El Cuarto Mundo de Jack Kirby - Review del tomo 2 del clásico
Análisis

El Cuarto Mundo de Jack Kirby - Review del tomo 2 del clásico

Por Jesús Delgado
-

El Cuarto Mundo de Jack Kirby Volumen 2 ya se encuentra en tiendas. Analizamos en esta review el tomo 2 de esta colección que disfrutarán los lectores de cómic más veteranos.

Como ya so contamos no hace mucho, 2017 conmemorará los 100 años del nacimiento de Jack Kirby, uno de los dibujantes y guionistas más importantes del siglo XX y sin el cual muchos de los superhéroes y villanos que conocemos no existirían siquiera. Con motivo de esta efeméride, ECC ediciones (editorial de DC Comics en España) lanzó hace unos meses la reedición de la obra magna de Kirby El Cuarto Mundo. Ahora, nos disponemos a reseñar El Cuarto Mundo de Jack Kirby Volumen 2, la segunda parte de la serie. 

El Cuarto Mundo no es, propiamente dicho, una única colección sino una serie colecciones que confluyenron entre sí en los años 70 y que dibujó y guionizó a la vez el propio Kirby, con ayuda (eso sí, de un equipo formado por plumas como las de Mark Evanier, Stever Sherman o Vince Colleta).  Estas cuatro series eran Los Jóvenes Eternos (The Forever People), un grupo de hippies cósmicos que se oponían a Darkseid y sus secuaces en la Tierra; Los Nuevos Dioses (The New Gods), centrada esencialmente en Orión, el hijo de Darkseid criado en Nueva Génesis, que sin saber su origen se oponía a su padre; y finalmente Mr. Milagro (Mister Miracle), el escapista definitivo, cuyo nacimiento estaría ligado al de Orión. 

Cada una representaba un papel en una guerra entre dioses nacidos tras un Ragnarok cósmico. Orión y los suyos eran los soldados en las trincheras; los Jóvenes Eternos, la juventud inocente que no sabían el peso de los hechos que les rodeaba; Mr. Milagro, el pacifista que trataba de huir del conflicto, pero que era arrastrado a él por una causa mayor. Y en tanto, Jimmy Olsen y Superman eran los representantes de la Tierra, el escenario principal del conflicto. 

Llegados a este segundo tomo casi podemos daros algunas claves más sobre esta obra, que seguramente adoraránnuestros lectores que ya peinan canas.

Sin Kirby no habría superhéroes hoy

Quizá sea una exageración decirlo así, pero algo de verdad hay en la afirmación. Cuando leemos a Kirby, nos damos cuenta del peso de este autor y de su obra en la producción actual en la industria del cómic. El Cuarto Mundo, si prestamos atención, nos desvela el esqueleto primitivo de los crossovers, esa maldecida práctica constante en las colecciones de superhéroes, llamada a servir de cebo para retener al público lector.

Sin embargo, cuando Kirby se embarcó en El Cuarto Mundo, podemos ver la inmensa genialidad del autor, realizando el ingente trabajo de estas series bimensuales que además encadenaban entre sí, realizando el retrato de un complicado y enrevesados conflicto, que se dirimía a lo largo de varios escenarios, protagonizados por personajes tan dispares. 

Valiéndose de un lenguaje recargado y épico, El Cuarto Mundo servía de metáfora a Kirby para expresar las preocupaciones sociales de la Norteamérica de principios de los 70. El derrotismo de Vietnam y de la izquierda estadounidense, los movimientos pacifistas, etc... Y lo hacía, además, contactando con el público objetivo de los cómics, la juventud, aunque con un estilo heredero de los años 40 (que fue cuando comenzó a trabajar), que había ido madurando, aunque reteniendo sus señas de identidad propias.

¿Queréis saber más de El Cuarto Mundo? Esta es la review del tomo 1

Además, lejos de tomar por simple a su público, Kirby enmascaraba sus relatos con metáforas realmente elaboradas, pero fáciles de captar. Muchas de ellas servían precisamente para denunciar los pecados capitales de la sociedad occidental y de sus gobernantes, pero también la connivencia de los ciudadanos. Y, a pesar de ello, tenía tiempo para hacer algún que otro chiste de carácter popular, permitiendo el cameo de celebrities como la del cómico Don Rickles (una suerte de Fernando Esteso yankee de la época), que aparece en las páginas de este tomo.  

En cuanto al dibujo, aunque Kirby contaba con vicios adquiridos en cuanto a anatomía y perspectiva, sus viñetas y composiciones eran sencillamente poesía. Pero además, pulía su particular estilo con una narrativa muy ágil. Sus historias eran fácilmente legibles y entendibles y no requería de excesiva atención ni esfuerzo para seguirle el ritmo. Desgraciadamente, con el tiempo, su estilo narrativo se ha hecho más denso. Los lectores actuales, que no tengan costumbre de leer cómic antiguo, encontrarán alguna que otra dificultad a la hora de seguirle. Y no hablemos ya de digerir su estilo artístico. 

Con todo, El Cuarto Mundo de Jack Kirby Volumen 2 debería de ser tomado como una lectura continuista, ya que llegados a este punto y tras haber leído el volumen anterior, vamos viendo cómo las piezas van encajando y cómo Kirby elabora una historia que al culminar dejaría boquiabiertos a sus seguidores. Eso sí, acercáos a estos tomos con cautela, mucha paciencia y entendiendo que fuerpn publicados hace más cuatro décadas. 

El Cuarto Mundo de Jack Kirby - Review del tomo 2 del clásico

El Cuarto Mundo de Jack Kirby Volumen 2 ya se encuentra disponible en grandes superficies y tiendas especializadas. Su precio  es de 35 euros. 

Valoración

Una ejemplo del trabajo de Jack Kirby en la plenitud de su carrera. El origen de la fórmula de los grandes crossovers y de las sagas cósmicas de DC.

Hobby

79

Bueno

Lo mejor

El gustito comiquero de presenciar el desarrollo del cosmos de DC de manos de Kirby y de grandes personajes como Darseid u Orión.

Lo peor

Su lenguaje ha envejecido un poco mal.Debe entenderse como producto de su época. Poco atractivo para el lector novel de hoy.

Lecturas recomendadas