Análisis

Crítica de Gangster Squad

Por Manuel del Campo
-

ARGUMENTO: Los Ángeles, finales de los 40. La ciudad está dominada por Mickey Cohen, un gangster que tiene comprados a policias, jueces y políticos y campa a sus anchas con la violencia más brutal como garantía de su poder. El jefe de policia Parker dedice formar una brigada secreta al margen de la ley que derrote a su organización con sus propias armas.2013 - DIRIGIDA POR: Ruben Fleischer - PROTAGONIZADA POR: Josh Brolin, Emma Stone, Ryan Gosling, Nick Nolte, Sean Penn, Robert Patrick, Giovanni Ribisi.

Mickey Cohen fue un personaje real, un gangster que durante décadas puso en jaque a la ciudad de Los Ángeles. Cualquiera que haya leído al gran James Ellroy (el autor de la novela de L.A. Confidencial) le reconocerá en seguida como uno de los personajes habituales de sus novelas. Se podría decir que Cohen fue el "Al Capone" de Los Ángeles.

Y precisamente esta similitud es la que parece haber tomado el guionista como punto de partida para llevar a la Costa Oeste una historia muy parecida (por no decir idéntica...) a la que vimos en los 80 con Los Intocables de Elliot Ness de Brian de Palma: los pocos policías que no están comprados forman un grupo dispuesto a saltarse la ley (aquí de forma aún más explícita que Los Intocables, porque incluso se dejan la placa en casa) para acabar con el torrente de violencia, crimen y corrupción de un capo todopoderoso.

A partir de ahí se nos presenta a un malo "malísimo", interpretado eso sí con la fuerza habitual de Sean Penn (cuya exagerada/excesiva caracterización tiene que ver con el pasado pugilístico del personaje), que deja claro desde el primer minuto lo que les ocurre a quienes no contribuyen a sus ansias de poder en un puñado de ejecuciones a cuál más bestia (la primera de todas no apta para estómagos sensibles), y unos buenos "buenísimos" que aunque deciden saltarse la ley, lo hacen con respeto, y por supuesto en aras de un bien mayor.

Y es en ese aspecto (no menor) donde la película flojea, puesto que personajes tan arquetípicos no dan lugar a ahondar en motivaciones más complejas o personalidades más ambiguas, algo que es marca de la casa en las novelas de Ellroy (de verdad, si os gustan las tramas de gangsters y leer nos os perdáis el cuarteto de L.A. de este novelista:  El Gran Desierto, L.A. Confidencial, La Dalia Negra y Jazz Blanco), en las que nunca terminas de saber quién es bueno o malo, y acabas poniéndote del lado de uno o de otro por pura simpatía.

La película fluye con buen ritmo desde la primera escena y deja clara su apuesta por la acción de primer nivel: las peleas, tiroteos y persecuciones están rodadas con energía, espectacularidad y excelente puesta en escena (a pesar del dichoso recurso de la cámara lenta en alguna secuencia). A lo que hay que sumar que la gran ambientación de un Los Ángeles glamuroso, en plena época dorada de Hollywood (aunque las referencias al cine son escasas comparadas con L.A. Confidencial, salvo el guiño a Lana Turner y Stompanato), con locales míticos como el Slapsy Maxie´s, las grandes mansiones o las colinas con vistas a la ciudad donde se ajustaban cuentas lejos de las miradas de los curiosos.

El planteamiento sencillo y sin aristas de la trama parece intencionado, en busca de un entretenimiento sin complicaciones, algo que consigue más que de sobra, pero esa falta de profundidad acaba pasando factura al resultado final, con un guión raquítico que no esconde el más mínimo giro o sorpresa, unos secundarios de los que apenas se nos cuenta nada y que daban mucho más de sí, y especialmente una historia de amor de Jerry (Gosling) y Grace (Emma Stone) que empieza muy fuerte, con un buen diálogo homenaje al legendario de Bogart y Bacall en El Sueño Eterno, y acaba siendo poco menos que un gatillazo.

Me viene a la cabeza una película española nominada mañana a los Goya, Grupo 7, que también habla de policias y delicuentes. Dejando a un lado comparaciones odiosas, sin entrar a debatir sobre la calidad (y presupuesto) de ambos films y teniendo en cuenta que nada tiene que ver el glamour de L.A., sus apuestos y elegantes detectives y sofisticados mafiosos con la Sevilla pre Expo, sus "maderos" macarras y los delicuentes de barrio, me apostaría lo que fuera a que Ellroy se sentiría mucho más identificado con el espítitu de la segunda que con el de la primera.

Valoración

Versión modernizada de las películas de gangsters, que el director transforma en un film de acción de muy buena factura cuya trama es tan poco original como previsible. El conocido reparto y la conseguida ambientación elevan su plana propuesta.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Las escenas de acción. El ritmo. El reparto, sobre todo Sean Penn

Lo peor

La historia es poco original y simple, y los personajes demasado planos.

Lecturas recomendadas