Análisis

Crítica de Redención, con Jason Statham

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Redención (Hummingbird) - DIRIGIDA POR: Steven Knight - PROTAGONIZADA POR: Jason Statham, Agata Buzek, Benedict Wong, Siobhan Hewlett, Jason Wong, etc. Ya en cines.ARGUMENTO: Joey Smith es un exsoldado que tras una experiencia dramática en Afganistán se ha convertido en un vagabundo atormentado. Harto de las injusticias que ve constantemente a su alrededor, los acontecimientos le llevan a convertirle en un “ángel vengador”. Pronto verá como su pasado se mezcla con su turbio presente y cómo sus intentos de forjar una nueva vida comienzan a desmontarse.

Redención toma como punto de partida el pasado de Joey Smith, un hombre adiestrado como soldado que tiene una experiencia traumática en Afganistán, pero esa información se nos escamotea a los espectadores que somos desplazados en el tiempo hasta un año después para reencontrarnos con nuestro personaje ya en Londres, hundido en la miseria y el alcohol. Además de frecuentar los barrios más bajos y las peores compañías, va de mal en peor. Se ha convertido en un looser de tomo y lomo y el pasado vuelve a él una y otra vez. No puede perdonarse a sí mismo y se abandona totalmente a su suerte.

Sin embargo, por casualidades de la vida, va a tener la posibilidad de recuperarse durante un verano de lo más peculiar. Tras entrar en la casa de un hombre adinerado, descubre que éste va a ausentarse de su domicilio durante las vacaciones estivales, tiempo que aprovechará nuestro héroe para recomponerse, ajustar cuentas y usurpar su domicilio y sus bienes para vivir una tiempo como pez en el agua.

Pizza para indigentes

Tanto por el periplo personal del personaje como por la compañía que empieza a frecuentar: la de una monja que se dedica en cuerpo y alma a la beneficencia, se entiende que Joey pretende administrar una suerte de "justicia a su manera". Aunque su forma de amasar pasta no es precisamente la más adecuada, tiene en mente lo que ha vivido y trata de reparar en parte el daño que ha hecho por obra o por omisión y de compensar a quienes pasan momentos difíciles.

¿Recordáis el anuncio de "Un Donut, por favor"? Tenía una amiga que un día, muy seria, me dijo que si se hiciera realidad y cada vez que levantáramos un dedo nos cayera un Donut se acabaría el hambre en el mundo. Su razonamiento me pareció tan simple y tan frívolo que me eché a reír... Pues algo similar pasa cuando este hombre manda a un comedor social chorrocientas motos de Domino's Pizza para alimentar a los sintecho de la calle... Buen (y descarado) emplazamiento de producto, pero valiente tontería...

Graves problemas sociales pero superficiales lecturas

La película se empeña tanto en centrarse en la figura principal que pasa por encima de temas realmente muy duros: los abusos sexuales, la mano de obra esclava, la trata de blancas, el tráfico de drogas, las diferencias sociales entre ricos y pobres...

Todo se muestra o se insinúa pero no se profundiza en nada ni hay un mensaje claro al respecto, por lo que se pierde una oportunidad preciosa para generar una reflexión profunda en el espectador que se queda en ciertas encrucijadas éticas personales sin trascender más allá.

Lo dicho, la atención se focaliza en Statham y en sus visiones de colibríes, que representan su sentimiento de culpabilidad por lo que le sucedió en el pasado y que solo conocemos muy al final del metraje. Y lo demás se diluye en ciertos avatares personales del protagonista sobre los que no os quiero spoilear.

Entre los logros de la película, sin lugar a dudas, el trabajo de Chris Menges a quien recordaréis por su trabajo como director de fotografía en películas como The Boxer, El lector o Tan fuerte, tan cerca entre otros muchos proyectos.

Agata Buzek (La ronda de noche), Vicky McClure (Broadchurch), Ger Ryan (Raw), Benedict Wong (Prometheus) y Dai Bradley (Kes) completan el reparto de este film producido por el nominado al Oscar Paul Webster (La pesca del salmón en Yemen) y que se estrenó en Reino Unido ya hace un año, recogiendo críticas variopintas. ¡Ha tardado en llegar a nuestras carteleras!

Redención, es, desde luego, una cita ineludible para los seguidores de Statham, uno de los actores más reconocidos de las películas de acción de las que están por llegar varias secuelas: Los mercenarios 3, Mechanic 2 y Fast & Furious 7. No se pueden señalar muchos más atractivos de una cinta que podría haber dado mucho más de sí, sobre todo teniendo en cuenta las expectativas que teníamos puestas en debut en la realización del nominado al Oscar y reconocido guionista Steven Knight (Promesas del Este, Negocios ocultos), que, hay que decirlo, consigue sacarle un buen registro a Statham en cuanto a dirección de actores, pero no termina de cerrar el círculo con garbo.

Si nuestro protagonista se redime o no, tendréis que ir al cine para saberlo, pero a buen seguro que Knight lo consigue afinando más la puntería en próximos proyectos como Locke, el que está por llegar, y sobre el que charló con nuestro compañero Gustavo Acero en una interesantísima entrevista que podéis leer aquí.

Valoración

Redención viene a decirnos que cuando algo se rompe en tu interior, roto se queda. Statham sostiene la desigual trama que pasa de puntillas por temas demasiado importantes como el narcotráfico, la trata de blancas o la mano de obra esclava.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Destaca el trabajo de fotografía y la idea del ángel vengador, aunque se perciba como frívolo.

Lo peor

La trama romántica tan poco creíble, que desequilibra el guión.

Lecturas recomendadas