Cuerpo de élite
Análisis

Cuerpo de élite - Crítica de la comedia de María León y Miki Esparbé

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Cuerpo de élite: misión Palomares, la nueva comedia de María León y Miki Esparbé con Carlos Areces, Silvia Abril, Jordi Sánchez y Joaquín Reyes. En cines a partir del viernes 26 de agosto de 2016.

Expectativas incumplidas con esta comedia española que prometía y que, de hecho, cuenta con un buen diseño de producción y con un ramillete destacable de humoristas patrios de los que se esperaba mejor rendimiento. 

Entre ellos encontramos a Carlos Areces, Joaquín Reyes, Silvia Abril o María León, todos ellos reincidentes en el humor. La idea parte de cachondearse de las fuerzas del Estado: los Mossos d'Esquadra, la Guardia Civil, la policía de movilidad, la Ertzaintza y el ejército y de paso lanzar una crítica social que funciona a medio gas.

Cuando se mueve en el terreno del humor mortadelesco, Cuerpo de élite funciona de maravilla y lanza sketches muy blancos de lo más divertidos como el del especialista en interrogratorios gallego o la científica murciana. Realmente algunas líneas tienen toda la pinta de estar inspiradas en las viñetas de Ibáñez.

Sin embargo, cuando se interna en el terreno de lo políticamente incorrecto, es demasiado torpe y abusa de la paciencia del espectador, retorciendo y alargando demasiado los gags.

Cuerpo de élite

Eso unido al hecho de que algunos actores no trasladan ningún feeling cómico como es el caso de Juan Carlos Aduviri (También la lluvia) o de Miki Esparbé (Anclados), incomprensiblemente convertido en protagonista, contribuyen a lastrar un metraje que parece hasta largo a pesar de constar de solo 85 minutos.

En una comedia, como es lógico señalar, el ritmo lo es todo y, a pesar de que el montaje es correcto, la cadencia de situaciones divertidas se va espaciando hasta que gana fuerza un forzado romance y una torpe crítica social hacia la corrupción política y el choteo a la prensa.

Cuerpo de élite

Está clara la impronta de películas como Ocho apellidos vascos y su secuela o de series como Allí abajo que han encontrado un filón en los tópicos regionalistas que hasta hace poco eran casi tabúes trufados de líos de faldas. Cuerpo de élite lo lleva más allá ampliando su radio de acción a un personaje latinoamericano aunque profundamente españolista. 

El guión de Cristóbal Garrido y Adolfo Valor adolece por una conclusión en la que las risas están desaparecidas y en el que aflora un machismo y un tratamiento de la homosexualidad que deja mucho que desear.

Se comprende la buena intención de hacer una película que mete el dedo en las diferencias regionales para acabar abrazando la idea de la unión reconciliadora (aunque llegue a abusar del tema de Mecano de "Un año más" para concretarlo al final) y por supuesto, también el toque de Loca academia de policía de algunos momentos puntuales.  

Cuerpo de élite

Ojo, porque Cuerpo de élite viene con un título que nos da pie a pensar que habrá secuela. Si esta es la "misión Palomares", ¿con qué nos deleitará el grupo Atresmedia la próxima vez? Id haciendo vuestras apuestas... La mía es que si funciona bien en taquilla (algo poco esperable porque el boca-oreja no tendrá efecto "mecha"), podríamos tener un segundo episodio. Esperemos que mejor articulado y con un humor más contundente e inteligente que no roce el mal gusto.

Valoración

Decepcionante comedia que vuelve a incidir en los tópicos regionales (otra vez) e incorpora un forzado romance. Podría ser mucho mejor.

Hobby

50

Regular

Lo mejor

El diseño de producción es muy digno y ciertos sketches funcionan muy bien, aunque son solo destellos fugaces de humor.

Lo peor

La película va decayendo paulatinamente en ritmo hasta perder todo el fuelle. Es machista y poco original. Desaprovecha a los humoristas del elenco.

Lecturas recomendadas