Rings
Análisis

Rings - Crítica de la película que nos trae de nuevo a Samara

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Rings, la película de F. Javier Gutiérrez. Se trata de la tercera entrega de The Ring protagonizada por Matilda Anna Ingrid Lutz y Alex Roe. En cines a partir del 10 de febrero.

Samara actúa también en el entorno 2.0. así que adiós al VHS y hola a las redes sociales y a Internet.

Rings, la tercera entrega de la saga desde que en 2002 The Ring pusiera la piedra fundacional de las versiones estadounidenses de The Ring (El círculo), la cinta original de 1998, viene a constatar que el universo ficcional de esta película está completamente agotado y exprimido.

El guión de David Loucka, Jacob Estes y Akiva Goldsman tiene tantos puntos ciegos que es imposible buscarle la lógica al argumento. Más allá de eso la realización de F. Javier Gutiérrez es eficiente pero los pasos de postproducción hacen que quede aún más clara la sobreexplotación de las ideas centrales de la película La Señal 3: los conceptos de cadena de transmisión, el círculo como metáfora de la maldición que se retroalimenta y del tormento de la protagonista y toda la simbología aparejada están tan manoseados que es imposible no ir tres pasos por delante de la historia y casi sabérsela de memoria antes de verla. 

¿Significa esto que los fans acérrimos de la franquicia vayan a sentirse decepcionados? Bueno, aquí tengo mis dudas, porque la película se molesta en intentar ser todo lo creepy que puede (historias truculentas, bichos e interferencias varias mediante) e incluso en propinarte un par de buenos y genuinos sustos. 

Vaya por delante que no es el tipo de historias de terror que a mí personalmente me atrapan pero sé de más de uno al que le gusta sentir el corazón en la boca aunque solo sea con un golpe de sonido o un efectista cambio de plano. Pues de eso hay bastante.

Todas las películas de la saga The Ring en DVD y Blu-Ray

Obviamente esta secuela está muy lejos de sus predecesoras, pero no comparto la crucifixión de la crítica estadounidense, hemos visto películas muuuuucho peores de este maltratado género y no hace tanto tiempo. Peca de formularia y de tener diálogos absurdos, pero sigue estimulando la amígdala para darte mal rollo a pesar de todo. Si os queda algún tipo de duda respecto a cuál es el tono de Rings, aquí tenéis los tres primeros minutos de la película para que os hagáis una idea:

Lo peor de Rings es que te la sabes de memoria, solo necesitas visionar el comienzo para tener claro los derroteros por los que va a discurrir al final. El guión tiene una carencia de imaginación alarmante dejando de lado algunas ideas que propone al principio y que sí que habrían podido hacer avanzar la trama en otra dirección.

Me explico: Julia, una joven angustiada por su novio, que investiga la oscura subcultura que rodea una misteriosa cinta de vídeo, de la que se dice que asesina a sus espectadores a los siete días de haberla visto, decide sacrificarse para salvarle.

Rings

Pero al hacerlo, un descubrimiento le hiela la sangre: hay una "película dentro de la película" que nadie ha visto jamás... y parece dirigirse exclusivamente a ella. El mensaje en cuestión le llevará a conocer en profundidad la triste historia de Samara, su origen y las razones que la llevaron a buscar una venganza global en la humanidad.

El caso es que Holt, el novio de Julia, es el detonante de toda la historia ya que al ingresar en la Universidad conoce a Gabriel (Johnny Galecki tratando claramente de huir de su personaje de Hofstadter de The Big Bang Theory internándose en otros géneros alejados de la comedia), un profesor obsesionado con la idea de desentrañar los misterios del alma humana y su capacidad para trascender a la muerte investigando el caso de Samara. 

Rings

A esta trama prometedora (al menos inexplorada en la que se ha generado una red solidaria y también de engaño para transmitir "el virus" e ir salvando vidas), se le da de lado a mitad de la película para transitar terrenos más conocidos y archiexplotados. Una pena porque era quizás el entorno de las nuevas tecnologías y la investigación científica donde a lo mejor podríamos haber tenido alguna sorpresa, o al menos tendríamos la posibilidad de no estar en todo momento viviendo un dejà vu.

Como decíamos, esta tercera entrega de la saga de terror 'The Ring' carece de lógica porque si contamos con 7 días como periodo de incubación, no debería quedar nadie sin haber visto el vídeo... pero bueno, como finalmente la película no va por ahí, queda como un fleco de los otros muchos que tiene la historia, que para estar en todo momento mostrando círculos no es nada redonda.

Rings

En el terreno de las interpretaciones nunca tenemos la impresión de que el elenco esté al cien por cien, ni siquiera la joven y entregada Matilda Anna Ingrid Lutz a la que el guión obliga en no pocos momentos a parecer un poco lenta de razonamiento con aseveraciones repetitivas como la de "he tenido una visión" y su tortuguiana manera de hilar conceptos que el espectador pilla al vuelo a la primera.

El que más destaca es Vincent D'Onofrio abrazando sin reservas a su personaje. Inevitablemente nos trae a la cabeza No respires, que desarrolla de forma mucho más certera y contundente una idea similar desde todos los ángulos que se mire (realización, ritmo, foto, interpretaciones...) pero no deja de ser un espectáculo verlo en su pequeño rol soltándose la melena (en sentido figurado, claro).

Rings

Rings (2017) es en resumen una pobre secuela que podría haber sido mucho mejor sencillamente saliéndose un poco del redil. Gustará a los amantes del susto facilón y desquiciará a quienes esperen un regreso de Samara digno de ponerles los pelos de veras de punta. Recuerdo aún con angustia las noches que pasé en vela tras visionar la primera entrega... Ésta no me ha dado ni frío ni calor siendo bastante miedica más allá de los puntuales sobresaltos que no dejan huella.

Tampoco tiene ninguna secuencia tan original que se te quede clavada en la memoria pero eso sí, os vais a hartar de ver ojos muy abiertos, caras de pánico, bichos y círculos, muchos círculos. Supongo que la pretensión final era revitalizar la franquicia para ofrecer una nueva entrega, pero no creo que haya más de donde tirar...

Valoración

Rings propone un decepcionante reencuentro con el universo de The Ring. Se mueve en el terreno de lo mil veces visto, si bien no está mal filmada.

Hobby

46

Malo

Lo mejor

Vincent D'Onofrio disfruta entregándose al histrionismo con su extremo papel. Quienes disfruten de los sustos tienen unos cuantos buenos aquí.

Lo peor

Muy mejorables los diálogos, la historia, los efectos especiales y las interpretaciones. El conjunto es bastante del montón.

Lecturas recomendadas