Dentro del laberinto
Análisis

Dentro del laberinto - Crítica del clásico de los 80

Por Raquel Hernández Luján
-

Sarah (Jennifer Connelly) debe recorrer un laberinto para rescatar a su hermano pequeño, que ha sido secuestrado por unos duendes y está en manos del poderoso rey Jareth (David Bowie). La niña descubre inmediatamente que ha llegado a un lugar donde las cosas no son lo que parecen. Dirigida por el creador de los Teleñecos, Jim Henson. El guionista es Terry Jones, George Lucas es el productor ejecutivo y Frank Oz el animador. Estrenada el 19 de diciembre de 1986.

Jim Henson, el mago de las marionetas y creador de los Teleñecos en 1955, dirigiría solo tres películas a lo largo de su carrera, que se desarrollaría más extensamente en televisión. Pero tiene además hay que decir que tiene otras marcas en el revólver como aquel magnífico programa, Fraggle Rock que nos recordaba que había que dejar a un lado los problemas para disfrutar o El cuentacuentos.

Los largos de los que hablamos: El gran golpe de los Teleñecos en 1981, Cristal oscuro en 1982 y Dentro del laberinto en 1986. Y ésta ultima cinta, que es la que nos ocupa, agrupa una ingente cantidad de talento delante y detrás de las cámaras.

Una joven y ya bellísima Jennifer Connelly es la protagonista femenina de esta aventura fantástica que la llevará a enfrentarse al Jareth, el rey de los goblins, rol que recae en el genio de la música David Bowie que nos dejaba a principios de año con tan solo 69 años y un puñado de incursiones en el cine (lo recordaréis como Tesla en El truco final, como Poncio Pilato en La última tentación de Cristo o en su cameo en Zoolander).

Además Bowie compone la banda sonora de la película en la que destacan temas como el de los créditos "Underworld" y, sobre todo, el marchoso "Magic Dance".

Dentro del laberinto
Criaturas de Dentro del laberinto

Antes de seguir hay que señalar que no fue ningún éxito de taquilla en su día a pesar de reunir al guionista Terry Jones de los Monty Python (sí, sí, el escritor de Los caballeros de la mesa cuadrada y La vida de Brian entre otras comedias inolvidables), a George Lucas como productor ejecutivo y a Frank Oz como animador. De hecho solo el tiempo y el cariño de los fans del género han aupado la cinta como uno de los títulos imprescindibles de cualquier lista de las películas más memorables de los 80.

Y es que, a pesar de ser una cinta dirigida al público infantil, su premeditada ambigüedad, su complejidad y los giros del guión hacen que se deslice por otra pendiente. Al fin y al cabo nos encontramos con un relato acerca de la evolución de una joven que emprende un viaje iniciático hacia la madurez...

Jennifer Connelly en Dentro del laberinto
Jennifer Connelly en Dentro del laberinto

En él tendrá que resolver acertijos, encontrar aliados y sobre todo cuidarse del rey Jareth que intenta embelesarla para que no recupere a su hermanito diciéndole: "Solo témeme, ámame, haz lo que te digo, y yo seré tu esclavo". En resumen: no dar nada por sentado, dudar de sus propios sentidos y agudizar su ingenio porque nadie, salvo ella, misma guiará sus pasos.

Entre los grandes aciertos de la película está por supuesto el trabajo artesanal a la hora de animar a las criaturas que vemos en pantalla.

Y no solo hablamos de esos goblins sobre los que reina Jareth sino los enanos, las puertas parlanchinas, las manos expresivas y toda clase de series extraños detrás de los cuales hay todo un equipo de operadores de marionetas.

David Bowie en Dentro del laberinto
David Bowie en Dentro del laberinto

Tampoco faltan referencias artísticas como la del baile de máscaras o las escaleras de los mundos imposibles de Maurits Cornelis Escher con múltiples perspectivas y secuencias, que, sencillamente, están resueltas con brillantez.

Surrealista y entrañable Dentro del laberinto sigue resistiendo los visionados como el primer día: hay que verla, reírla y bailarla. Y brindar por el regalo que nos hicieron Jim Henson y David Bowie, desde luego.

¿Te ha entrado nostalgia? Repasa nuestro especial de cine de los 80 y las películas estrenadas en 1986.

Dentro del laberinto David Bowie
David Bowie en Dentro del laberinto

Valoración

Todo un clásico de los 80 que nos caló muy dentro gracias al derroche de fantasía y humor que la equipara a La historia interminable o La princesa prometida. Para verla y disfrutarla una y otra vez y no dejar de cantar "Magic Dance".

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

David Bowie: su música y excentricidad. Las marionetas de Jim Henson y su imaginación con personajes tan entrañables como Ludo, Hagel o sir Didymus.

Lo peor

Será difícil adorar esta película para quienes la vean ahora por primera vez y no se dejen llevar por la magia de la película (intacta).

Lecturas recomendadas