Análisis

Fat Princess Adventures, análisis para PS4

Por Luis López Zamorano
-

Versión comentada: PS4

El análisis de Fat Princess Adventures para PS4 llega a HobbyConsolas.com para que descubráis todos los secretos de esta nueva entrega de la saga de Sony que cuenta con bastantes novedades.

¡La princesa más gordinflona y risueña de los videojuegos está de vuelta! Desde hace unos días está disponible Fat Princess Adventures para PS4 a través de PSN. La nueva aventura de Sony Santa Monica y Fun Bits llega a la nueva generación para proponernos una simpática aventura de acción con tintes de RPG con la que pasar el rato sin preocupaciones a la par que disfrutamos de su delirante humor pensada tanto para los más pequeños de la casa como para los jugadores más adultos y experimentados. Y es que, la historia de Fat Princess Adventures, aunque simple, deja grandes momentos para el recuerdo.

Luchando contra la amargura

La malvada Reina Amarga ha secuestrado a nuestra querida Princesa Gorda y a sus amigos y nosotros tenemos que encargarnos de rescatarlos a todos. Para ello tenemos que hacer frente a todo el ejercito de goblins del reino enemigo en unos combates al más puro estilo Diablo o Gauntlet pero simplificados, ya hablaremos de esto más adelante.

Precisamente, uno de los puntos fuertes de Fat Princess Adventures son sus personajes. Todos ellos nos dejan momentos desternillantes, especialmente los goblins, con comentarios y conversaciones absurdas capaces de poner la sonrisa en el rostro de todo el que juegue a este título. Algo a lo que ayuda muchísimo el perfecto doblaje al castellano de Fat Princess Adventures, una auténtica obra de arte.

Por supuesto, para salvar al reino de la amenaza de la Reina Amarga, necesitamos combatir con fiereza y honor, y el título de Fun Bits nos da la posibilidad de hacerlo creando nuestro propio héroe creado a nuestro gusto, gracias al buen número de opciones y elementos de personalización del editor de personajes, y sus nuevas mecánicas.

Una aventura repleta de novedades

Fat Princess Adventures da un vuelco a la franquicia y deja atrás el atractivo multijugador para hasta 32 jugadores de la entrega de PS3 para centrarse de lleno en la historia principal. Por supuesto, podemos disfrutar de esta historia en compañía (ganando así mucho en atractivo), pero en esta ocasión el numero máximo de jugadores es de cuatro, ya sea de manera local a una pantalla, online o mezclando ambas funciones.

Lo primero que debemos saber es que Fat Princess Adventures nos da la posibilidad de utilizar cuatro tipo de héroes: Guerrero, mago, arquero e ingeniero. El guerrero y el ingeniero están más orientados al combate cuerpo a cuerpo, mientras que el mago y el arquero están más pensados para luchar desde la distancia. Por suerte, el título cuenta con puntos de control en los que podemos cambiar de clase al instante en cualquier momento. Esto resulta todo un acierto ya que los parámetros de cada una de las clases hacen que unas resulten más efectivas que otras según la ocasión.

Además, cada clase tiene sus propias armas y equipo, que se consiguen en los cofres repartidos por todo el reino o derrotando enemigos. Otro de los puntos a favor de Fat Princess Adventures es que, aunque juguemos en grupo, cualquier objeto que recojamos se añade automáticamente al inventario de todos los personajes, por lo que no es necesario que los magos, por ejemplo, recojan sus propios accesorios, o que el jugador que esté controlando al personaje de esa clase lo haga. Una vez conseguido el nuevo equipo, que también podemos mejorar al hablar con ciertos personajes repartidos por todo el mundo, podemos equiparlo rápidamente con un intuitivo menú de inventario que se despliega en tiempo real al pulsar el botón táctil del DualShock 4.

En cuanto a la profundidad de los combates, éstos resultan mucho más sencillos que en otras aventuras RPG de acción, lo que puede restar enteros para los jugadores más avanzados. Como ya hemos dicho, Fat Princess Adventures es un título para todos los públicos y las acciones en combate se limitan a pulsar dos botones para atacar (uno para el arma principal y otro para la secundaria). Por otro lado, pese a la simpleza de los controles, los combates cuentan con algunos elementos interesantes, como la posibilidad de ir cargando un medidor de potencia al derrotar enemigos que nos hace más fuertes durante un periodo de tiempo determinado, o el poder comer pastel para recuperar corazones de vida y volvernos gordos e imparables durante un tiempo.

Morbidez técnica

Como habréis podido deducir, la simpleza de los combates de Fat Princess Adventures puede hacer que resulten bastante repitivos, y más si jugamos en solitario, y su historia tampoco invita a rejugar, pero su cuidado multijugador y el apartado técnico hace que disfrutemos de sus 7 u 8 horas de duración sin preocupaciones. Es cierto que visualmente no supone ninguna revolución, aunque su desenfadado aspecto cartoon le sienta de maravilla y la dulzura de sus diseños, tanto en los protagonistas como en los secundarios y en los villanos, combina a la perfección con los elementos gore de la batalla (se pueden quitar las salpicaduras de sangre para no herir sensibilidades) y las constantes bromas de los diálogos.

Y es aquí donde realmente destaca Fat Princess Adventures. El apartado sonoro encaja a la perfección con la aventura de Sony gracias a un doblaje magistral y a una banda sonora original que ameniza los combates en todo momento sin destacar por encima de otros elementos pero sin llegar a resultar repetitiva. En cuanto a las voces, además de encajar a la perfección con cada personaje, nos ofrecen unos diálogos capaces de arrancarnos una carcajada cuando menos lo esperamos.

Todo esto, hace que Fat Princess Adventures cuente con un aire desenfadado que invita a pasarlo bien y que consigue que cada partida con nuestros amigos sea divertidísima, convirtiéndose así en un título ideal para pasar las tardes junto con tres colegas jugando en el salón de la casa.

Conclusión

Fat Princess Adventure os encantará si estáis buscando una aventura de acción con algunos toques desenfadada y sin complicaciones con la que divertiros en compañía. Sus sistema de combate es algo simple y la historia no se os quedará grabada en la mente, pero sus simpáticas bromas y sus colorido diseño harán que disfrutéis de cada momento.

Eso sí, tened muy en cuenta la aventura de Sony y Fun Bits está pensada para jugar con amigos y que si sois lobos solitarios es muy posible que os resulte muy repetitivo y que no disfrutéis de la misma manera de su humor. Es el juego ideal para pasar el rato durante las reuniones de colegas, pero no el reto que afrontar en los ratos libres de soledad, con todo lo bueno y todo lo malo que ello conlleva.

Valoración

Una aventura desenfadada ideal para jugar con amigos pero que resulta mucho menos entretenida en solitario. Sus constantes chascarrillos ofrecen momentos desternillantes capaces de sacar el niño que hay en todos nosotros.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Su multijugador, el doblaje y su humor absurdo.

Lo peor

Combates algo repetitivos, jugar en solitario, no es rejugable.

Lecturas recomendadas