Análisis

Crysis 2 analizado y... ¡alucinados!

Por José Luis Sanz
-

Cuando uno echa la vista atrás con Crytek, sólo le vienen a la cabeza tres palabras: PC, juegazos y, sobre todas las cosas, motores gráficos espectaculares. Estos chicos, que empezaron programando benchmark para ordenadores y que dieron el salto (¡¡y qué salto!!) con un tal Far Cry, parecen haber aprendido a darle sentido a ese catálogo de virguerías técnicas que son capaces de sacarse de la chistera cada tres o cuatro años.

Así que tras Far Cry y el sobresaliente Crysis y Crysis Warhead (que era una especie de mirror del primero), no nos queda más remedio que entregarnos al poder de Crysis 2. Poder, por cierto, que también pueden probar los consoleros de toda la vida. Esos a los que un ratón y un teclado les son tan ajenos como un walkman a un niño de 5 años...

Crysis 2 es, por decirlo así de sopetón, una salvajada de juego que puede presumir de ser uno de los más perfectos (visualmente hablando) que hemos visto en los últimos tiempos. Y, de verdad, que no estamos exagerando lo más mínimo...

Un lío de bandos, amigos y enemigos

Crysis 2 nos cuenta la invasión extraterrestre de la Tierra, la infección de media humanidad por culpa de un virus que los mata (por fortuna no los convierte en zombies) y la llegada de unos aliens que han dejado la Gran Manzana hecha trizas. Unos padecen la enfermedad, los otros (soldados CELL) luchan para cortar su expansión y, además, contra los aliens. Y nosotros aparecemos en medio de unos y de otros. Los CELL quieren el traje y los aliens que desaparezcamos. ¡¡Genial!!

Con este panorama el objetivo del juego queda vago al principio ya que tendremos que escapar de nuestros propios congéneres para ir a buscar a un científico que nos eche una mano y que, parece, tiene bastante claro cómo podemos cargarnos a los aliens. Pero por otro lado nos andan buscado y no sabemos por qué. Luego aparece el creador de los trajes y nos ayuda a que vayamos a la colmena alien y entonces los soldados CELL dejan de dispararnos. ¡¡Un lío!!

Entra por los ojos

Crysis 2 es como uno de esos dulces que ponen los confiteros en sus escaparates para que entremos corriendo para cortar la hemorragia de babas en plan perro de Pávlov que hemos estado incubando en los últimos tiempos. Crytek, que tuvo el borrón de dejar escapar una betaza de Crysis 2 para PC a pocas semanas del lanzamiento, ha hecho muy bien su trabajo y, desde el primer momento, se nota que no estamos ante un cualquiera...

En PS3 y Xbox 360 Crysis 2 pinta bien y da la sensación de estar a la altura de cualquier otra virguería en plan Killzone o Gears of War, pero en PC, a pesar de no tener DirectX 11 y de haberse quedado en el 9 casi 10, la cosa es increíblemente perfecta. Podéis comprobarlo en las pantallas, que el juego de Crytek alcanza casi la perfección y en muchos momentos, más que imágenes ingame de Crysis 2, parece un enorme render en movimiento...

El traje de Prophet...

Igual que en otros juegos lo más importante del personaje son sus poderes, en Crysis 2 toda la gracia del combate reside en el nanotraje y sus cuatro poderes principales: salto, carrera, camuflaje óptico y escudo protector. Tanto si utilizamos uno como si nos decantamos por el otro, vamos a estar constantemente activando y desactivando cada una de estas cualidades para adaptarla a nuestra estrategia durante las batallas.

¿Estrategia? Pensaréis. Sí... Crysis 2 no es que nos ofezca una libertad total para hacer lo que queramos, pero tiene cierta variedad a la hora de enfrentarnos a los enemigos. No es un sandbox pero Crytek ha pensado que cada escenario disponga de tres vías distintas para superarlo, según queramos más o menos caña o según se van sucediendo los acontecimientos.

Existe, como es lógico, la táctica de toda la vida que es la de arrasar al enemigo sin contemplaciones, acabar con todos los soldados o aliens y vaciar los cargadores de nuestras dos armas principales. Luego está la intermedia, que consistiría en provocar cierto pánico en el enemigo, distraerlo y acabar en su espalda alcanzando el punto de control para seguir la aventura. Aquí hay que soltar disparos pero no muchos y, si puede ser, con un buen silenciador instalado en la punta de nuestra arma, mejor.

La última táctica en Crysis 2 es la cobarde total: no enfrentarnos a nadie, no levantar sospechas y llegar al punto de control sin apenas realizar un disparo. No es la mas aconsejable porque, en el caso de los aliens, nos quita de recoger unos cuantos miles de nanopuntos que nos vienen muy bien para mejorar los stats del nanotraje...

Para llevar a cabo cada una de ellas, Crytek ha concebido los mapas de Crysis 2 como un enorme entramado de atajos y túneles por los que podremos ir y venir según queramos. Así por ejemplo, en una de las fases donde tenemos un ejército de soldados desplegados en una plaza... ¿qué hacemos? Podemos ir disparando a los soldados uno a uno y enfrentarnos a ellos, lanzar una granada, distraerlos, volvernos invisibles para buscar su retaguardia o, más sencillo todavía, llegar hasta unos túneles que hay en la parte sur, alcanzar la zona alta del mapa sin levantar sospechas y completar el objetivo de llegar al punto de control. ¿Con cuál os quedáis vosotros?

Evidentemente hay lugares donde esto no funciona así y Crytek ha diseñado un nivel mucho más plano, pero sí es cierto que en puntos concretos de Crysis 2, esta disposición se repite machaconamente. Y no está nada mal, por que siempre nos queda la cosa esa de volver a jugar la fase de otra forma a ver si es posible completarla.

Un torrente de diversión

No es cuestión de ponerse pijo, pero la sensación que da Crysis 2 es soberbia. Tanto en lo que tiene que ver con el aspecto gráfico como en cuestiones puramente de juego. Es claro que el argumento lo podían haber afinado un poco más, pero sirve tal cual está y nos hace pensar que ocurre algo más de lo que nos cuentan. Que al fin y al cabo es lo que interesa cuando se produce una conspiración tan grande.

Otra cosa que también es reseñable son los combates. Desde el genial F.E.A.R. no veíamos unos tiroteos tan electrizantes en los que saltan cientos de partículas cada vez que pegamos un disparo. Eso sí, los enemigos (tanto soldados CELL como aiens) no es que sean Einstein y suelen estar muy justitios de inteligencia ya que sus reacciones son más que previsibles. Sería cuestión de probar a jugar en el modo de dificultad máxima para ver si estos enemigos han comido su pertinente tortilla de neuronas...

Crysis 2 es un título que añade partidas multijugador, por si la campaña se te queda pequeña a pesar de las 10 horas más o menos que dura. Como era más que previsible, esos modos online incluyen un montón de recompensas y opciones de subir a nuestro personaje con experiencia extra si hemos comprado alguna de las ediciones especiales que rulan por tiendas digitales (y físicas).

Los enemigos no brillan en exceso y se repiten bastante a menudo. Por ejemplo, entre los soldados, hay dos o tres tipos como mucho: las unidades normales, los francotiradores, los artilleros y pequeñas variaciones en función del arma que llevan. Los aliens, por su parte igual. Uno normalito, otro más blindado y un intermedio más alto y rocoso pero que con el rifle de francotirador suele morder el polvo a las primeras de cambio.

¡¡Por cierto!!, el otro día preguntábais sobre los jefes finales. Crysis 2 no los tiene como tal y pasamos de una a otra fase tranquilamente, tras alcanzar el punto de control que hayan establecido los señores de Crytek. Eso sí, en medio de un nivel puede aparecer un enemigo especialmente complicado, pero nada que no pueda solucionar unas cuantas balas del fusil.

Crysis 2 es un espectáculo inigualable que en PC alcanza niveles de perfección alucinante. Es cierto que si nos ponemos tiquismiquis podríamos sacarle los colores en algunos aspectos (la IA de los enemigos, por ejemplo) aunque no creo que estemos aquí para pedirle la Luna. Tal y como está pensado este Crysis 2 sirve y mucho para entretenernos y dejarnos con la boca abierta ante tanto despliegue de enemigos, escenarios, mapas, armas y explosiones. ¡¡No te lo pierdas!!

Valoración

Soberbio juego de acción en primera persona que tiene los ingredientes típicos de un género que estaba pidiendo a gritos un desarrollo así de bestia. Además, garantiza sus 10 horitas de modo campaña... que no está nada mal.

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

Visualmente es apabullante y nos mantiene bien atentos a lo que pasa en la pantalla.

Lo peor

El argumento no termina de cuajar y los enemigos adolecen de cierta lentitud mental...

Lecturas recomendadas