borrascas familiares: los problemas de su padre para aceptar la realidad, su paulatina adicción al alcohol y los inevitables cambios de humor que sin embargo no hacen que su hija sienta menos adoración por él.

Y, sin embargo, no llegamos a entender qué ha agriado tanto su carácter para que se haya convertido en una suerte de solitaria malhumorada y ostracista. Como tampoco se entiende su evolución a lo largo de la cinta que no obedece a un cambio gradual sino a un salto inesperado. Pues vale.

Demasiado azúcar para tragar la píldora que nos dan

Si no has leído nada de la biografía de Travers, tras ver Al encuentro de Mr. Banks no entiendes que definitivamente te presenten a un personaje tan avinagrado con el que es imposible empatizar y construido de una forma tan histriónica (de hecho llama la atención que nadie la mande lejos cuando adopta su actitud de déspota).

 

Sin embargo, cuando se investiga más en su figura, e incluso cuando se ven los créditos finales, queda claro que era una mujer de armas tomar, incluso más dura de lo que la película muestra (amén de que el estreno sería del todo diferente si nos atenemos a que incluso después de verla seguía diciendo que sobraban secuencias completas). Un dato: de las 37 canciones que The Sherman Brothers escribieron para Mary Poppins, solo 14 forman parte de la banda sonora... Y es que las negociaciones no fueron nada sencillas.

 

 

Por otra parte, resulta obvia la falta de matices de Walt Disney, una figura totalmente edulcorada, que, eso sí, tiene un speech que le humaniza. Buen trabajo de un Tom Hanks que no encuenta en sus líneas de diálogo demasiados momentos en los que brillar.

 

Un equilibrio complicado

En fin, el mayor problema de la película es que tenemos la sensación de que nos han contado "lo que les ha dado la gana". No es un documental ficcionado, ni una ficción documental, aunque para el rodaje incluso se han utilizado incluso bocetos originales y al final de la cinta aparecen las grabaciones de la lectura del guión y las correcciones impuestas por Travers.

 

Y por otra parte esos flashbacks no terminan de encajar con el plano temporal de los años 60 en los que discurre la trama principal. Parecen dos películas totalmente diferentes que no terminan de complementarse y enriquecerse entre sí, aunque independientemente funcionan correctamente. De lleno, lo peor es que te metan el dedo en el ojo al final para sacarte la lágrima de turno.

Entre los grandes aciertos tenemos al reparto, que en ambos planos funciona a la perfección, y el diseño de producción, muy claro en sus propósitos. Paul Giamatti es quizás el personaje más premeditadamente simpático, pero funciona muy bien.

Puede que Al encuentro de Mr. Banks no sea la película definitiva sobre el proceso de creación de Mary Poppins, más por una incorrecta concepción que por una fallida plasmación y seguro que tampoco es la más realista en cuanto a la biografía de su autora, pero no deja de ser disfrutable dentro de su imperfección.

Valoración

Al margen de la veracidad de los hechos narrados, los dos planos temporales en los que se desenvuelve la historia no terminan de casar. Los personajes resultan demasiado planos y sus evoluciones un tanto incongruentes.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

Conocer cómo se gestaron algunas de las secuencias más conocidas de la película.

Lo peor

La poca fiabilidad de la biografía de Travers y el derroche sentimentalista final.

Lecturas recomendadas