Análisis

Dead Star - análisis para PS4

Por David Alonso Hernández
-

Versión comentada: PS4

El análisis de Dead Star nos embarca en un viaje hasta los confines del universo, donde la oscuridad es testigo de unas batallas multijugador online entre naves especiales armadas hasta los dientes.

Dead Star para PS4 es uno de los juegos de PS Plus en abril, lo que permite a los usuarios premium online de Sony disfrutar del título sin coste añadido, y -además- ha propiciado que nos lancemos a realizar este análisis de la versión para consola de un título que también está disponible en PC a través de Steam.

Desvelado en octubre de 2015, Dead Star es el primer juego "original" de Armature Studios, un equipo de desarrollo ubicado en Austin, Texas, y que hasta la salida de este arcade espacial se habían dedicado a realizar adaptaciones a otra plataformas de títulos como Metal Gear Solid HD Collection o The Unfinished Swan para PS Vita. Además, el equipo, que cuenta entre sus filas con Mark Pacini, director de Metroid Prime 3: Corruption, y Jack Matthews, antiguo miembro de Retro Studios, también se encuentra trabajando en ReCore, un prometedor juego para Xbox One y PC con el que están contando con la colaboración de Keiji Inafune, uno de los principales artífices de sagas como Mega Man, Onimusha o Resident Evil. 

Bien. Ahora que os hemos puesto un poco en situación, toca centrarse y hablaros de Dead Star, que es para lo que realmente habéis "pinchado" en el link de este análisis, ¿verdad? ¡pues vamos a ello!

Sobreviviendo en el destierro

La historia de Dead Star, que tampoco tienen demasiado peso en el desarrollo, nos relata como un terrible conflicto bélico llamado "Reckoning Wars" hizo que los 5 Imperios se empeñaran en demostrar su potencia de fuego... hasta que no dejaron ni un planeta habitable. El desastre fue tal que fueron necesarias 20 generaciones para restablecer el orden en la galaxia, algo que se consiguió gracias a la imposición de una ley universal que no concedía ni el más mínimo atisbo de clemencia a los delincuentes: aquellos que quebrantaran el orden con violencia serían desterrados inmediatamente a The Wastes (El Yermo) una especie de prisión ubicada en el profundo espacio exterior y en la que se da cita lo mejor de cada planeta. ¿Adivináis ya dónde se desarrolla el juego?

Aunque a primera vista el título de Armature Studios pueda parecer un arcade clásico de batallas de naves, lo cierto es que apuesta por un desarrollo mucho más estratégico y, sobre todo, centrado en la cooperación de hasta 20 jugadores simultáneos (10 por cada bando), por lo que podemos considerarlo un MOBA en toda regla. Así, el modo online (o Conquista) es el pilar principal sobre el que se sostiene Dead Star, lo que hace que su éxito dependa casi exclusivamente de que se cree una gran comunidad de jugadores, algo que -de momento- parece ir despacio y, en ocasiones, hemos tenido que esperar más de la cuenta a encontrar partidas disponibles.

Disparar a los enemigos, capturar puestos avanzados para obtener el control de diversas regiones o extraer minerales para mejorar nuestras defensas son los principales objetivos a realizar en estas batallas online, que se disputan a bordo de naves espaciales que se controlan con el clásico sistema de dirigir su movimiento con el stick analógico izquierdo y apuntar en cualquier dirección con el derecho. Por supuesto, tenemos diferentes naves a elegir, cada una con unas características (velocidad, resistencia...etc.) diferentes y con las habituales posibilidades de mejora.


Ya metidos en harina, o lo que es lo mismo, a bordo de nuestra nave en uno de los galácticos escenarios que se generan de forma procedural, las primeras partidas de Dead Star son un tanto confusas (indispensable que no os saltéis ningún tutorial) y lo cierto es que cuesta un poco comprender nuestro objetivo real en el juego. Esta sensación, que merma según vamos sumando horas a nuestro contador, nunca llega a desaparecer del todo y la amplia cantidad de rocas espaciales, estructuras y naves en pantalla no contribuyen demasiado a "guiarnos", por lo que en ocasiones nos encontramos vagando por el espacio sin saber muy bien qué hacer... sobre todo si los otros jugadores no están muy por la labor de tomarse la partida en serio.

Y es que, además de su algo confuso desarrollo, la principal virtud de Dead Star es, a su vez, uno de sus principales defectos; centrado exclusivamente en un modo multijugador online de hasta 20 personas simultáneas, la experiencia de una batalla a otra es radicalmente distinta, lo que se traduce en que es posible dar con partidas interesantes pero también con verdaderos despropósitos que nos hacen dejar pulsado el botón PS para llegar rápidamente a la salvadora opción de "cerrar aplicación".

Por lo demás, Dead Star tampoco consigue destacar en ninguno de sus apartados. Técnicamente, el juego se mueve de forma fluida y tiene algunos efectos resultones, pero -en general- la simpleza gráfica es la que manda y, como podéis apreciar por las capturas que acompañan a este análisis, su aspecto no está a la altura de lo que esperamos de un juego para PS4.

En definitiva: la idea de Armature Studios era bastante buena, sobre todo tras ver lo bien que ha funcionado la combinación de juego multijugador + estreno en PS Plus en títulos como Rocket League, pero por desgracia mucho nos tememos que a Dead Star le va a costar mucho obtener una comunidad de jugadores tan numerosa como la que posee el títulos de Psyonix... ¡aunque ojalá nos equivoquemos!

Valoración

Sobre el papel, su propuesta era muy buena. Pero, en la práctica, Dead Star no consigue convencer debido a un algo confuso sistema de juego y a una excesiva dependencia de que se cree una amplia (y seria) comunidad de jugadores.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Si encontramos una partida "en condiciones", ofrece algunos buenos momentos de acción y estrategia.

Lo peor

Desarrollo poco claro, dificultad para encontrar partidas a ciertas horas, gráficos algo simples...

Lecturas recomendadas