Análisis

Digimon Story: Cyber Sleuth - Análisis para PS4 y PSVita

Por Alejandro Alcolea
-

Versión comentada: PS4

Traemos el análisis de Digimon Story: Cyber Sleuth para PS4. Quienes queráis un JRPG para PS4 o PSVita, leed con atención esta review de Digimon Story: Cyber Sleuth porque el juego nos ha dejado muy buen sabor de boca.

El mes de marzo del 2015 desembarcaba en Japón Digimon Story: Cyber Sleuth, un juego para PS Vita perteneciente a la familia ‘Story’, los juegos de Digimon para consolas portátiles. Su anuncio en 2013, un año antes del decimoquinto aniversario de la franquicia, en exclusiva para oriente y las nulas noticias que recibíamos en occidente, hacían temer que se trataría de un producto exclusivo para el país del sol naciente.

Sin embargo, hace unos meses nos enteramos que el juego llegaría a occidente, algo que alegró a los fans de esta veterana franquicia y hoy ya podemos decir que Digimon Story: Cyber Sleuth está entre nosotros. Su llegada a occidente se produce en dos versiones digitales, la de PS Vita y una versión para PS4, la que hemos analizado. He de ser sincero, llevaba muchos años desconectado del mundo digital de los Digimon pero el videojuego ha conseguido que vuelva a interesarme por este fantástico universo.

Y es que, muchos crecimos con los anime y los juguetes de Digimon y encontrarnos con ciertos monstruitos en el juego y recordar, tras casi 15 años, a los espectaculares Angemon, Angewomon o Devimon con sólo ver a Gatomon y Patamon en el juego es algo… mágico. Os diría más, incluso recuerdo los capítulos donde vimos a estos fantásticos monstruos por primera vez y eso, la verdad, es una sensación que pocas veces tenemos.

Podría parecer que Media Vision y Bandai Namco quieren jugar con la nostalgia y ‘colarnos’ el videojuego sólo apostando por ese atributo. Ni mucho menos. Digimon Story: Cyber Sleuth es un juego que engancha por muchos factores pero, sobre todo, por una historia interesante que nos anima a seguir jugando.

Bienvenidos a EDEN

Como en el mundo real, la vida de los personajes de Cyber Sleuth está, cada vez más, ligada al mundo digital, al ciberespacio y, en concreto, a EDEN, una especie de Badoo de negocios donde adolescentes, familias, profesores y hasta ejecutivos quedan con sus homólogos para cerrar tratos o dar un garbeo virtual.

Cyber Sluth comienza en una de las salas de chat de DigiLine, un chat algo más arcaico, donde un grupo de amigos discuten sobre la actualidad, sobre EDEN y sobre un supuesto hacker que está pirateando esta red social. Como no podía ser de otra forma, el hacker se mete en nuestra conversación, invitándonos a EDEN y a disfrutar de todas las mejoras de ese mundo virtual. Ahí es donde comienza nuestra aventura y donde tomaremos la elección sobre el sexo que queremos tener en la partida. Podremos ser chico o chica aunque, la verdad, el carisma será el mismo.

Una vez en EDEN vemos que hay un problema, está lleno de piratas informáticos, y nuestro cuerpo queda ligado al ciberespacio. Sin saber cómo, volvemos al mundo real y nos recoge el primer cliché de la aventura, una despampanante detective llamada Kyoko Kuremi que no dudará ni un segundo en contratarnos para su agencia de detectives y es que, y aquí encontramos la verdadera trama, el mundo digital está atrapando a todo aquel que se adentra en él, dejando sus cuerpos en un estado comatoso.

Debido a la capacidad de nuestro personaje (podremos personalizar su nombre) para viajar por el ciberespacio y a nuestro propio interés por mejorar nuestra salud, nos unimos gustosos a la agencia de Kuremi y, claro está, no estaremos solos en nuestra cruzada ya que contaremos con los Monstruos Digitales o, coloquialmente, Digimon.

¡Hazte con todos!

Antes de hablar de los Digimon, los protagonistas del juego, quiero detenerme en el planteamiento de la aventura. Y es que, lejos de ser un videojuego de coleccionar y combatir, Digimon Story: Cyber Sleuth es un título con un planteamiento dividido en dos. Por un lado tenemos EDEN y el mundo real, dos sitios por los que podremos movernos libremente, dentro de unas limitaciones marcadas por barreras invisibles, donde la jugabilidad será muy familiar para los amantes de la saga Persona.

En el mundo real iremos de un sitio a otro y nos moveremos por varias localizaciones mientras cumplimos las misiones secundarias de Kuremi o avanzamos en la trama principal. Aquí conoceremos personajes, recogeremos objetos y, en definitiva, hablaremos mucho, muchísimo. El ritmo en estas fases será bastante lento pero, la verdad, si seguimos el hilo de la historia principal nos engancharemos con rapidez al juego y pasaremos las conversaciones triviales como un mero trámite.

Esta pesadez en las conversaciones viene marcada por el nulo carisma de nuestro protagonista, quien sólo sabe soltar exclamaciones, interrogaciones o puntos suspensivos mientras los demás personajes hablan sin cesar. Habrá ciertos momentos donde podremos decidir entre decir una frase u otra aunque, la verdad, la trama poco o nada cambia en función de lo que digamos.

La otra vertiente del juego la encontramos en la batalla con nuestros Digimon. Empezaremos, como cierta saga, escogiendo uno de entre tres de estos monstruos. Una vez tenemos nuestro primer Digimon, al que le tomaremos mucho cariño, por fin podremos combatir en el mundo digital.

Los combates, como en buen JRPG de corte clásico, son aleatorios y por turnos. Tendremos un indicador de turno a la derecha de la pantalla, la posibilidad de enlazar combos con varios de nuestros Digimon (podremos tener hasta tres en cada combate y alguno de reserva) y el modo de combatir será eligiendo manualmente nuestros ataques, ítems, habilidades especiales o defensa u optando por el modo automático, ideal para los combates rutinarios cuando seamos muy fuertes pero poco recomendable contra los jefes finales o los enemigos ‘gordos’ que nos pondrán las cosas difíciles.

¿Cómo ampliaremos nuestra colección de Digimon? Muy fácil. Cada vez que entremos en combate, nuestro Digivice escaneará de forma automática cada monstruo. Al llegar al 100% tras varios combates podremos ‘desbloquear’ el Digimon y añadirlo a nuestra colección. Es un sistema entretenido que, encima, se expande gracias al Digibank, el centro de operaciones del Digimundo.

Digibank

Administrado por un misterioso personaje femenino encontramos el Digibank, el centro neurálgico de la experiencia del juego ya que, será el lugar donde cuidar de nuestros ‘amigos’, entrenar, luchar online en el coliseo (lo que amplía mucho las horas de juego) y, lo mejor, evolucionar e involucionar a nuestro gusto a los Digimon.


El sistema de evolución/involución es entretenido ya que, cada Digimon (son 242) puede evolucionar a diferentes formas, cada cual especializada en un diferente poder elemental, y, además, cada evolución nos pedirá que nuestro Digimon cumpla una serie de requisitos. ¿Qué queremos evolucionar rápido? Podremos hacerlo. ¿Queremos una determinada evolución pero no cumplimos lo que se nos pide? A seguir luchando o a encontrar ese objeto especial que necesitamos.

La evolución/involución de los Digimon será constante, un sistema muy dinámico, interesante y que, además, nos garantiza que no perdemos la adorable forma de nuestro Digimon original. Además, hacerse con todas las evoluciones posibles nos llevará un buen rato debido al bloqueo de nivel que nos obligará a ‘jugar’ con este sistema constante de evolución.

Por último, preparaos para visitar a menudo el Digibank ya que, como buenos productos virtuales que son, los Digimon ocupan memoria en nuestro Digivice y no podemos cargar con más de 4-5 ‘básicos’, cifra que se reduce hasta los 3 si tenemos varias evoluciones. Esto es algo que nos obligará a elegir bien con qué monstruos queremos combatir y nos hará cambiar permanentemente entre los guardados en el banco y los que tenemos disponibles para luchar.

Novedades de esta versión

La versión occidental llega, como hemos comentado, muy tarde aunque, además de la propia versión de sobremesa, llega con alguna novedad. Por un lado hay que señalar que, aunque el juego no es cross-buy si cuenta con un sistema de cross-save. También podremos elegir entre el modo de dificultad normal y difícil para los combate y un modo New Game+ una vez terminemos la partida. Puede que no sea mucho pero menos da una piedra.

Un conjunto de pixels

Visualmente, el juego no destaca en absoluto. La versión analizada, la de PS4, deja entrever su concepción en PS Vita. Con más resolución, evidentemente, que la portátil de SONY pero poco más. Eso sí, el diseño y el modelado de los Digimon hacen que el juego luzca bastante digno en la sobremesa de la compañía japonesa. En VITA si es cierto que el juego destaca, aunque la preferencia por una u otra versión debe decantarse más por cómo queremos jugarlo que por el apartado visual ya que, en ambos casos disfrutaremos. La aventura estará salpicada por algunas escenas de estilo anime que resultan muy interesantes a nivel visual.

A nivel sonoro el juego tiene voces en japonés y una banda sonora creada por el legendario Masafumi Takada (No More Heroes, entre otros) que le sienta como anillo al dedo, con melodías frescas, simpáticas y que no desentonan ni llegan a aburrir.

Y las estrellas tocar…

Llega tarde pero, aun así, lo agradecemos. Y es que, Digimon Story: Cyber Sleuth es un buen JRPG, un juego profundo de combate por turnos y largas conversaciones que no sólo nos tendrá entretenidos durante más de 30 horas sino que nos llevará directos a nuestra infancia.

El gran número de Digimons, sus posibles evoluciones, la historia interesante y las misiones secundarias, además de los vistosos combates enganchará a cualquier tipo de público, tanto al que quiera un juego de monstruos digitales como al coleccionista o a quien busque un buen JRPG.

No está exento de problemas ya que, el desarrollo del juego es muy lento, sobre todo al principio, no explota las posibilidades técnicas de PS4 y está completamente en inglés, aunque el nivel exigido no es demasiado alto. Es una faena que llegue en la lengua de Shakespeare pero, de ser así, seguramente, ni lo habríamos visto por estos lares.

¿Fuisteis de los que en su día tuvo uno de esos Digivice de los de 10.000 pesetas? Este es vuestro juego. ¿Queréis un JRPG bien resuelto, profundo, adictivo y largo? Ni lo dudéis. Seas el tipo de jugador que seas, este juego no te decepcionará.

Valoración

Digimon Story: Cyber Sleuth es un gran JRPG que, aunque llega en inglés y un año tarde respecto al lanzamiento en Japón, os conquistará gracias al gran número de criaturas, sus mecánicas de juego y una historia bien hilada.

Hobby

82

Muy bueno

Lo mejor

Muchos Digimon que evolucionar. Historia interesante y adictiva. Larga duración y BSO notable.

Lo peor

La historia se desarrolla muy lentamente. Se nota que viene de PSVita. En completo inglés.

Lecturas recomendadas