Análisis

Crítica de Maps to the Stars de David Cronenberg

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Maps to the Stars - DIRIGIDA POR: David Cronenberg - PROTAGONIZADA POR: Julianne Moore, Mia Wasikowska, Robert Pattinson y John Cusack. Ya en cines.ARGUMENTO: Stafford Weiss es terapeuta y escribe libros de autoayuda. Tiene una mujer sobreprotectora, un hijo antigua estrella de la TV en rehabilitación y una hija que acaba de salir del psiquiátrico. La principal cliente de Stafford es una famosa actriz, a punto de interpretar el papel que hizo su madre en los años 60.

El cine de Cronenberg es siempre poliédrico y lleno de aristas cortantes. Ver Maps to the Stars es como abrazar a una medusa: es tan hermosa como urticantes sus extremidades y eso es precisamente lo que consigue el director con su película... Romper el mito del star system actual y devaluar la idílica visión del mundo de la interpretación.

Nos muestra ese maravilloso lugar que es Hollywood repleto de tiendas fastuosas y casas hermosas para introducirnos luego dentro el veneno de las falsas apariencias y de la enorme crisis de valores de la sociedad actual. Y te deja tocado, físicamente, con el cuerpo revuelto.



Las celebridades y su competición por la popularidad a toda costa, en la picota. La obsesión por la fama y la destrucción más macabra posible de cualquier institución como la familia, la amistad o el amor, son las constantes en una pugna por la fama que todo lo fagocita. La satírica y cruel visión de esta panorámica por las vidas de los protagonistas es tan desoladora como dolorosamente jocosa, porque no se aleja de la realidad.

Todos hemos oído hablar de los "Justin Biebers" de turno: jóvenes a los que el éxito les llega con tal precocidad que lo han vivido todo (o que creen haberlo vivido todo, más bien) muy pronto.

El culto a la juventud, a la belleza y al éxito como máximas que llegan a puntos insostenibles y absurdos: niños descalificándose entre sí por ser más o menos joven y experimentado, padres que mercantilizan a sus hijos, actores y actrices en manos de terapeutas por traumas infantiles que ni siquiera saben si son reales, aspirantes a debutar en este mundo que venden su cuerpo y su alma al diablo por medrar...

Y luego tenemos la falsa redención, otro de los ejes de la película: da igual el punto al que se llegue porque el manto de la popularidad protege a su portador como un escudo. El talento ya no significa nada, la notoriedad sin embargo convierte a una persona en digna de todas las oportunidades que necesite. Salir en un reality pidiendo disculpas es suficiente para seguir amasando dinero (no hará falta que demos nombres, ¿o sí? Ahí tenemos a Lindsay Lohan, por ejemplo).

Cronenberg no da puntada sin hilo y muestra todas las inseguridades que se esconden tras la mascarada, como un maquillaje que se descascarilla para mostrar las vergüenzas más ignominiosas. El libreto de Bruce Wagner es gélido y retrata la traición sin ambages, hasta tal punto que habrá quien encuentre Maps to the Stars demasiado obvia y acre.

A destacar las interpretaciones de todo el elenco de la película: muy especialmente el papel de Julianne Moore, reciente ganadora del Oscar, que hace pasar al espectador por todos los estadios emocionales posibles desde la misericordia, la empatía y la lástima hasta el asco, la indignación y la ira y el del joven Evan Bird, figura harto reconocible por desgracia y víctimas de la podredumbre que perpetúan.

Resulta que a fin de cuentas tenerlo todo no nos lleva a la felicidad: ni el dinero, ni el sexo, ni las drogas, ni las fiestas... El mundo en sus manos para darse cuenta de su propia pequeñez. Gran título para una película en la que las estrellas brillan con fuerza ocupando su lugar en el firmamento, pero entrando en combustión para conseguir destacar entre las demás.

Todo arde en Maps to the Stars dando buena cuenta del momento vital en el que se encuentra nuestra sociedad: no hay valores que reemplacen los que nos hemos cargado, cualquier cosa vale, no hay límites, barreras ni consecuencias lo que nos lleva a vivir una verdadera pesadilla porque ¿qué es Hollywood sino un trasunto de la mediocridad a la que nos estamos arrastrando?

Valoración

Afilada y con punta de diamante, la nueva película de Cronenberg es una auténtica estocada al mundo de la vacuidad en el que se mueve cierto sector de Hollywood. ¡Tira con bala!

Hobby

78

Bueno

Lo mejor

Las interpretaciones y la demoledora crítica a la banalidad y las apariencias.

Lo peor

Deja un sabor de boca amarguísimo.

Lecturas recomendadas