Análisis

Crítica de Ronaldo, el documental autorizado del deportista

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Ronaldo - DIRECTOR: Anthony Wonke - PROTAGONISTAS: Cristiano Ronaldo, Cristiano Ronaldo Jr. y María Dolores dos Santos Aveiro. Ya disponible en Digital HD y disponible en Blu-Ray a partir del 13 de noviembre.ARGUMENTO: Inicios, motivaciones y periplo vital de Cristiano Ronaldo hasta convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo.

Cuando uno va a ver un documental autorizado de una gran figura del deporte en activo, es inevitable temer que te vayan a presentar un cuento de hadas en el que todo es de color rosa, una especie de hagiografía que solo muestre la mejor cara del personaje para dignificarlo y auparlo un poquito más a la gloria mediática.

Lo cierto es que Cristiano Ronaldo, a pesar de su impulsividad y su altanería tiene diáfanamente clara cuál es la imagen que quiere proyectar con Ronaldo y no se esconde de lo que es y lo que quiere en ningún momento, así que, en ese sentido, las cartas están boca arriba desde el primer momento, lo cual se agradece. De hecho, los primeros impases del documental comienzan con sus propias palabras en las que viene a decir que lo que más le importa en el mundo es ganar, ser el número uno, que se reconozca su esfuerzo y darle lo mejor a su familia.

Decían en la presentación del documental que generosamente había cedido imágenes nunca vistas de su vida privada y que había colaborado en todo momento para la elaboración del mismo, que nos encontraríamos ante la persona dejando a un lado al futbolista estrella que copa los titulares deportivos. En este sentido, una de cal y otra de arena. Es cierto que accedemos a facetas de su vida inéditas relativas sobre todo a su relación con sus padres, su hermano y sobre todo su hijo, pero también es cierto que es tan clara su opacidad a la hora de abordar otras facetas de su vida que, efectivamente como insinúa el cartel, solo vemos a medio Cristiano, el que él nos deja ver.

Para mí que no soy una persona especialmente aficionada al deporte, ni en concreto al fútbol y que de hecho no sigue la actualidad de lo que llamo "el corazón del deporte" (él mismo habla de que las rivalidades las crean los medios) el documental Ronaldo tenía dos retos por delante: mantener mi interés y aportarme algo y para mi sorpresa, a pesar de que la labor de dirección de Anthony Wonke parece a menudo un tanto impostada, la cinta cumple ambos objetivos. Como decíamos, el retrato está de forma premeditada incompleto y el propio protagonista dice por qué quiere seguir manteniendo su privacidad en ciertos aspectos, pero el resto es muy revelador para comprender cuáles son sus objetivos y su forma de pensar, por más que su estrategia en el campo de juego, esta vez se vea de lejos.

Si lo adoras, lo adorarás más; si lo odias, es probable que tu recelo no se disipe un ápice pero si te acercas a esta obra por simple curiosidad vas a sorprenderte y mucho. No porque estemos ante el clásido relato de cómo un humilde muchacho portugués escaló hasta llegar a la cima ni porque tenga diez cochazos entre los que elegir para salir de su pedazo de casoplón sino porque a pesar de tenerlo todo, es una persona tremendamente presionada y solitaria.

 

También arrogante, también conflictiva. Muestra un desprecio absoluto al "cómo" dándole preeminencia a las metas y tiene claro que solo se recuerda al que triunfa, al vencedor de la competición, a quien deja atrás a los demás en la escala de medición para estar por encima de todos ellos. La gente memoriza la lista de los ganadores, no de quienes jugaron mejor pero perdieron. La vanidad es parte del éxito, viene a decir en un momento dado.

 


Y, sí, no le gusta perder ni a las canicas... Para muestra sus reveladoras (y divertidas) conversaciones con su hijo Cristiano Jr. "Papá, ese hombre es más grande que tú", le dice y él replica "Él es más alto, pero papá es más fuerte".


Es curioso pero los documentales de esta naturaleza suelen tener por objetivo hacerte empatizar con el protagonista absoluto, pero (y ésta es su gran virtud) como espectador vas saltando de uno a otro: de él a su madre, a su hermano, a su hijo... Puedes ver cómo todo ese éxito ha cambiado sus vidas, las ha moldeado y ha transfigurado sus deseos en obsesiones. Cuando tienes todo lo que soñaste, el vértigo viene si piensas que puedes perderlo. Es la soledad del corredor de fondo.




Por el camino los hitos que lo marcaron: la muerte de su padre, el alcoholismo y la recuperación de su hermano, la figura de su madre, que afirma que fue un hijo no deseado, y su voluntad de ser padre a su manera... Y siempre, la portería del rival y el balón de oro en mente, el reconocimiento máximo para su trabajo.

 

A Ronaldo le falta la honestidad de mostrar más pero lo que muestra, lo hace sin prejuicios, sin ambages y con vocación de hacerle descubrir al espectador aspectos desconocidos del personaje. Si eso lo humaniza o lo deshumaniza más, es digno de un debate después del visionado. Os dejo con el tráiler:

 


Valoración

A estas alturas realizar un documental sobre una de las figuras más controvertidas y conocidas del deporte es arriesgado, pero el retrato de Cristiano Ronaldo queda perfectamente esbozado.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Por mucho que sepas de él, verás facetas que no conocías.

Lo peor

Al ser un documental autorizado la labor de Anthony Wonke queda en segundo plano.

Lecturas recomendadas