Análisis

Crítica de La señal, ciencia-ficción con Lawrence Fishburne

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: La señal (The Signal) -  DIRIGIDA POR: William Eubank - PROTAGONIZADA POR: Laurence Fishburne, Brenton Thwaites, Olivia Cooke, Beau Knapp, Lin Shaye, Robert Longstreet y Jeffrey Grover. En cines a partir del 13 de febrero.ARGUMENTO: Unos jóvenes rastrean la señal de un hacker para tratar de descubrir el lugar desde el que opera, pero cuando consiguen llegar hasta el origen de su rastreo sus vidas cambian para siempre de una forma que ni siquiera habían podido llegar a concebir.

Esta fascinante cinta de ciencia-ficción de presupuesto inversamente proporcional a su arrojo, está protagonizada por Laurence Fishburne (HannibalMatrix), Brenton Thwaites (Maléfica), Olivia Cooke (Ouija) y Beau Knapp (Super 8).

En La señal Nic, su novia Haley y su mejor amigo Jonah son tres estudiantes universitarios que están planteándose su futuro. Haley se traslada durante un año, y Nic y Jonah la están ayudando con la mudanza a la otra punta de Estados Unidos. Durante su viaje deciden dar un rodeo para localizar a un genio informático que ya ha conseguido colarse en los sistemas del MIT y sacar a la luz fallos de seguridad colapsando los terminales de ambos.

 

 

Su rastreo les lleva a una zona aislada en la que sucede algo inexplicable. Cuando Nic recobra el conocimiento, se encuentra viviendo una pesadilla: Haley y Johan han desaparecido y su única pista es el hombre que lo está interrogando meticulosamente, el doctor Wallace Damon. Nic pugna por liberarse y regresar a la normalidad, pero eso puede que ya no esté en su mano.

 

La gran baza que juega con maestría William Eubank es la de mantener al espectador siempre en el mismo plano de conocimiento que nuestro protagonista, que va descubriendo lo que sucede a su alrededor sobre la marcha. Eso hace por una parte que sea tremendamente fácil empatizar con él y meterse en sun piel y por otra parte, obliga al respetable a estar en todo momento cuestionándose lo que ve y preguntándose por dónde irán los tiros... 

 

 

No es fácil catalogar La señal, y esa es otra de sus bondades: en parte drama, en parte cinta de terror, thriller y desde luego brillante pieza de ciencia-ficción consigue amalgamar de forma satisfactoria muchas tendencias cinematográficas además de tomar referencias de películas tan dispares como Cube, La fuga de Logan, Pi, fe en el caos o Moon. El aprovechamiento de las localizaciones y su peso en la trama es fundamental, como en todas ellas, así como la necesidad de buscar una salida o superar un bloqueo.

 

En una entrevista, Eubank ha resaltado, por encima de todas esas influencias, la de La dimensión desconocida, aseverando que quería conseguir con su película el mismo efecto que la serie con elementos extraños que hicieran plantearse al espectador qué diantres está pasando en cada momento.

 

 

Objetivo conseguido gracias a varias claves: buenas e inquietantes interpretaciones que consiguen guardarse las cartas hasta el último instante, una permamente sensación de desasosiego apoyada en el formato de grabación panorámico y un contraste brutal entre lo antiguo y lo nuevo, lo puntero y lo arcaico, lo corriente y extraordinario, lo racional y lo sobrenatural.

 

Eubank comenzó trabajando como director de fotografía y vaya si se nota en la elección de los encuadres y las líneas de fuga, en la búsqueda de un estilo visual contenido pero impactante y en la utilización de los recursos fundamentales: la luz y el color.

 

 

La señal también tiene sus puntos débiles derivados de algunas de sus virtudes: el hecho de que navegue por diferentes registros le resta algo de impacto y velocidad a la trama en su comienzo y puede llegar a desconcertar al espectador, del mismo modo que su intensidad dramática en algunos momentos clave puede parecer excesivo.

 

Con todo, merece una gran consideración la plasmación visual de la trama y el aprovechamiento al límite del ajustado presupuesto: solo 4 millones de dólares para levantar este proyecto nos hacen pensar las horas de trabajo que hay detrás... Y da vértigo.

 

Dista de ser redonda y deja ciertos flecos sin rematar, pero es una de las películas de ciencia-ficción más sorprendentes y estimulantes de los últimos tiempos: ya quisieran cintas de abultadísimos presupuestos invertir cada centavo de una forma tan original.

Valoración

La señal es un gran ejemplo de cómo exprimir al máximo un presupuesto limitado: los FX son tan creíbles que cuesta concebir que hayan podido realizarse con solo 4 millones de $. Una de las sorpresas de la temporada en lo que a ci-fi se refiere.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

La intriga, las referencias a otras películas y los efectos especiales.

Lo peor

Si eres quisquilloso encuentras con facilidad pequeños fallos y la historia deja flecos sin aclarar.

Lecturas recomendadas