Análisis

Crítica de Loca Academia de Policía 6: ciudad sitiada

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Loca academia de policía 6: Ciudad sitiada (Police Academy 6: City Under Siege) - DIRIGIDA POR: Peter Bonerz - PROTAGONIZADA POR: Bubba Smith, David Graf, Michael Winslow, Marion Ramsey, Leslie Easterbrook, Kenneth Mars, George Gaynes, Lance Kinsey, G. W. Bailey y Allison Mack. Estrenada en España el 30 de junio de 1989.ARGUMENTO: El comandante Lassard y su variopinto equipo de policías son asignados a la difícil misión de detener a una banda de ladrones de bancos y joyerías que tiene aterrorizada a la ciudad.

ACTUALIZADO: Junto con la noticia de Crash Bandicoot, este análisis era nuestra broma para el Día de los Santos Inocentes. En realidad, Loca Academia de Policía es una comedia muuuy floja, que en absoluto merece la nota ni los "piropos" que le hemos dedicado. ¡Gracias a todos por tomaroslo con tanto humor y feliz Día de los Inocentes!

TEXTO ORIHINAL: ¡Qué denostado está el género de la comedia! Injustamente muchos títulos pasan sin pena ni gloria por carteleras pero el caso de Loca Academia de Policía 6: ciudad sitiada es especialmente sangrante, seguramente porque hay quien pensará que la sexta entrega ya habría llegado al agotamiento total de la fórmula... ¡pues nada más lejos!

Ya habéis visto recientemente que Star Wars VII: el despertar de la fuerza ha conseguido revivir el fenómeno fan con renovados ecos. Ciudad sitiada, en mucho menos tiempo, hizo eclosionar un espíritu similar: sería esa gran película que recogería el testigo de las cinco anteriores para elevar el conjunto un poco más alto.

Seis películas en cinco años

Loca Academia de Policía inauguraba una saga en 1984, momento en el que llegaba a la cartelera la semilla de todo un Universo Cinematográfico de la comedia que nada tiene que envidiar al de Marvel que hoy en día inunda las carteleras con películas de superhéroes.

En primer lugar por sus míticos personajes, entre los que andando el tiempo encontramos de nuevo a Hightower, encarnado por el actor Bubba Smith, que, por cierto, también aparecería en la séptima cinta Misión Moscú y haría posteriormente un cameo en la serie de televisión de 26 episodios que se emitió entre el 97 y el 98 al igual que Tackelberry (David Graf). 

Lo curioso de esta saga en concreto es que da la sensación de que Peter Bonerz, su director, consiguió extraer la quintaesencia de los personajes y las situaciones para decantar lo mejor en este elixir cinematográfico que es todo un bálsamo para el mal humor. Recordemos que se puso previamente al frente de nueve episodios de ALF y que poco más tarde ficharía por Friends o Un chapuzas en casa, por nombrar dos archiconocidas series en las que ha participado haciendo gala de su talento como director de actores.

No todo tiene por qué ser arte y ensayo

Como decíamos más arriba, las comedias de humor intrascendente y absurdo son las que pasan sin pena ni gloria por las galas de los grandes galardones anuales e incluso por las redacciones de los críticos a los que parece darles vergüenza reconocer que son capaces de reírse en una sala de cine.

Ciudad sitiada no fue una excepción y de hecho llegó a España de forma discretísima, pasando casi de puntillas por la cartelera para recalar rápidamente en el mercado doméstico y eso a pesar de que traía no pocas sorpresas bajo el brazo. 

Magnífico cuadro técnico al mando

¿Por qué Loca Academia de Policía 6: ciudad sitiada roza la perfección absoluta en su género? Pues porque lo trasciende con creces: además del mérito artístico de los intérpretes que dan el do de pecho exprimiendo el abanico humorístico del libreto de Stephen Curwick no hay menudencia en la producción que no esté observada al milímetro. 

Dicen que el diablo está en los detalles y desde luego es digno de elogio cómo el diseño de producción consigue aprovechar las localizaciones exteriores e interiores para llevar la comedia siempre un poco más lejos. 

Más allá de eso, las florituras de Charles Rocher Jr., que ya había trabajado como operador de cámara en series como Misión imposible o Mannix, hacen que la cinta tenga no solo un puro interés focalizado en el entretenimiento sino también una plasticidad visual y un nivel artístico inusitado en este tipo de producciones.

Y encima, humor con mensaje

Si nos atenemos exclusivamente a lo que nos narra la película y sabemos leer un poco entre líneas más allá de la carga descacharrante de scketches, la cosa tiene su miga.

Uno de los barrios de la ciudad están sufriendo una ola de crímenes y atracos producidos por tres hombres y un cerebro que con una identidad oculta maneja la operación, el capitán Harris y el teniente Proctor que se fueron de la academia para alejarse de los agentes volverá a encontrarse con quienes fueran sus alumnos y el comandante Lassard por orden del alcalde para desgracia del capitán. El caso es que detrás de los robos se esconde un plan de prevaricación urbanística que será destapado de forma fortuita pero que nos da cuenta de la implicación en la denuncia social de esta película que tan modesta parecía en su planteamiento inicial.

 


 

Y eso, por no nombrar el ejemplo que supone para la integración de las mujeres en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, gracias al tratamiento de los personajes femeninos de Callahan y Hooks, a quienes nunca se explota en un plano sexual.

 

Si no estáis ya convencidos del todo para verla de nuevo, os dejo con el tráiler de Loca Academia de Policía 6: ciudad sitiada y, por supuesto, os recomiendo también que le echéis un ojo a nuestro especial de críticas de cine de los 80 antes de ir a tomar una copa a la Ostra Azul ;)

Valoración

Podéis leer a la inversa la crítica que lanzamos ayer de la película. ¡Feliz Día de los Inocentes!

Hobby

40

Malo

Lo mejor

Algún puntazo suelto por ahí.

Lo peor

Casi todo: no tiene ritmo, es sexista y zafia.

Lecturas recomendadas