Escuadrón Suicida - Crítica
Análisis

Escuadrón Suicida - Crítica doble de la película de villanos de DC

Por Jesús Delgado
-

El estreno de Escuadrón Suicida de David Ayer está cerca, este viernes 5 de agosto. Margot Robbie, Will Smith, Viola Davis y Jared Leto encarnan a los personajes más "malos" de DC Comics en esta película basada en las peripecias del grupo de supervillanos al servicio del Gobierno de EEUU: la Fuerza Especial X, o como se les conoce popularmente, el Escuadrón Suicida.

El estreno de Escuadrón Suicida ya está aquí. Ya podemos ver en los cines la segunda y última apuesta de Warner y DC Entertaiment para ese año en materia de superhéroes basados en los cómics de DC Comics. Suicide Squad es una cinta que se inspira en las peripecias del supergrupo de villanos creado por John Ostrander y Len Wein en el año 1987. Este grupo, recordemos, nació en las páginas de Legends antes de protagonizar su propio cómic y aunque entre 1992 y los 2000 no fueron especialmente importantes en la continuidad, se han consagrado como unos personajes de culto para los fans. 

La premisa de la película arranca tras los sucesos narrados en Batman v Superman.  Amanda Waler (Viola Davis), un alto mando de la inteligencia estadounidense, vinculada a la agencia  ARGUS, teme por las consecuencias de esta escalada de seres superpoderosos. Convencida de que los metahumanos (superhumanos con poderes) son el siguiente paso en la escalada bélica, reúne a un grupo de peligrosos criminales con poderes y habilidades únicas para servir de unidad de apoyo al Gobierno de EEUU, operando en misiones sucias de Black Ops

Este equipo estará compuesto por lo peor de lo peor. Al frente de él estará Deadshot (Will Smith), un tirador que nunca falla. Junto a él encontraremos a Harley Quinn (Margot Robbie), una psicópata con grandes dotes atléticas; Capitán Boomerang (Jai Courtney), un maestro de las armas que le dan nombre; Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje), un monstruoso cocodrilo humano; Encantadora (Cara Delevingne), una bruja con enormes poderes; El Diablo (Jay Hernández), un criminal con la capacidad de generar fuego de manera natural; y Sliptknot (Adam Beach), un hombre-araña capaz de escalar cualquier cosa.

Escuadrón Suicida

Sin embargo, más pronto que tarde, la unidad habrá de enfrentar problemas muy graves cuando uno de sus miembros se convierta en una amenaza para todos ellos, obligándoles a cumplir su primera misión suicida. Liderados por el Coronel Rick Flagg (Joel Kinnaman) y la asesina Katana (Karen Fukuhara), el Escuadrón Suicida habrá de lidiar con una amenaza sobrenatural en tanto el amante de Harley Quinn, el Joker (Jared Leto), comienza a hacer de las suyas, poniendo en peligro la misión.

Y tras esta sinopsis, entramos en faena con una crítica de una película que está levantando pasiones y que ha obligado a los actores del reparto y al director de la cinta a defenderse de las críticas vertidas contra Escuadrón Suicida. De hecho, tan en píe de guerra se han puesto sus defensores que incluso se llegó a emitir una petición de Change.org para cerrar Rotten Tomatoes, que acabó siendo retirada. Sobre todo porque los responsables de dicha iniciativa debieron recordar que, en primer lugar, Warner es co-propietaria de la página junto a Universal Pictures a través de Fandango Media. De ahí que lo de la conspiración "tomatiana" anti-DC no se sostenga por ningún lado. 

Con tan buena base, tan pobres resultados

Si habéis leído primero la nota de la review antes que este párrafo, permitid que os exponga los motivos para la calificación que le ha llovido a esta película y que desgraciadamente parece coincidir con parte de sus detractores. Pero, incluso antes de eso, os voy a hacer una confesión: entré a ver Escuadrón Suicida con un humor buenísimo, predispuesto a que me gustara y a verle más cosas buenas que negativas. Pero una vez puesto en faena, empecé a sumar y me encontré que por cada punto a favor de la película, había al menos uno en contra.

Con Escuadrón Suicida estamos ante una película de "superhéroes" que no es un pobre del todo, pero tampoco es que sea maravillosa. Desgraciadamente, para ciertos sectores, esa indiferencia es a veces mucho más condenable que si la película es descaradamente mala. Personalmente, os diré de manera completamente subjetiva que me ha gustado en conjunto a pesar de que objetivamente he de señalar también que adolece de muchas carencias y fallos, que la limitan, arrebatándola toda la gloria que podría haber cosechado gracias a su enorme y malogrado potencial. Pero si atendemos a los rumores de los dos montajes paralelos que dieron lugar al montaje final casi podemos respirar aliviados porque este sea el resultado final. 

Estamos ante una película de "superhéroes" que no es un pobre del todo, pero tampoco es que sea maravillosa. Desgraciadamente, para ciertos sectores, esa indiferencia es a veces mucho más condenable que si la película es descaradamente mala.

Como punto característico, hemos de hacer notar que Escuadrón Suicida es tremendamente comiquera y busca la complicidad de los fans (ojo al curioso huevo de Pascua que seguramente habrás pasado por alto). La portada de Alex Ross de Harl y Joker es un regalito. Y esto, aunque no es malo como tal, supone un lastre en el planteamiento, ya que se va desarrollando del mismo modo que un arco argumental formado por varios cómics, dando lugar a una serie de problemas a la hora de construir la trama. Sirva como ejemplo la forma en la que se el elenco protagonista, a medio camino entre el cómic y videoclip. Prácticamente se zampa 45 minutos de cinta hasta que empieza a pasar algo de verdad en la película. 

¿Beneficios de esta fórmula? Obviamente, que el lector de cómics asimilará mucho mejor su narrativa. ¿Pero y los inconvenientes? Los hay. Para empezar que al que no le vaya eso de leer y no tenga una base comiquera, posiblemente le cueste asimilar la fórmula.  Además este tipo de espectador se perderá ante ciertos detalles que se dan por entendidos en la mitología del Universo DC, y que no se explica demasiado.

Alex Ross - Harley Quinn

Más allá de eso, otro problema de la cinta es su montaje y el ritmo. Tras el arranque lento pero prometedor del que os hablamos, la cinta comienza una caída en picado, con un extremo cambio de tono. Por un lado, se fraguan lealtades y amistades en poco menos de unas horas, de manera completamente artificial. Por otro, las motivaciones de los personajes quedan cogidas por pinzas. Paralelamente, la construcción de ciertos personajes obedece a la aplicación de estereotipos planos, que de no estar encarnados por intérpretes tan competentes serían bastante más aburridos en pantalla. Y, para rematar, tenemos un final previsible que no acaba de tener mucho sentido.

Además volvemos a ver algunos de los errores cometidos en Batman v Superman, con un montaje realmente extraño, que no acaba de desarrollar ni concretar aspectos del argumento y que contradice su discurso canalla para luego volver a un planteamiento "buenrollista". Además parece que Warner  quiera reiterarse con eso de las amenazas mundiales y espectaculares, tirando la casa por la borda, en lugar de romperse los cuernos con algo original. Recordemos que Escuadrón Suicida iba a ser una película de low-cost en un principio pero, en su lugar está abocada de manera forzada a girar en torno a un artificioso peligro apocalíptico, de esos que destruyen y arrasan ciudades, en lugar de ir a por algo más humilde (y posiblemente fresco y resultón). Como, por ejemplo, aprovechar a ese Joker del que luego hablaremos y cuyo desaprovechamiento nos hace llorar.   

¿Y qué decir de los agujeros de guión de Escuadrón Suicida? Siempre se pueden (y deben) hacer concesiones en el género de "supers". En eso estamos de acuerdo. Pero hay cosas que no se sostienen en el argumento, como que no sepamos bien qué está haciendo el villano ni por qué ocurre lo que ocurre. O por qué Amanda Waller (Davis) guarda objetos de tremendo poder en al lado de su dormitorio, en un despachito junto al MAC. O los cambio de motivaciones instantáneos de los personaje Y otras tantas perlas que nos ahorramos para no haceros destripes. Creedme, este fan de los cómics quiere ver la versión extendida, a ver si como con BvS esas cosas toman sentido y forma, mejorando el resultado final 

Personalmente, además, a mi me da mucha rabia el hecho de que la película se malogre a mitad de metraje, habiendo empezado tan bien con esa lenta pero prometedora presentación de los personajes que os decía antes y que deja las expectativas altas. Sobre todo debido a que sitúa la película en el mismo universo y continuidad de Batman v Superman, estableciendo un contexto común semejante al que pergeñan las películas de Marvel. ¡No veáis cuando sale Batman que hype se nos levanta, y ya no hablemos la sonrisa que nos despierta el cameo de cierto personaje de Liga de la Justicia!

Lo dicho, la cinta en conjunto nada entre un potencial tremendo y un montaje desastroso.  Afortunadamente, nadie nos va a negar que tenemos una muy buena banda sonora, compuesta principalmente por clásicos reversionados y algunos temas originales que aparecen en su album, tales como el Bohemian Rhapsody del tráiler, Without me de Eminen, entre otros. Su introducción en momentos de la cinta animan bastante su visionado. Lástima que estas secuencias por sí solas no refloten la cinta.

Por cierto, no os vayáis todavía, que tenemos que hablar de los personajes y de los actores. Esos merecen su apartado aparte. 

Un zoológico tan colorido como variopinto

Ahora, dicho esto, tanto la caracterización de los personajes como el tono de la película es a grandes rasgos son adecuados (pero con matices) y ese es el gran atractivo de Escuadrón Suicida.  Si bien el reparto es muy sexy visualmente hablando, los comicófilos quedarán un poco defraudados. Y es que a pesar de que el concepto se nota que sigue bebiendo mucho de la génesis del Suicide Squad en los cómics del Nuevo Universo DC, al final la caracterización de los personajes a cargo de Ayer se rebaja a simplificar y a asociar a los supervillanos a la estética gangsta y pandillera. 

Ya hablemos del Joker o de Killer Croc o Deadshot, en general el retrato que se hace de estos malosos de DC en Escuadrón Suicida  pasa por relacionarles con las señas de identidad propias de pandillas calljeras. Piercings, sudaderas, tatuajes y una estética propia de bandas latinas y afroamericanas queda asociado automáticamente con el status de villano. Como si ser un asesino psicótico y peligroso fuera lo mismo que ser un conocido artista de música rap que adopta estas señas por cuestiones de marketing (aunque otras veces sea por identificarse con una realidad social que conoce de primera mano).

Ya hablemos del Joker o de Killer Croc o Deadshot. En general, el retrato que se hace de estos malosos de DC en Escuadrón Suicida pasa por relacionarles con las señas de identidad propias de pandillas callejeras.

Esta decisión estética, a título personal, me parece racista y simplista y considero que empobrece la premisa fresca de los personajes, cuyo atractivo precisamente radica en la variedad existente entre ellos más allá de sus poderes. Rebajar al "Escuadrón" a una "banda gangsta con poderes" denota pereza en cuanto a concepción. 

Escuadrón Suicida Joker Jared Leto

Mención especial merece Jared Leto. Víctima principal de esta decisión estética. Visualmente, su Joker es muy llamativo, pero presentación en pantalla no acaba de convencer a los que estamos más acostumbrados al personaje ni a los que tampoco están excesivamente familiarizado con él más allá de su aspecto clásico. Por mucho que el actor diga haberse fijado en el Joker original, trasladándolo a la moda actual, el diseño no cuaja del todo, al ser una inconcrección con pata. Eso sí, a nivel interpretativo, su trabajo es bueno , pero nos vamos a ahorrar comparaciones con sus antecesores. En este aspecto, el bombo que se le ha dado es algo excesivo para lo que luego hemos visto. Lo mismo, luego, en las escenas eliminadas del Joker, este labor brilla aún más y tenemos sencillamente que aplaudir ante su encarnación y trabajo actoral. Pero lo que se ve en la versión de cine, deja un poco tibio. 

Aún así, el Joker de Jared Leto es uno de los grandes atractivos de Escuadrón Suicida. Y también uno de los grandes desperdicios. Desperdicio, simple y llanamente, porque no pinta nada en la película. Parece que su inclusión en la producción es una bala perdida destinada a servir de cebo para el público, pero su puesta en marcha en la trama no aporta nada salvo "molar". Y es que su personaje podría haber sido suprimido y no pasaría nada, la historia se quedaría como está. En este aspecto, su uso como secundario y el modo en el que se integra en la trama, no es nada justo con el trabajo más que correcto de Leto, quien como gancho atractivo que decimos que se merecería mayor peso. Incluso como principal antagonista, un rol que se rumoreó durante mucho tiempo que realizaría, y que podría haber dado muchísimo juego.

Respecto al resto del reparto... hemos de admitir que contamos con un elenco que funciona de maravilla, con buena química entre ellos en pantalla (salvo en algunos casos como el del romance de Cara Delevingne, que hace aguas desde lejos). Si bien Will Smith sigue solapándose a su típico papel de películas de acción, el tipo queda muy bien al final y nos regala momentos agradables. Sobre todo en sus constantes choques con el Rick Flagg de Joel Kinnaman.

Ahora bien, la roba-escenas oficial de la cinta es Margot Robbie. La Harley Quinn de esta historia no solo es satisfactoria, sino que también es el personaje de Escuadrón Suicida que más brilla en las dos horas de cinta. Ella es lo que consigue dejarnos en la butaca hasta que dan paso los créditos, ya que su presencia llena por sí sola la pantalla. No no extraña que Paul Dini, co-creador de la villana, esté dando palmas de alegría con su interpretación. No es que tampoco se merezca una película en solitario, pero tampoco descartemos que con un editor competente y buenos guionistas, las Robbie pudiera sostener ella sola una película sobre "Harl". 

Escuadrón Suicida escena post-creditos

Conclusión: Queremos más, pero también mejor

Es una lástima que una base tan buena con tan gratos ingredientes no haya cuajado tras sacarla del horno. Las malas lenguas y filtraciones, no obstante, ya aseguran que el rodaje y producción ha sido una pesadilla para Ayer, que vio como Warner realizaba otro montaje diferente al suyo original. ¿Quizá hubiera molado más el tono original de la cinta, por más oscuro y sórdido que este fuera? Toquemos madera y ojalá que el Blu-Ray con la versión extendida nos brinde una historia que estos personajes merecen. 

Tenemos bastantes dudas acerca de si habrá secuela, pero esperemos que sí y que en la próxima tengamos a los mismo personajes y al mismo reparto (al menos los que salen vivos al fina). Pero también recemos para que estén algo más trabajados a nivel visual, diferenciando claramente su estética, con un guion mas elaborado y coherente. Los fans de DC se merecen una película muy superior, basada en sus cómics y personajes preferidos. En cualquier caso, el público ha respondido en el estreno de la película: las críticas negativas no han influido en la asistencia a las salas.

Tras ver BvS y Escuadrón Suicida, da la impresión de que Warner aún está probando y experimentando antes de destilar la que será su fórmula definitiva y (esperemos) la que le conceda los laureles en materia de cine de superhéroes.  Afortunadamente, y si hacemos caso a los tráilers, tras los desengaños que están resultando ser sus películas de superhéroes en 2016, en 2017 tendremos dos títulos muy potentes: Justice League y Wonder Woman. En especial, esta última ha puesto las apuestas por las nubes y podría ser la clave para que DC Entertainment despegue finalmente.

Hay un aspecto a tener en cuenta: buena parte del material grabado no pasó el corte, como prueba la enorme lista de escenas eliminadas que se ha hecho pública. El mismo Jared Leto ha bromeado sobre lo "capada" que ha sido la presencia de su Joker. ¿Habríamos tenido un film muy diferente? Es complicado de decir, pero seguramente salgamos de dudas con la futura edición doméstica.

Ah, y lo dicho: Ojito a los cameos de otros personajes del Universo Cinematográfico DC. Son muy jugosos. También lo es la escena de postcréditos con ciertos personajes capitales de los cómics. ¡No se os ocurra perdérosla, pone los dientes muy muy largos!

Crítica de Escuadrón suicida de Raquel Hernández Luján

Vuelvo de vacaciones con deberes pendientes porque no pude asistir en su día al pase de prensa de Escuadrón suicida y he tenido que verla en una butaca de cine convencional saturada de público, por cierto. Esto ha hecho que me lleve varias sorpresas que enumero a continuación:

  1. El pase estaba completo: no cabía ni una cerilla en la sala, así que es obvio que las críticas negativas no han hecho mella en la voluntad de los espectadores por ver por sí mismos la película y forjarse su propia opinión (me alegro, sabéis que siempre lo recomiendo aunque vaya en contra de mi propia experiencia).
  2. El 95% de los pases de prensa son en versión original así que he podido apreciar el trabajo de doblaje de los intérpretes. Las críticas al doblaje del Joker son justificadas pero entiendo que obedecen a la fidelidad al trabajo de Jared Leto, que ha querido distanciarse por completo de cualquier otro trabajo previo. Aquí tenéis todas las caras del Joker.
  3. La película ha recibido una calurosa ovación a su finalización (para mi sorpresa) y el público ha aplaudido y reído a lo largo de la proyección. Había ambiente en la sala y la recepción ha sido muy buena.
Escuadrón Suicida Huevos de Pascua

Las dichosas expectativas

La actitud del espectador es el 50% de su opinión, como poco. De Escuadrón suicida hemos tenido un bombardeo informativo: ya conocíamos la mitad de los guiños, cameos, easter eggs y sorpresas que nos depararía la película así que el impacto final queda muy suavizado si has estado al tanto de la campaña promocional de Warner (y de las filtraciones, que también hemos tenido unas cuantas). Ya sea para bien o para mal.

Como ya sabéis bien, Escuadrón suicida reúne a un grupo de inadaptados como Deadshot, Harley Quinn, Killer Croc, Boomerang, Diablo, Encantadora y Katana bajo las órdenes de Rick Flagg y su superior Amanda Waller para tratar de combatir "el fuego con el fuego" en sus propias palabras. La desaparición de Superman fuerza a esa mujer sin escrúpulos a formar la Fuerza Especial X con la que luchar contra los próximos metahumanos que podrían convertirse en una amenaza global.

¿A quién se dirige Escuadrón Suicida?

Argumenta con solidez mi colega Jesús Delgado que hay cierto desconocimiento del producto del que parte la película: el cómic, por parte de los productores. Y seguramente tiene más razón que un santo, pero es que Escuadrón suicida se dirige de tú a tú a su target y no somos ni los críticos, ni los comicófilos sino el público general y en concreto, específicamente, al sector de adolescentes/jóvenes menores de 35-40 años.

Juego, set y partido: la banda sonora, el look entre macarra y punk de los malosos de turno (con corazón), el gamberro humor de Harley Quinn y hasta el desaforado enamoramiento del Joker atrapan sin dificultades al público objetivo. Eso sí, este Joker se ha apartado tanto del concepto original que no se reconoce al sociópata que hay en él ni se distinguen sus motivaciones más allá de lo rompedor de su aspecto. Sobre todo: no da miedo.

Unos cuantos talones de Aquiles

El primero: el montaje. No se puede juzgar lo que no se ve y si con Batman v Superman vimos recortado en salas el metraje en media hora no llego a alcanzar a entender cómo se ha podido cometer el mismo error en el que se escuda David Ayer ahora para defender la película. Si tenía más y mejores tomas de Jared Leto como el Joker y de Margot Robbie como Harley Quinn, ¡haberlas usado!

En el corte estrenado se aprecia que había mucho más pero no sabemos si aportaría o ralentizaría más la de por si extendida primera parte de presentación de los personajes. Lo que está claro es que en la promoción nos dieron a entender que el Joker sería una de las principales atracciones de la feria y a tal punto ha llegado la desesperación de un espectador que ha llegado a demandar a la productora. Es una actitud muy exagerada, pero se comprende su enfado.

La gran pregunta es si Escuadrón suicida habría sido capaz de levantar tanta expectación sin Batman y Joker de por medio. Ya nunca lo sabremos, pero habría sido muy valiente tratar de averiguarlo.

Escuadrón Suicida - Crítica de la película de villanos de DC

Lo que es inconcebible es que al cabo de una hora Escuadrón suicida siga presentando nuevas caras. Son demasiados personajes, no da tiempo a desarrollar sus historias que aparecen muy resumidas, casi sincopadas. En el caso de Diablo o Deadshot, es suficiente; en el caso de Boomerang, Katana o Killer Croc, no (por ejemplo). A la película le cuesta respirar porque tiene un afán desmedido por "no dejar de ser guay" ni por un momento, restándole empaque a los personajes.

Además el conflicto al que se enfrentan es poco original, de conclusión predecible y abre otra brecha: tenemos superhéroes, metahumanos y añadimos brujos a la ecuación salpicando todo el guión con elementos fantásticos ¿no sobran elementos? 

Cuando las cuentas no salen

El hecho de que los productos cinematográficos y televisivos de DC Cómics sean independientes entre sí tiene una gran ventaja: la libertad creativa. Es posible lanzar películas y series de tonos y ambientaciones muy distintos y el público se puede habituar con facilidad a ese cambio de registro. La ciudad de Gotham de la serie dista bastante de la que nos muestran aquí, por ejemplo, pero somos conscientes de ello y ambas funcionan de forma independiente sin problema.

Sin embargo, hilarlas sí puede llegar a ser conflictivo. Escuadrón suicida se ha tratado de tender como un puente entre Batman v Superman y La Liga de la Justicia y como bisagra dista de ser perfecta. En esta película sobra Batman (y lo digo teniendo en cuenta que es mi superhéroe favorito). Su inclusión está argumentalmente justificada incluso en el huevo de pascua final, eso sí, pero la ambientación y el tono son tan diferentes que no cuadra en absoluto. Lo mismo nos sucede con los breves cameos de esos metahumanos que ya nos habían presentado en BvS como Flash o Aquaman.

Escuadrón Suicida - Guía personajes - El diablo

Por cierto, ¿soy la única que se siente un poco molesta con la necesidad constante de estar atenta a cada mínimo detalle por si es algo que tiene que ver lo que sucederá en el futuro? Es un poco extenuante dejarse los ojos en la infografía molona de cada personaje para desentrañar sus secretillos (de hecho no da tiempo a leerlas). Sin embargo, hemos sabido gracias a esos textos que Harley Quinn estuvo involucrada en un oscuro evento del pasado de Batman... ¿Cuadra cronológicamente? Pues no... Lo que evidencia de nuevo una inmensa falta de solidez del universo de DC Cómics en el cine.

Quizás sería más sensato hacer películas centradas en cada personaje sin tratar de darles una continuidad temporal. Wonder Woman apunta maneras en este sentido funcionando como precuela y puede que sea el camino más acertado.

Podría ser mejor, pero no está mal

Entre tanto y como veredicto final para no hacerme eterna, Escuadrón suicida me ha parecido una película entretenida, de escaso interés a nivel de guión (sobre todo teniendo a personajes tan jugosos) pero con un encanto propio muy peculiar gracias a un planteamiento estético rompedor para DC y gracias a la indiscutible reina del cotarro: Margot Robbie que encuentra el protagonismo que merece y hace un magnífico trabajo. No solo da la talla a nivel físico (es un clon del personaje) sino que lo desarrolla de forma perfecta.

Escuadrón Suicida Huevos de Pascua

Para no variar, sobra media tonelada de efectos especiales que no aportan nada (me refiero sobre todo al estruendoso clímax final de Encantadora).

Y no me despido sin recordaros la última polémica. el grupo de hip-hop alternativo de Sudáfrica, Die Antwoord, ha acusado a David Ayer a través de las redes sociales de haber plagiado su aspecto para el Joker y Harley Quinn, además del de Marilyn Manson. El grupo compuesto por Yo-Landi y Ninja (os sonarán por su aparición en la película Chappie) ha cargado duramente contra el director, veremos si tiene algo que decir o si niega la influencia que ellos señalan... 

Valoración

Una cinta que pretende reinventar al grupo de supervillanos y que acaba convirtiéndose en una película de acción al uso, con algunas carencias importantes No es una mala película del todo, pero tampoco es memorable.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Los personajes de Margot Robbie, Will Smith, Viola Davis y Jared Leto. Las canciones de la banda sonora.

Lo peor

Agujeros de guión, lentitud para arrancar, la asociación al estilo gangsta con la condición de villano, y algunos topicazos que nos agrian el final.

Lecturas recomendadas