Análisis

Crítica de Prisioneros

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Prisioneros, Keller Dover se enfrenta a la peor pesadilla de un padre cuando su hija de seis años, Anna, desaparece junto a su amiga Joy. A medida que pasa el tiempo, le va invadiendo el pánico hasta que en un ataque de desesperación decide ocuparse personalmente del asunto.2013 - DIRIGIDA POR: Denis Villeneuve - PROTAGONIZADA POR: Hugh Jackman, Jake Gyllenhal, Paul Dano, Viola Davis, Maria Bello y Terrence Howard. Ya en cines.

Denis Villeneuve, que ya nos dejó patidifusos a más de dos con el intenso drama Incendies hace ya tres años, vuelve a sumergirnos en la tragedia y la desesperación en Prisioneros, una cinta que te atrapa desde el principio y no te suelta (ni siquiera al final) y en la que vuelve a jugar con temas tan delicados como la identidad, las relaciones familiares y la separación forzosa de los seres queridos.

 

Nos encontramos en un tranquilo pueblecito en el que dos familias se reúnen para celebrar el día de acción de gracias. Se trata de dos matrimonios con dos hijos respectivamente: Hugh Jackman y Maria Bello son los Dover y Terrence Howard y Viola Davis los Birch.

 

En un momento dado, Anna, la hija menor de los Dover y Joy, la niña de los Birch

(Erin Gerasimovich y Kyla Drew Simmons respectivamente) deciden ir a buscar el silbato rojo de la primera y, así, de forma inesperada, Villeneuve detona la tragedia en medio de la cotidianeidad, porque su rastro desaparece desde el momento en el que salen de la casa.

 


 

El director se toma su tiempo para mostrarnos a los personajes, sus creencias, motivaciones y decisiones aunque sean moralmente reprobables desde la razón y consigue que el espectador se ponga en la situación de todos ellos: los que actúan, los que consienten, los que denuncian o se horrorizan. El thriller nos va llevando por diferentes sendas que nos ponen en la encrucijada, ¿qué haríamos nosotros si...?

 

Aaron Guzikowski, que debutó como guionista participando en la redacción del libreto de Contraband, realiza un trabajo excelente en Prisioneros, que se ve refrendado tanto en la captura de las imágenes gracias a la gélida fotografía de Roger Deakins como en la forma de rodar de Villeneuve que, afortunadamente, tiene la elegancia de sugerir antes que mostrar (enorme acierto).

 

 

El elenco de la película rebosa talento pero destacan muy especialmente un Hugh Jackman bendecido por el don de la intensidad dramática y una Jake Gyllenhaal que construye su personaje desde la contención sin necesidad de hablarnos demasiado de su pasado o sus aspiraciones. Él encarna al oficial de la policía encargado del caso de la desaparición de las niñas y representa la profesionalidad y la astucia de quien por encima de todo tiene una finalidad: recuperarlas con vida.

 

Entre tanto, solo cuentan con una única pista que se les escurre entre los dedos: la caravana aparcada en la calle y conducida por un hombre misterioso al que da vida Paul Dano, ¿quién es y qué hace allí? ¿Es un pobre hombre o el mismísimo diablo? El actor se blinda tras sus opacas y desfasadas gafas y consigue desconcertar al espectador que no sabe qué creer.

 

 

Por delante, dos horas y media de agonía que dejan el corazón encogido ante la disección del abanico de emociones que se desatan a raíz de semejante desgracia. Y todo eso sin caer en los tópicos del género y mostrándonos que de una forma u otra que todos son prisioneros y tienen luces y sombras. Además ciertos pasajes parecen directamente extraídos de una película de terror. 

 

Prisioneros es un gran trabajo que mejora aún más las expectativas ante Enemy, la próxima película de Villeneuve para la que volverá a contar con Jake Gyllenhaal y que llegará a nuestros cines en marzo de 2014. La base es la novela de José Saramago "El hombre duplicado", aunque la adaptación es muy libre. Veremos si nos deja tanta mella como sus dos últimos trabajos.

Valoración

Cuando Villeneuve te atrapa ya no te suelta, así que estás a su merced como instrumento en el que consigue tocar todas las notas de la escala emocional posibles. Fantástico thriller dramático que te pone contra las cuerdas.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Inmensos Jackman y Gyllenhal. La película no te deja respirar y te deja sin aliento.

Lo peor

Te toca mucho a nivel emocional y te deja con el corazón encogido.

Lecturas recomendadas