Análisis

Crítica de Extinction con Matthew Fox y Clara Lago

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Extinction - DIRIGIDA POR: Miguel Ángel Vivas - PROTAGONIZADA POR: Matthew Fox, Jeffrey Donovan, Valeria Vereau, Quinn McColgan y Clara Lago. En cines a partir del 14 de agosto.ARGUMENTO: Nueve años después de que una infección convirtiese a gran parte de la humanidad en bestias salvajes ávidas de sangre, Patrick, Jack y Lu, una niña de nueve años, sobreviven en Harmony, un rincón olvidado en medio de un invierno perpetuo. Sin embargo, algo terrible ocurrió entre Patrick y Jack y un odio profundo pervive entre ellos poniéndolos a prueba cuando las criaturas vuelven a aparecer.

La secuencia inicial de Extinction nos hace pensar que nos hallamos ante una trepidante cinta de acción en la que los zetas nos van a estar dando caña las dos horas que dura en metraje. Nada más lejos, sin embargo, así que los amantes del terror que busquen emociones fuertes avisados estáis de que al margen de tres secuencias puntuales la trama se interna en el drama familiar generado por un triángulo amoroso al borde del apocalipsis que se desgrana a base de flashbacks más o menos afortunados.

La Humanidad está sucumbiendo ante una plaga que parece imparable. Cada nuevo infectado es más violento y letal que el anterior y solo la reclusión parecer ser la respuesta frente a tamañana desgracia. En este contexto tres supervivientes traumatizados por un pasado que no consiguen superar se refugian en Harmony, una pequeña localidad aislada en la que la esperanza se va desvaneciendo.

Han pasado ya nueve años desde que se destara el caos y parece que por fin reina la calma. Mientras los dos adultos se profesan un mutuo odio irreconciliable, el bebé que conocimos en el pasado es ya una joven que sueña encontrarse con otros niños, con ver un mundo que no esté sepultado en nieve y con los lugares que nunca ha visitado y que solo conoce a través de los libros.

El planteamiento estético de la película rezuma belleza en cada fotograma. La fotografía de Josu Incháustegui (Open Graves) se recrea en las luces del ocaso, en los tonos grises y blancos y plantea como contrapunto el abrigo rojo de Lu, esa niña que cual Caperucita Roja debe cuidarse del lobo, solo que en esta ocasión el lobo es el propio hombre evolucionado hasta convertirse en un depredador. Es inevitable acordarse de La lista de Schindler y aquella niña que se le clavaba en la retina al empresario convirtiéndose en una obsesión, pero Extinction, anteriormente conocida como Wellcome to Harmony dista bastante de alcanzar el potencial estético de aquella propuesta spilbergiana.

Tomando como punto de partida "Y a pesar de todo", una novela de Juan de Dios Garduño que no he tenido el placer de leer pero que tiene valoraciones bastante positivas, el propio Vivas y Alberto Marini guionizan la película, que encuentra serios problemas de montaje y continuidad en varias ocasiones y otros más evidentes a nivel argumental relacionados con las propias criaturas, diseñadas, por cierto, por Arturo Balceiro que ya se hizo cargo de las de El laberinto del fauno.

Más que un apocalipsis zombi, como decíamos más arriba, encontramos una historia en la que aparecen zombis de forma determinante pero muy episódica y lo realmente importante es el desarrollo de los personajes: desde el trágico pasado de Patrick y Jack hasta el despertar al mundo de la pequeña Lu y su curiosidad por descubrir lo que hay más allá de su vida apartada del mundo.

Es innegable que la película viene al calorcito del éxito de series como The Walking Dead, quizás con un poco de retraso respecto al boom del fenómeno zombi que tuvo su punto álgido con Guerra Mundial Z, pero no termina de eclosionar. Está claro que podría haber sido una cinta mucho más sólida con un planteamiento más conciso y mostrando más background de los personajes.

¿Dónde flaquea la película? Quizás habría funcionado mejor si hubiese incorporado algo del conflicto internacional que desencadena el uso de armas químicas que sí se trata en las páginas impresas o si hubiese dado más explicaciones sobre las criaturas que pasan más de una hora en terreno de nadie mientras dirimimos qué diantres ocurrió en el pasado entre dos hombres. La dosificación de la información no es la más adecuada y hay pasajes que pueden resultar soporíferos a la espera de volver a ver un poco de acción.

Entre sus grandes fortalezas el diseño de producción de Juan Pedro de Gaspar y Miguel Riesco, que es apabullante y consigue sacarle brillo a los 1,2 millones de euros que ha costado la peli, (un presupuestazo para España, pero es que nos hallamos ante una copro junto a Francia, Estados Unidos y Hungría). Se nota el toque de varita mágica de Jaume Collet Serra desde la producción. Y muy reseñable también la banda sonora de Sergio Moure.

En cuanto al elenco la pequeña Lu, Quinn McColgan, es un buen descubrimiento, mientras que Matthew Fox y la poco pródiga Clara Lago se esfuerzan a base de bien por sacar adelante sus papeles, más extremos. Menos creíble resulta Jeffrey Donovan, que se gaan rápido la antipatía del espectador y demuestra un escaso abanico expresivo.

Extinction no es en suma una película imprescindible, ni mucho menos, apenas aporta novedades al género, y desde luego desilusionará mucho a quienes esperen potentes escenas de acción, que "haberlas haylas" pero pocas muy repartidas al principio y al final de la peli. Quienes gusten de las atmósferas asfixiantes, frías y estén preparados para encararse a una cinta más bien lenta, la degustarán sin alcanzar el delirio. Y sobre todo, saldrá con ganas de leer la novela. Al menos, ese ha sido mi caso...

Valoración

Una nueva perspectiva sobre el género zombi que pasa de puntillas por el terreno del terror para apuntalarse sobre el drama familiar. Podría haber dado más de sí.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

El diseño de producción, la fotografía y los rasgos de estilo de Vivas.

Lo peor

La trama presenta incoherencias y hay errores de montaje muy obvios.

Lecturas recomendadas