Análisis

Crítica de Jobs

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: Jobs es un biopic sobre uno de los emprendedores más emblemáticos de los últimos tiempos: el cofundador de Apple, Steve Jobs. La cinta se centra en sus primeros años como creador y empresario.2013 - DIRIGIDA POR: Joshua Michael Stern - PROTAGONIZADA POR: Ashton Kutcher, Dermot Mulroney, Josh Gad, Matthew Modine y James Woods. Ya en cines.

Que conste en actas y vaya por delante que realizar una película biográfica sobre Steve Jobs es todo un desafío. Su personalidad, llena de contradicciones, y su compleja vida truncada antes de tiempo por un cáncer para el que no fue tratado con medicina convencional hasta que fue demasiado tarde, han maravillado al mundo. Prueba de ello es que sus biografías, fueran autorizadas o no, han batido récords de ventas tras su muerte. Ahora, ha tocado a Ashton Kutcher encarnarlo.

Gurú de la informática, creativo, ambicioso (con 26 años ya era millonario), brillante, apasionado y enérgico, Jobs tenía una capacidad de adelantarse a su tiempo feroz siendo innovador y visionario. De hecho es todo un icono, como ha conseguido reflejar el cartel de la película y esa secuencia inicial en la que le vemos presentando el iPod.

¿Qué cabía esperar de esta cinta dirigida por Joshua Michael Stern? Sobre todo conseguir comprender por qué un hombre que había sido abandonado por sus padres y se sentía herido en lo más profundo de su ser por ello, no había sido capaz de reconocer a su primera hija. Por qué el adalid de la belleza y la simplicidad del diseño que pensaba en el consumidor final a todas horas podía llegar a ser un auténtico terror para sus trabajadores por su grado de exigencia.

También qué fue lo que le llevó a convertirse en un tiburón y a dar un giro de 180 grados a su vida convirtiéndose en el pilar fundamental de una empresa pionera junto a Steve Wozniak (Josh Gad) o cómo fue su relación con la competencia directa: Bill Gates. Se echan en falta muchos episodios de sus guerras tanto intestinas como con sus competidores.

En todos los sentidos, Jobs nos deja a medias. Muchos críticos han señalado la falta de arrojo del guión de Matt Whiteley, que nos habla fundamentalmente de sus inicios y nos deja "colgados" en el momento en el que se presenta el iPod allá por 2001 (y que se muestra al comienzo de la cinta). Que no se aborde la última etapa de su vida, su enfermedad y los diez años restantes hasta su fallecimiento en 2011 resulta desconcertante, pero podría llegar a funcionar, si la idea es dejar a Jobs "en la cresta de la ola". Por desgracia, el sabor de boca que deja la película es un tanto agridulce dado que en lugar de mostrarnos con imágenes su genio, la película dedica un ingente esfuerzo a repetirnos frases ampulosas y pretendidamente inspiradoras.

Aunque Ashton Kutcher hace un gran trabajo (y bien difícil), lo cierto es que no dejamos de verle a él a lo largo de todo el metraje. Solo cuando los planos son muy estáticos, casi como instantáneas, conseguimos pensar "sí, es Jobs", pero el resto del tiempo, su actuación resulta muy impostada.

Como a la postre tampoco se explica convenientemente por qué el personaje es así (el viaje a la India, una de las experiencias fundamentales para él, apenas encuentra cabida en la cinta), su forma de caminar (nunca se acostumbró a andar con zapatos) o su búsqueda de la sencillez en las formas (de ahí la importancia de las caligrafías primero y de las tipografías después, entre otras obsesiones), la cinta se queda a medio camino en casi todo lo que trata de contar.

Con todo, tanto el trabajo que realiza el actor con la modulación de su voz (claro está que esto solo lo podréis apreciar en versión original), como su caracterización, son en algunos momentos fabulosos.

En resumen, ésta no será la única ni la más brillante de las incursiones de Steve Jobs en el cine, y si no, al tiempo. Seguramente más adelante habrá un libreto que sepa profundizar más en esas vivencias juveniles que marcaron su vida, su paladar para el diseño y su capacidad para adelantarse a las necesidades del mercado y que se atreva a contarnos toda su vida y no solo parte de ella.

Valoración

Poco riesgo para un biopic del que se esperaba mucho más. El guión es tan benevolente que no termina de cuajar dejando muchos flecos sobre la vida y la influencia de Steve Jobs.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

El prólogo en el vemos a Jobs ante los focos anunciando el lanzamiento del iPod.

Lo peor

El guión no está a la altura y no consigue atrapar al espectador, que sale con más dudas del cine.

Lecturas recomendadas