Análisis

Crítica de Omnívoros

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Omnívoros seguimos a Marcos Vela, un crítico gastronómico al que le llega el encargo de realizar una investigación acerca de los restaurantes clandestinos. En el transcurso de sus salidas para conocer estos locales descubrirá que en uno de ellos se sirve carne humana.2013 - DIRIGIDA POR: Óscar Rojo - PROTAGONIZADA POR: Mario de la Rosa, Fernando Albizu, Paco Manzanedo, Marta Flich, Sara Gómez, Ángel Acero, Ismael Fritschi y Elisa Matilla. En cines a partir del 20 de septiembre.

Últimamente el menú televisivo y cinematográfico se está empezando a componer de carne humana de una manera preocupante: Hannibal, Caníbal o The Green Inferno... En la retina tenemos muchas películas que abordan el tema desde todos los puntos de vista: el musical como Sweeney Todd, el humorístico como Delicatessen, la ciencia-ficción como en Cuando el destino nos alcance,el apocalíptico como The Road, o desde el thriller policiaco como en el caso de El silencio de los corderos.

 

¿Podemos seguir pensando que la antropofagia es un tabú? Mucho me temo que no... Óscar Rojo escribe y dirige un thriller de lo más peculiar, financiado de forma independiente, lo que le permite gozar de cierta libertad creativa (digo cierta porque siempre queda la barrera de los cines, que encuentran dificultades a la hora de programar cierto tipo de cine, como bien nos confiesa en suentrevista).

 

 

Aunque su arranque es bastante tibio con una primera secuencia articulada con dificultad en torno al suceso que marcará la vida (y los gustos culinarios) de un niño, más adelante la cinta comienza a ponerse de lo más interesante cuando Marcos Vela (Mario de la Rosa), un crítico gastronómico, comience a sumergirse paulatinamente en el mundo de los restaurantes clandestinos. Su investigación le llevará a probar platos selectos y exclusivos de la mano de chefs de todo el mundo hasta que topa con lo que parecía imposible: un club secreto y misterioso que se reúne para consumir carne humana.

 

 

Son pocas las escenas explícitas en las que veremos cómo "el matarife" (Paco Manzanedo) se hace cargo de sus piezas, así que no esperéis encontrar una película gore, aunque son más que suficientes para hacernos ver semejante atrocidad y el horror que sienten las víctimas cuando ya saben que su destino es... el plato. En este sentido Óscar Rojo demuestra tener pulso para rodar secuencias complejas en las que los actores (fundamentalmente formados en las tablas de los teatros) tienen que exteriorizar una serie de emociones y de reacciones nada fáciles de mostrar en pantalla.

 

 

La contención de Mario de la Rosa, el protagonista, es esencial, mientras que Marta Flich y Sara Gómez realizan de igual forma un gran trabajo "mosqueando" al espectador. El sibarita Fernando Albizu es otro de los grandes aciertos del reparto y, todo hay que decirlo, la breve aparición de Ismael Fritschi en un papel cómico alivia la tensión y relaja el tono, de modo que habría sido una buena idea ampliar el alcance de su personaje.

 

Jugando en contra del guión, se aprecia un excesivo interés por remarcar lo obvio en momentos en los que la insinuación habría sido una baza ganadora. Omnívoros no es una película perfecta pero desde luego sí diferente y atrevida, una rara avis en el momento actual en el que sacar adelante un proyecto de estas características resulta muy complicado. Le habría venido bien tener en cuenta que el espectador ya ha visto mucho y se hubiese adelantado más a sus pensamientos.

 

En conjunto, es una película recomendable para amantes del género y que tengan ganas de pasar un mal rato... (no son palabras mías sino del director). Buen provecho.

Valoración

Interesante propuesta de corte independiente que dista de ser perfecta pero cuenta con suficientes ingredientes como para mantener el interés del espectador y hacerle preguntarse un par de cosas.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

La idea original y cómo la historia va tomando forma a lo largo del metraje.

Lo peor

El tramo inicial resulta poco creíble y algunas interpretaciones, demasiado amateurs.

Lecturas recomendadas