Análisis

Crítica de Red 2

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Red 2 recuperamos a Frank Moses asentado en su tranquilo retiro (aunque su novia se aburre ¡y cómo!). Sin embargo, pronto es contactado por Marvin para encontrar un dispositivo nuclear de cuya existencia han tenido conocimiento por medio de una filtración de WikiLeaks. Esto les llevará a enfrentarse a medio mundo, eso sí, con un polizón muy peculiar: su amada Sarah.2013 - DIRIGIDA POR: Dean Parisot - PROTAGONIZADA POR: Bruce Willis, John Malkovich, Mary-Louise Parker, Helen Mirren, Byung-Hun Lee, Catherine Zeta-Jones y Anthony Hopkins. En cines a partir del 9 de agosto.

Red 2 deja un sabor agridulce: por un lado volver a visitar a los personajes de la primera cinta no deja de ser agradable pero por otro da la sensación de que le falta chispa a los diálogos y de que el guión no tuviera ni pies ni cabeza (con giros imposibles, bajas impredecibles y muy, muy poca chicha).

Solo las interpretaciones de una impecablemente divertida Helen Mirren, tan femenina como letal, y de otros compañeros de reparto como John Malkovich y Anthony Hopkins hace que la propuesta merezca un visionado por mero entretenimiento estival.

Marvin contacta con un asentado Frank Moses, preocupado ya solo por sus barbacoas y su vida en pareja, pero la gravedad de los asuntos que le trae su excompañero hará que se embarque en un viaje por el mundo para neutralizar una amenaza que puede cambiar el curso de la historia.

La novedad es que esta vez no estará solo: su novia será su compinche, aunque sus métodos no son tan expeditivos como deberían.

El mayor despropósito es precisamente ése: el de tratar de conjugar una dosis bastante amplia de violencia gratuita con la "candidez" de la novia de Frank Moses (Mary-Louise Parker), una nueva invitada a las aventuras del grupo de agentes retirados que no termina nunca de encajar en el puzle aunque sí consigue despertar cierta simpatía al final, cuando por fin su personaje arranca y empieza a funcionar algo mejor. 

Como si fuera la crónica de una muerte anunciada, habrá Red 3, algo que se decidió antes de estrenar Red 2 y de que la película se diera el batacazo en salas comerciales. Y todo esto ¿por qué? Por la costumbre de exprimir el jugo al máximo a lo que funciona una vez.

Es evidente que a esta secuela le falta toda la frescura de su predecesora, basada en el cómic de Warren Ellis y Cully Hamner. No me parece mal que el espíritu de la película poco tuviera en común con el de la historia original, que aparecieran nuevos personajes y que la trama se expandiera y aligerara con un tono mucho más divertido y casi autoparódico, pero jugar dos veces con las mismas cartas, no tiene por qué tener como resultado una baza ganadora.

Entre los pros, es agradable ver a Catherine Zeta-Jones retomando su vis cómica y aunque, un tanto desaprovechado, también podemos ver a Byung-hun Lee (G. I. Joe: la venganza) repartiendo cera en un par de coreografías interesantes.

Muy al contrario, la película acusa el desgaste no de sus maduros protagonistas, que dejan claro que todavía tienen mucho que ofrecer con sus viejos métodos (entiéndase esta frase en un doble sentido: el de los personajes y el de los actores reales), sino de una falta de nuevas ideas o de valor para afrontarlas que de seguir este curso acabará asfixiando a la industria cinematográfica.

Sobre todo y lo que más mosquea es que teniendo este elenco no se aproveche mejor. No creo que sea incompatible realizar una película divertida y entretenida con el hecho de que te deje algún poso o que al menos te sorprenda en algún sentido que no sea únicamente el apartado visual.

Valoración

Entretenimiento puro y duro sin mayor trasfondo con el lastre de ser una secuela. Más de lo mismo, otra vez, que se salva solo por el reparto y alguna que otra cabriola en el plano de la acción que es disfrutable.

Hobby

67

Aceptable

Lo mejor

Helen Mirren, John Malkovich y Anthony Hopkins. Gran trabajo, como en cualquier otro registro.

Lo peor

El melodrama conyugal de Frank Moses no engancha ni siquiera cuando planea hacia la comedia.