Análisis

Crítica de Objetivo: la Casa Blanca

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Objetivo: la Casa Blanca, el agente del Servicio Secreto Mike Banning decide dejar su puesto para trabajar en el Departamento del Tesoro tras un atentado terrorista. Pero, cuando un comando norcoreano liderado por Kang ataca la Casa Blanca y toma como rehenes al presidente y a su equipo, Banning se verá obligado a entrar de nuevo en acción.2013 - DIRIGIDA POR: Antoine Fuqua - PROTAGONIZADA POR: Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Dylan McDermott, Ashley Judd,Radha Mitchell, Melissa Leo. Ya en cines.

Primera señal de alarma: la efectista banda sonora que abre la cinta. Ya empezamos a sospechar que estamos ante una película vista mil veces, pero desde luego, ver para creer, la cosa empeora por momentos. Los debutantes guionistas Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt no es que se hayan exprimido el seso, precisamente, para escribir un libreto tan carente de interés que apenas se sostiene... menos mal que el reparto es decente, aunque esté desaprovechado.

Aaron Eackhart encarna al presidente de los Estados Unidos, devoto patriota y amante esposo, siempre con la mirada puesta en sus responsabilidades pero con la suficiente sensibilidad como para no olvidar hacerle regalos a su señora (Ashley Judd) o dejar de lado a su mejor amigo, el bueno de Mike Banning (Gerard Butler), que es además su guardaespaldas y compañero de boxeo (toma ya). ¿Aún no os parece tópica? Pues tras esta breve presentación, que, con todo, es lo más potable de la cinta, llega un ataque terrorista que aleja a Banning de sus tareas, condenándolo al trabajo de oficina. Hasta que la Casa Blanca es atacada por una nueva horda de irredentos terroristas: un grupo de letales norcoreanos decididos a acabar con la hegemonía estadounidense. ¡Menos mal que tenemos a Banning, la última esperanza en esta Jungla de cristal!


Retrocediendo en el tiempo

El mayor problema de Objetivo: la Casa Blanca es que se toma en serio a sí misma, cuando no tiene absolutamente ninguna verosimilitud. Y peor aún, es banal hasta la médula. Estamos hartos de ver cintas en las que se desarrolla la pesadilla colectiva de un atentado en territorio yanqui que destroza uno de los grandes símbolos de la nación, ya sea la estatua de la libertad, el Capitolio o la Casa Blanca, como en este caso, pero desde luego, es increíble la falta de profundidad de una historia calcada de cualquier guión de los 90 en los que la "amenaza roja" sencillamente ha cambiado de procedencia: donde decía rusos digo norcoreanos y ya está hecha la película.

No eran necesarias casi dos horas para contar algo tan simple, sobre todo si tenemos en cuenta que toda la película está cortada con un patrón que nos sabemos de memoria y que habremos visto en televisión en bastantes sobremesas soporíferas.

La torpeza del guión se extiende en subrayados gruesos como la bandera estadounidense quemándose y cayendo al suelo con la machacona banda sonora de fondo... En fin, ¡una joya!

Y malgastando talento

Tiene delito tener a un elenco de actores formidable y sacarle tan poco jugo, empezando por Morgan Freeman, que parece que pasaba por allí o el propio Gerard Butler cuya entrega es tan infructuosa como poco brillantes sus líneas de diálogo. Todo hay que decirlo, hacen lo que pueden, pero es prácticamente imposible tener la más mínima empatía con los personajes o sentir que hay algo importante en juego.

Mención aparte merece la subtrama de los misiles nucleares alojados en lugares estratégicos pero protegidos por claves que solo conocen los rehenes de la facción norcoreana: la vicepresidenta protagoniza el único momento dramático que se puede tomar en serio. Todo se saldará con una cuenta atrás (no me digáis que no es original...). Y no faltan, claro está, los discursos y los golpes en el pecho, el cierre es de traca.


 

Radha Mitchell, Robert Forster, Dylan McDermott,Angela Bassett, Cole Hauser y Melissa Leo

Entre los extras que pululan alrededor de los protagonistas con cara de circunspección se encuentran los cariacontecidos Angela Bassett, Radha Mitchell, Robert Forster, Dylan McDermot, Cole Hauser y Melissa Leo. Una lástima...

Recomendación: desconectad la neurona y disfrutad de las explosiones, los tiros y demás espectáculos pirotécnicos porque la película no ofrece mucho más.

Valoración

Cinta de escaso interés e hipertrofia patriótica plagada de clichés que no aporta ni una sola idea novedosa. Hasta se hace larga.

Hobby

45

Malo

Lo mejor

Gerard Butler y Melissa Leo, los únicos que parecen creerse un poco su papel.

Lo peor

Contar con semejante elenco y tantos recursos y hacer una película tan tópica.

Lecturas recomendadas