Análisis

Crítica de Macbeth con Michael Fassbender y Marion Cotillard

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Macbeth - DIRIGIDA POR: Justin Kurzel - PROTAGONIZADA POR: Michael Fassbender, Marion Cotillard, David Thewlis, Elizabeth Debicki, Jack Reynor, Sean Harris, Paddy Considine, Julian Seager, David Hayman, James Michael Rankin, Barrie Martin y Ross Anderson. Ya en cines.ARGUMENTO: Adaptación de la obra trágica de William Shakespeare que narra las gestas de Macbeth, su ascenso al poder y su locura.

"La vida no es más que una sombra en marcha; un mal actor que se pavonea y se agita una hora en el escenario y después no vuelve a saberse de él: es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no significa nada". El texto de Shakespeare que nos ha llegado a día de hoy sigue estando tan vivo y siendo tan brillante que acepta toda clase de actualizaciones como la que se ha marcado Justin Kurzel, sacándole de las entrañas a Michael Fassbender su actuación más visceral y sincera hasta la fecha.

 

 

Macbeth es una tragedia sobre la traición, la ambición desbocada, la codicia que arde en las profundidades de los justos y los hace corromperse y escorarse hacia la locura y no ha debido ser nada fácil trasladar todo eso de una forma tan alejada de lo teatral y a la vez tan próxima a la esencia de la obra.

 

Ahí están los ecos del teatro en esas cortinas rojas que se abren y cierran como si diera comienzo la función, pero más allá de eso es pura cinematografía la que recorre la cinta de principio a fin con una concepción de la puesta en escena y unos movimientos de cámara que nos permiten llegar donde el teatro no puede.

 

 

Kurzel, cuyo próximo trabajo recordemos que será Assassin's Creed dirigiendo de nuevo a Fassbender (y qué expectativas tan altas después de haber visto lo bien que funciona el tándem), exprime todas las posibilidades que le da su elemento: ralentizados, planos teñidos de rojo, primeros planos en los que vemos a los actores sudar, llorar y desconcharse por obra de los fantasmas que les acechan...

 

Pero quizás el mayor mérito es el del propio texto: un verso que los actores hacen suyo y que pone los pelos de punta, sobre todo en los casos de Fassbender y Marion Cotillard, magnífica en su interpretación en todo momento. Poco que objetar al trabajo a tres bandas de Jacob Koskoff, Michael Lesslie y Todd Louiso, que sin perder la armonía del verso y el sentido de las palabras consiguen hacer la historia del todo inteligible, emocionante y abrumadoramente eficaz, escueta en adornos, pero muy poderosa en cuanto al mensaje transmitido.

 

 

Se aprecia una enorme contención en el trabajo interpretativo que ahoga las florituras de la poesía para hacerla más próxima al lenguaje cotidiano, lo que contrasta con la búsqueda de una impactante puesta en escena que marca su propia trayectoria y acoge otra serie de influencias: desde la pintura de guerra en los rostros de los escoceses hasta la concepción de lady Macbeth como la parca que define el destino del héroe y como fuente de la que dimana luz en diferentes momentos.

 

La evolución de Macbeth el hilo conductor del devenir toda la película: desde el guerrero que llega cansado pero victorioso para ser desairado con un título despojado a otro hasta la inoculación de la que será su obsesión, la traición al rey, la obtención de la corona y su pesada carga en forma de profecía autocumplida.

 

 

Hay quienes señalan la influencia de Juego de tronos en la película: por su explicitud sexual asociada al frenesí del poder y por supuesto por las pugnas e intrigas para hacerse con él, pero habría que preguntarse si no es el camino inverso el recorrido y no son los ecos de Shakespeare los que resuenan en la obra de Martin.

 

Y después de tanto camino recorrido sigo preguntándome si hay algo que mereciera la pena ser dicho que no saliera por boca de un personaje shakesperiano. Os dejo con otra de las citas que marca la obra: "Esa engañosa palabra mañana, mañana, mañana, nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa".

 

Os dejo con el tráiler de Macbeth que os permitirá apreciar el enorme esfuerzo de la producción por trasladarnos la locura del rey escocés y su paulatino descenso a los infiernos y con el que podréis disfrutar de algunos de los graves acordes de la banda sonora que acompaña esta adusta y dura adaptación:

 

Valoración

Magnífica transposición de la tragedia de Shakespeare a la gran pantalla. La película rescata el espíritu de la obra actualizándola y dándole un nuevo brío. Imprescindible.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Michael Fassbender hace tan suyo el personaje que resulta perturbador en su enajenación y paranoia.

Lo peor

Visionado obligatorio en versión original para apreciar el texto, si no te pierdes la musicalidad.

Lecturas recomendadas