Resident Evil Vendetta
Análisis

Crítica de Resident Evil Vendetta, la película de animación CGI

Por Daniel Quesada
-

¡Los viejos amigos se reúnen! Una pena que sea porque a todo el mundo las venas se les están hinchando y les dan ganas de masticar cuellos... ¡Resident Evil ha vuelto!

Como en cierta película animada de cuyo nombre no quiero acordarme, el ciclo de la vida continúa su curso. Así, mientras las consolas han flipado con la redención de Resident Evil 7 y los cines lo han hecho con Resident Evil: El capítulo final, la rama de las películas animadas continúa su camino con esta Resident Evil Vendetta (no confundir con Resident Evil Venganza, que esa es de la Jovovich), tercera entrega de esta "subsaga animada" dentro del universo Biohazard.

Por si no sabéis de qué os hablamos, se trata de una serie de películas que cuentan con la bendición y participación de la propia Capcom y que, de hecho, respetan los acontecimientos vistos en los videojuegos. La primera entrega fue Resident Evil Degeneración y a esta le siguió Resident Evil: La maldición, ambas con un resultado bastante satisfactorio.

En esta ocasión, el director Takanori Tsujimoto (especializado en películas de acción como Bushido Man) coge la antorcha de la saga y nos presenta, 5 años después de la última película CGI, una nueva entrega protagonizada por el siempre recurrente Leon S. Kennedy, Chris Redfield y... ¡Sorpresa! Rebecca Chambers, la cual no había vuelto a tener peso en la trama principal desde los acontecimientos del primer Resident Evil. En concreto, el guión de la película tiene lugar después de Resident Evil 6 y antes de Resident Evil 7.

Resident Evil Vendetta

Juntos han de enfrentarse a la amenaza de Glenn Arias, un "chalao" que quiere vengarse de los que masacraron a sus familiares. ¿Cómo? Esparciendo el nuevo Virus A por todo el mundo, para convertir a sus víctimas en máquinas de matar, capaces de distinguir entre sus objetivos y sus aliados. Ya veis, es rencorosillo el muchacho. Junto a él veremos a unos sicarios muy propios de Resident Evil, como una "femme fatale" especializada en el sigilo o una mole de músculos armada con una ametralladora Gatling.

Aunque Chris tampoco se ha prodigado mucho por las películas, el verdadero incentivo de Resident Evil Vendetta es ver a Rebecca Chambers y en lo que se ha convertido: una científica de prestigio, que busca la cura para el nuevo Virus A. Aunque es valiente y ayudará a Leon y Chris, en el fondo está aquí para desempeñar el papel de damisela en peligro. El momento en que Arias la secuestra para intentar compensar la pérdida de su esposa es propio de un filme de Antena 3 en sobremesa... "Es que se parece mucho a ella", dice el tipo. Anda, que...

Resident Evil Vendetta

No os preocupéis porque, aunque el guión es verdaderamente bobo, la película consigue presentarnos momentos de acción realmente trepidantes. Mención especial para las coreografías de lucha, frenéticas y muy elegantes, en las que tanto Chris como Leon se lucen con sus dotes de pelea y tiroteo. Hasta tenemos una persecución con los icónicos perros zombi de la sega, que siguen a un Leon más chulo que nunca, a lomos de una Ducatti por plena autovía. ¡Al más puro estilo Matrix Reloaded!

Consigue los nuevos mangas de Resident Evil

Las peleas acaban culminando en el obligatorio "monstruo final" que sin duda os recordará a viejos conocidos, como el Tyrant de Resident Evil 2. Y es que hemos de reconocer que Resident Evil Vendetta esconde varios guiños para los veteranos de la saga, como el parecido de la mansión del prólogo con la del primer juego, el uniforme de campaña de Rebecca (¡qué recuerdos de sus orígenes y de Resident Evil Zero!) o las menciones a las amenazas previas, desde Umbrella hasta los Illuminati.

La relación algo tormentosa entre Chris y Leon también recuerda a esos conflictos que tuvieron en Resident Evil 6 y, por cierto, el look que presentan en esta entrega bebe directamente de ese juego. Eso sí, a Chris le han reducido un pelín los músculos, que ya casi parecía más monstruoso que Nemesis...

Resident Evil Vendetta

En cualquier caso, es precisamente en la estética donde más destaca Resident Evil Vendetta, gracias al estilizado diseño de personajes, sus animaciones faciales y a efectos de iluminación, partículas y explosiones que merecen ser vistos en el mayor número de pulgadas posible. Y no os preocupéis, que no se escatima en gore cuando hace falta, aunque quizá no es tan bestia como RE La Maldición. La música, por cierto, corre a cargo del legendario Kenji Kawai. Aunque cumple con su misión, dista mucho de la genialidad que mostraba en Ghost in the Shell.

¿Qué opinamos de los Resident Evil de imagen real? Analizamos todas las películas en nuestro especial Del juego al cine

Y así se podría resumir toda la película: se dedica a cumplir con el expediente, a seguir la fórmula de siempre (hasta los propios protagonistas se quejan de que siempre les toca hacer lo mismo en sus aventuras), pero desde luego no esperéis ningún sorpresón o giros increíbles en el guión. Los personajes están ahí para participar en una aventura tan trepidante como olvidable. ¿Habrá más entregas de películas de Resident Evil por ordenador, ahora que la saga parece volver a tener cierto prestigio? Desde luego, la escena final parece insinuar que sí, pero de ser así, esperamos que se vuelva a insuflar energía en el proceso y veamos algo más original. Ya que hemos visto a todos los protas, ¿qué tal si la próxima entrega está protagonizada por Tofu?

Resident Evil Vendetta se pone hoy a la venta en DVD, Blu-Ray (edición exclusiva metálica en Game, con disco de extras) y Blu-Ray 4K.

Valoración

Sigue la senda de las anteriores películas CGi: poca innovación en la historia, pero espectáculo garantizado. Está pensado para los que hayan jugado a toda la saga y quieran completar la historia.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Las vibrantes coreografrías de lucha y la cuidada estética. Los pequeños guiños a los juegos.

Lo peor

Tanto el villano como la propia historia son poco creativos. ¿En serio alguien sería así de retorcido?

Lecturas recomendadas