Análisis

Crítica de Maléfica, con una lúgubre Angelina Jolie

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Maléfica (Maleficent) - DIRIGIDA POR: Robert Stromberg - PROTAGONIZADA POR: Angelina Jolie, Elle Fanning, Juno Temple, Sharlto Copley, Kenneth Cranham, Lesley Manville, Imelda Staunton, Miranda Richardson, Sam Riley, etc. Ya en cines.ARGUMENTO: Maléfica relata los acontecimientos que endurecieron el corazón de la villana de La bella durmiente y la llevaron a lanzar una maldición sobre la pequeña Aurora, la princesa del reino próximo a la Cinénaga.

Disney sigue sigue tratando de buscarse a sí misma reinterpretando su identidad: por un parte no quiere abandonar el sello de los cuentos clásicos que son "marca de la casa" pero por otro, el signo de los tiempos claramente le pide una evolución, que quizás debería ser más orgánica, pero que a fin de cuentas, está llevando a cabo a pesar de que le está costando trabajo tanto en la concepción de sus proyectos como en su materialización.

Acorde a estas premisas, Maléfica, que podría convertirse en uno de muchos spin-offs centrados en villanos de cuentos de hadas, trata de innovar en varios sentidos: por una parte, nos presenta los orígenes del personaje (una práctica más que común para seguir tirando del hilo comercial de historias ya conocidas que tienen enganchado de por sí a un público fiel) y por otra nos cuenta una versión nueva del cuento de "La bella durmiente" que con el paso de los años cada vez se parece menos a su remota fuente nacida de la tradición oral y posteriormente pasada por el tamiz de Perrault y los hermanos Grimm. Y no está mal la cosa, lo raro es que no hubiera evolucionado la historia con nosotros, puesto que la finalidad de los cuentos no es otra que ayudarnos a crecer y a tomar buenas decisiones, además de fantasear y hacer que se expanda nuestra imaginación.

En fin, lo peor de Maléfica se concentra en esta especie de ambivalencia que supone querer aunar acción en el relato con mundos fantásticos visualmente sugerentes y divertidos y una historia a priori oscura, en la que, para que os voy a engañar, al final la malvada se nos ha quedado un poco flojita. Está bien que empaticemos con ella para saber cómo se convirtió en una villana, pero no hacía falta tanto almíbar al final...

La gran baza de la película y lo que la hace notable es la maravillosa interpretación de Angelina Jolie que ha hecho suyo el personaje y lo ha trabajado desde dentro: tanto la voz, como la forma de moverse, su expresividad y una caracterización logradísima hacen que le siente el papel como anillo al dedo y, qué deciros, creo que pasará un tiempo antes de que nos quitemos su imagen ataviada de negro y esos ojos verdes que parecen rezumar fuego.

El tratamiento digital de la imagen de Maléfica es auténtico encaje de bolillos: es verdad que el trabajo de maquillaje y prótesis es muy acertado, pero no tiene nada que envidiar al posterior repaso en post-pro. La imagen es tan próxima a la de los dibujos animados que Jolie directamente parece un hada de verdad y una presencia fúnebre más adelante.

Poco explotado queda el mundo de la ciénaga y hogar de Maléfica, en el que apenas podemos disfrutar de las criaturillas fantásticas que lo habitan y, las que tienen más presencia, que son las tres hadas adorables de la película del 59 Flora, Fauna y Primavera, son directamente insufribles en esta nueva versión en manos de Lesley Manville, Imelda Stauton y Juno Temple.

Sin lugar a dudas y volviendo al argumento de la película, hay un despliegue del universo femenino casi inaudito en una película de Disney: no es que los hombres pasen a un segundo plano, es que son prácticamente irrelevantes salvo en un sentido negativo. Y este camino ya lo habían emprendido películas precedentes como Enredados o Frozen pero se reafirma con contundencia en Maléfica, en la que se va un poco más allá.

De hecho, "La bella durmiente" en algunas de sus múltiples y variadas lecturas a lo largo de la historia, ha sido considerado un cuento que representa la dilación de la eclosión de la sexualidad femenina, latente a la espera de una madurez que se hace eterna e incluso como un ejemplo representativo del patriarcado debido a que es la mujer la que debe esperar que un hombre venga a rescatarla con amor verdadero.

Todo esto queda subvertido en esta película y lleva más el argumento hacia una especie de maternidad solapada ya que la princesa Aurora no llega casi ni a conocer a su padre, el rey Stephan (Sharlto Copley). Por cierto: la mejor secuencia de la película, el diálogo entre el bebé y Maléfica... Un punto de humor perdido en el drama que le hace bien a la película. En general su tono no es tan infantil como cabía esperar.

Pero no pidamos peras al olmo, que los clichés siguen ahí: tenemos a los padres muertos o ausentes, muertes por caída libre... En fin, lo dicho, dejemos tiempo al tiempo para que los cambios vayan arraigando de forma más natural. De momento hay varios injertos en la industria Disney, veamos si la savia se expande y retoña todo el árbol...

Valoración

Curiosa reinterpretación del cuento de La bella durmiente, fijando el foco en Maléfica, un papel hecho a medida para Angelina Jolie. La vamos a recordar durante mucho tiempo por su trabajo en la película: luce fabulosa.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Jolie, magnífica; la revisión del cuento, notable y el tema final de Lana del Rey, evocador.

Lo peor

Las tres haditas cabezonas... no son graciosas, ni bonitas y lastran la narración cuando salen.

Lecturas recomendadas