Análisis

Crítica de Star Trek: en la oscuridad

Por Raquel Hernández Luján
-

ARGUMENTO: En Star Trek: en la oscuridad la tripulación de la nave Enterprise tendrá que hacer frente a un hombre muy poderoso que atenta contra la Flota Estelar desde dentro. Kirk tendrá que internarse en territorio klingon para tratar de atraparlo y reafirmarse como capitán de su nave, llevando su sacrificio personal hasta sus últimas consecuencias.2013 - DIRIGIDA POR: J.J. Abrams - PROTAGONIZADA POR: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Benedict Cumberbatch, Karl Urban, Simon Pegg, Alice Eve, Bruce Greenwood, Peter Weller, Anton Yelchin, John Cho, Noel Clarke.

ACTUALIZADO 26-7-2014: Recuperamos para nuestro especial de ciencia-ficción la crítica de Star Trek: En la oscuridad, que analizamos en el momento del estreno de la película.

TEXTO ORIGINAL (11-9-2013): Como bien demuestra en esta Star Trek: En la oscuridad, el director Jeffrey Jacob Abrams maneja los resortes de la narración como un verdadero maestro: consigue equilibrar las abundantísimas escenas de acción con el desarrollo de los personajes, dando las pinceladas necesarias para permitir al espectador comprenderlos y empatizar con ellos y ofreciendo un espectáculo de lo más recomendable.

Tal y como comentó el productor en su visita a España, la nueva película de Star Trek va destinada a un público muy amplio, de modo que no solo los fans incondicionales podrán disfrutar de ella, sino que cualquier persona, incluso si no ha visto la primera entrega de este relanzamiento, puede encontrar en esta cinta una fantástica propuesta (y todo ello sin destrozar el espíritu trekkie).

Una de las cosas que más llaman la atención y que mejor lograda está es la recuperación de la estética de la serie en la caracterización de los personajes: tanto el vestuario como el maquillaje vienen a respetar el aspecto original de todos ellos pero sumándoles un plus de innovación de lo más interesante. Todo un halo de ingenuidad bien entendida que le aporta mucho a la cinta.

El equilibrio entre lo novedoso y lo conocido

Nada de espantosos efectos CGI de los que te sacan de la cinta: máscaras y maquillaje. Esto se plasma especialmente en el vestuario de ellas, su caracterización y sus peinados. Se respira un cierto aire retro que entronca perfectamente con la estética reconocible de la saga.

Esa conjunción de lo antiguo y lo nuevo también está muy bien mostrada en las localizaciones de la cinta: el Londres que se nos muestra, los vehículos, los adelantos tecnológicos y las fantásticas herramientas están integradas en la arquitectura que conocemos y son lo suficientemente reconocibles para que resulten tan creíbles como funcionales dentro de la historia. Nada es baladí o está para adornar, sino que tiene un propósito dentro de la trama.

¡A disfrutar!

El guión escrito por Roberto Orci, Alex KurtzmanDamon Lindelof consigue guardar los suficientes ases en la manga como para mantener en todo momento el interés de espectador, generando una ambigüedad en torno a ciertos personajes que le hace un gran bien al nudo de la historia.

 

Persecuciones en curvatura, diálogos con el futuro, pérdida del control de la Entreprise y por tanto de la gravedad, armamento secreto y proyectos que pueden llevar a una guerra directa con los temidos klingon.

 

 

Star Trek: En la oscuridad ofrece todo lo que se espera de ella y más, aunque, eso sí, las aventuras extraplanetarias quedan reducidas a la visita inicial de Nibiru y se echa en falta un poco más de ese espíritu viajero (que seguro que es compensado en próximas entregas). La talla del villano, Josh Harrison, al que da vida con maestría Benedict Cumberbatch, lo merece. De hecho ha creado a un personaje totalmente tridimensional, con luces y sombras al que es posible comprender y temer a la vez.

Todas las piezas del engranaje son importantes

La cinta es muy coral, aunque centra su atención especialmente en el proceso por el cual Kirk se afianza en su rol de capitán de la nave Enterprise y en su relación con el emocionalmente inalterable Spock. Ellos dos son los ejes principales en torno a los cuales gira la acción dramática. De nuevo, el alivio cómico lo pone Simon Pegg desde su personaje Scotty, y curiosamente también Karl Urban desde su rol del doctor Bones.

La cinta también presenta a la actriz Alice Eve como la doctora Carol Marcus, una brillante bióloga molecular y nueva integrante de la tripulación que a buen seguro dará mucho juego en sucesivas entregas (para los que no conozcáis la historia original, no cuento más).

Nota sobre los formatos

Como bien sabéis tuvimos la ocasión de visionar los primeros minutos de la película hace unos meses en IMAX. Os lo cuento para que lo tengáis en cuenta: la productora Paramount Pictures pidió al director J. J. Abrams que filmara la película en 3D, pero Abrams quería rodar la película en dos dimensiones con cámaras IMAX. Finalmente fue filmada en el formato IMAX y luego se convirtió en 3D en el proceso de postproducción. Este hecho marca un hito en la historia del cine, ya que es la primera vez que se convierte un formato IMAX a 3D a posteriori.


El pase de prensa al que acudí fue en los cines Kinépolis y la proyección en 3D... Resulta bastante impresionante el resultado, pero, como suele suceder, no puedes disfrutar del color de la película, y, al ser una cinta con tanto movimiento y tanta acción, a mí al menos, me cuesta mucho procesar tanta información y me pierdo los detalles. Mi consejo: al menos una vez tenéis que verla en IMAX, que es el formato para el que está pensada desde su origen. En 3D la experiencia es totalmente diferente y también recomensable, porque tampoco se parece a otros 3D que hayáis visto antes.

Por cierto, a la vez que se estrenó esta película llegó: Star Trek: The Videogame, aunque ya os adelanto que no llega ni a la suela de los zapatos de la saga cinematográfica, por desgracia. Y, si queréis conocer otros clásicos del género, visitad nuestro especial de cine de ciencia-ficción.

Valoración

Magnífica continuación de la saga Star Trek que aúna la estética clásica de la serie con un aire renovado e innovador. Acción y emoción se encuentran en un balance perfecto.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

El ritmo, la dirección artística, el diseño de producción y Benedict Cumberbatch, ¡magistral!

Lo peor

Te deja con ganas de ver más, de revisitar la serie, de empaparte del universo trekkie...