DEX - Enhanced Edition
Análisis

DEX Enhanced Edition - Análisis de su versión PS4

Por Daniel Acal
-

Versión comentada: PS4

DEX es un juego de rol de acción con estética cyberpunk que llega a PS4 y Xbox One tras su paso por PC. Además la versión PS4 cuenta con una edición en formato físico que sale bajo el sello Badland Indie. Las versiones para Wii U y PS Vita saldrán más adelante, antes de que acabe el año.

DEX es un juego de rol de acción de marcada ambientación “cyberpunk” desarrollado por el estudio checo Dreadlocks que salió para PC hace un par de años.  No deja de sorprenderme lo (relativamente) poco aprovechada que está este tipo de ambientación en los videojuegos, ya que aunque cuenta con innegables buenos exponentes (ahí están los Snatcher, Flashback, I Have no Mouth and I Must Scream, System Shock, Deus Ex…) podría estar mucho más trillada de lo que está, con la cantidad de posibilidades que ofrece (y que esperamos que exploten futuros éxitos del género como el inminente Deus Ex: Mankind Divided o el esperadísimo Cyperpunk 2077) Y a tratar de ayudar a llenar ese hueco viene DEX, con sus implantes cibernéticos, sus luces de neón y una historia tópica pero efectiva que logra mantenernos enganchados hasta el final, como veremos a continuación.

DEX es un Action RPG de estética cyberpunk

 

Previsto inicialmente para Ouya, DEX se financió gracias a kickstarer (sus creadores pedían 14.000 libras y terminaron consiguiendo más de 30.000). Y ahora llega a PS4 y Xbox One (también hay previstas versiones para Wii U y PS Vita que llegarán antes de que acabe el año). Y además Badland Games, bajo su sello Badland Indie, lanza en nuestro país una edición en formato físico para PS4 que incluye la banda sonora  y extras en forma de DLC como nuevos trajes para la protagonista de esta historia.

Y la protagonista de esta historia es Dex, una mujer “normal” (o eso cree ella) como tantas otras que vive en la megaurbe de Harbor Prime, una ciudad que no tiene nada que envidiar a la futurista versión de Los Ángeles que vimos en Blade Runner (excepto los coches voladores y que aquí la protagonista prefiere comerse un kebab antes que fideos chinos) . 

A Dex le gustan más los kebab que los fideos chinos

Un día, Dex descubre que una poderosa corporación llamada El Complejo la quiere muerta. Sin tiempo de mirar atrás, comenzaremos una frenética huida hacia delante por los distintos distritos de la ciudad en busca de respuestas. Desde las malolientes alcantarillas hasta el bullicioso barrio chino, todos los los escenarios (y la trama) nos remiten a clásicos del género en sus distintas manifestaciones, desde la novela de William Gibson “Neuromante” (considerada la obra que dio el pistoletazo de salida a esto que llamamos “cyberpunk” allá por 1984), hasta pelis como Matrix o la citada Blade Runner y cómo no: videojuegos: desde Snatcher o Flashback hasta títulos más modernos como la serie Deus Ex.

DEX apuesta por un desarrollo bastante variado, ya que toca muchos “palos”, aunque sin profundizar demasiado en ninguno de ellos, lo que le convierte en un juego de rol bastante accesible incluso para los neófitos del género (de hecho, los más acérrimos pueden verlo algo simple). Ofrece un planteamiento no lineal con misiones que desarrollan la historia y no pocas misiones optativas que nos servirán para obtener experiencia y poder mejorar las habilidades de nuestra heroína de pelo azul.

Dex es una chica aparentemente normal que oculta un secreto que ni ella misma conoce

Como si fuese un “metroidvania”, nos moveremos por los distintos distritos interconectados, pudiendo volver atrás cuando queramos para, por ejemplo, abrir aquella cerradura de Nivel 2 que antes no podíamos abrir y ahora sí. Lo bueno es que contamos con bastante libertad para encarar las distintas misiones, pudiendo elegir entre la acción directa, el sigilo o incluso tirando de “verborrea" si desarrollamos lo suficiente nuestras habilidades de elocuencia y elegimos bien nuestras respuestas en las conversaciones. 

De nuestras decisiones dependerá, por ejemplo, qué camino elegimos para llegar a un sitio (una mala elección nos puede llevar por la senda más peligrosa). O si una situación se resuelve de forma agresiva o pacífica. Obviamente, no tiene la profundidad de un Mass Effect o de un Deus Ex en este sentido, pero se agradece que nos dejen decidir (y con subtítulos en castellano cuyo tamaño se puede regular, una opción que agradecerá más de uno).

En DEX podremos elegir distintas respuestas en las conversaciones

Por desgracia, el sistema de combate no termina de cuajar. Los ataques cuerpo a cuerpo son bastante inútiles cuando nos enfrentamos contra varios enemigos a la vez (algo que sucede muy a menudo). Y aunque la cosa mejora a medida que vamos desbloqueando nuevos ataques y posibilidades (como barridos), al final termina siendo un barullo de golpes en el que podremos también podremos cubrirnos. 

Cómo no, también podremos hacer uso de un buen surtido de armas de fuego (pistola, escopeta, magnum…) que  conviene usar en momentos puntuales más que de forma indiscriminada (o nos quedaremos sin munición). Pero lo cierto es que el sistema de apuntado resulta algo farragoso de primeras al usar el segundo stick para apuntar. Eso sí, permite disparar a las distintas partes del cuerpo de los enemigos, y si les acertamos en la cabeza les quitaremos más salud (y de paso, trofeo al canto). Pero en general, los combates no terminan de ser satisfactorios. Por ello, lo más práctico termina siendo eliminar a los enemigos sorprendiéndoles sigilosamente por la espalda o, más aún, atravesar los escenarios rodando a toda pastilla para evitarlos (su IA tampoco es como para tirar cohetes).

En Dex se apunta usando el segundo stick

Eso sí, a medida que avancemos podremos mejorar las habilidades de Dex, optimizando sus dotes de combate y obteniendo ventajas como reducir el retroceso al disparar. Y no sólo el combate, podremos mejorar también su resistencia, su elocuencia, sus habilidades para abrir cerraduras... A todo ello se suma la posibilidad de ponernos distintos implantes cibernéticos, al más puro estilo Deus Ex, que nos permitirán incorporar capacidad como un supersalto o puñetazos "eléctricos" (por poner dos ejemplos). Y también podremos recurrir al pirateo en el ciberespacio, que se resuelve con curiosas secciones en plan “matamarcianos”.

En cuanto al apartado técnico, su desarrollo en 2D con scroll lateral nos deja unos fondos bastante detallados, con un zoom bastante resultón que deja al descubierto lo bello que es el pixel en su vista más cercana. Sin embargo, se le notan sus orígenes “humildes” en detalles como las limitadas animaciones de Dex al correr o en las sorprendentes caídas de frames puntuales, sobre todo en las secciones de pirateo. Y su sistema de iluminación "dinámica" tampoco va muy fino...

Pero aún con sus fallos y limitaciones, DEX es un juego entretenido y bien planteado. Su historia, aunque bastante tópica, consigue mantener el interés durante las casi 10 horas que dura.  A poco que te guste la ambientación  “cyberpunk” lo vas a disfrutar. Y es un buen aperitivo ante la llegada del muy prometedor Deus Ex: Mankind Divided

Valoración

Un variado juego de rol de acción que engancha sin remisión a poco que te guste la ambientación "cyberpunk", a pesar de sus limitaciones y algunos fallitos técnicos.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Su historia atrapa hasta el final y ofrece un desarrollo variado y bastante asequible incluso para el público menos "rolero".

Lo peor

Los fans acérrimos del género pueden verlo algo simple. Algunas limitaciones y fallos técnicos empañan el resultado final.

Lecturas recomendadas