Análisis

Crítica de Puro vicio con Joaquin Phoenix, Josh Brolin y Reese Witherspoon

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Puro vicio (Inherent Vice) - DIRIGIDA POR: Paul Thomas Anderson - PROTAGONIZADA POR: . En cines a partir del 13 de marzo.ARGUMENTO: Doc Sportello, un peculiar detective hippie, recibe la visita de su exnovia para pedirle ayuda en una oscura trama en la que se ve envuelta, lo que le llevará a buscar respuestas en una galería de personajes bizarros.

La arrolladora personalidad cinematográfica de Paul Thomas Anderson (Magnolia, Embriagado de amor, Boogie Nights, Pozos de ambición, The Master) ha encontrado un aliado perfecto en las letras de Thomas Pynchon y en la interpretación protagonista de un Joaquin Phoenix que nos tiene malacostumbrados... ¡siempre consigue hacer brillar a sus personajes!

Y Doc Sportello le provee de todo lo que necesita para dejarnos (otra vez) boquiabiertos: ese toque de bizarrismo, impredecibilidad y magnetismo inherente a su rol en Puro vicio.

Paul Thomas Anderson es un director de culto, y razones para que así sea no faltan. En esta ocasión asistimos a una subversión del cine negro en toda regla. La expareja del detective privado Doc Sportello se presenta repentinamente cual fantasma con una historia sobre su amante, un promotor inmobiliario multimillonario del que acaba de enamorarse, y sobre un complot de su mujer (una viuda negra perfecta) y el novio de ella para secuestrarle y meterle en un manicomio.

 

El argumento es claramente una excusa para iniciar un alucinógeno viaje por los psicodélicos años 60, de la mano de la paranoia fumeta de nuestro hippie protagonista, al que vemos golpearse a sí mismo, gritar, fo...ar, correr, disparar y, sobre todo, fumar hierba.

 

 

Con un reparto de personajes que incluye estafadores, neonazis, drogadictos, camellos y roqueros, un usurero homicida, detectives de la policía de Los Ángeles con afición a los plátanos bañados en chocolate, un saxofonista clandestino y una misteriosa entidad conocida como Colmillo Dorado, Puro vicio es, como su propio nombre indica, una película "para consumo propio", un entretenimiento que bordea el delirio y nos planta al borde del precipicio en no pocas ocasiones.

 

Si los personajes son un jolgorio, no menos lo son sus intérpretes con sus respectivas caracterizaciones: por la pantalla desfilan la inquietante Katherine Waterston (Broadwalk Empire) que se marca una de las escenas más tensas, sensuales y sexuales de la película (hace palidecer a Cincuenta sombras de Grey cualquier fotograma), un marcial Josh Brolin, una pija de doble cara Reese Witherspoon, el esquivo Eric Roberts, la exjonqui Jena Malone, Benicio del Toro, Owen Wilson... Y suma y sigue.

 

 

Pero puede que las tres grandes bazas ganadoras de Puro vicio sean indistintamente la banda sonora, el trabajo de fotografía y el afilado sentido del humor, que carga contra la hipocresía, los falsos credos que abundaban como setas a finales de los 60, la división social entre hippies y "gentes de bien" y el exceso en cualquiera de los dos bandos: los primeros en su debacle hedonista (tremenda la secuencia en la que Joaquin Phoenix se horroriza ante una foto una vez que se nos acaba la carcajada y pensamos bien lo que nos quiere decir el director), los segundos empeñados en pasar por encima de los derechos civiles por el bien de la comunidad...

 

 

En resumidas cuentas, Puro vicio es un "must" en toda regla, una de esas películas llenas de capas en las que puedes dejarte llevar para disfrutar a secas y luego tirarte pensando lo tuyo e incluso tener un buen debate acerca de cómo te planteas tu vida.

 

Dos horas y media que pasan volando y que alimentan el ojo y el cerebro sin moralinas y con un esplendor visual de fábula: fúmatela como quieras y disfruta del colocón.

 

Y si eres fan de Paul Thomas Anderson, o tienes pensado iniciarte en su cine (harto recomendable), TCM tiene preparada una programación especial para estos días, os paso el planning:


Viernes, 13 de marzo:
17:05 Embriagado de amor (Punch-Drunk Love, 2002)
18:40 Magnolia (Magnolia, 1999)
21:45 Selección TCM: Paul Thomas Anderson (2015)
22:00 Boogie Nights (Boodie Nights, 1997)

 

Miércoles, 18 de marzo:
17:40 Boogie Nights (Boodie Nights, 1997)
20:10 Selección TCM: Paul Thomas Anderson (2015)
20:25 Embriagado de amor (Punch-Drunk Love, 2002)
22:00 Magnolia (Magnolia, 1999)

Valoración

Las letras de Thomas Pynchon han encontrado un director que las honra aplicándoles un estilo propio de lo más reconocible y sobre todo un Doc Sportello que se recordará durante mucho tiempo.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

La narrativa, el uso del color, la BSO, el humor, el muestrario de personajes y Joaquin Phoenix.

Lo peor

Dos horas y media de película que no llevan a ninguna parte (ni falta que hace).

Lecturas recomendadas