Gantz - Película de 2011
Análisis

Gantz, película de 2011 - Crítica de la adaptación de imagen real

Por Daniel Quesada
-

Gantz, la película de 2011, es una adaptación del manga de Hiroya Oku en la que un grupo de "héroes a la fuerza" han de satisfacer a una misteriosa esfera que los obliga a matar aliens. ¡Por suerte, sus trajes ajustados no solo marcan trasero, sino que también les otorgan superpoderes!

Quien esté mínimamente introducido en el mundo del manga habrá oído hablar alguna vez de Gantz, uno de los seinen más populares de los 2000. Tanto es así que dio pie a una serie anime, un videojuego, una reciente película CGI llamada Gantz: O... Y los dos filmes que nos ocupan. Estas dos películas, que han sido editadas en un pack recopilatorio de Blu-Ray por cortesía de Media3, son complementarias y reproducen los primeros episodios de la historia original con una fidelidad casi matemática... Salvo en ciertos tramos, como luego veremos.

Tíos, la habéis palmado

El argumento de Gantz sigue las desventuras de Kei Kurono, un chaval pasota y cobarde, que solo se preocupa de su propio pellejo. Un día, se ve involucrado en un atropello de tren y muere junto a su amigo de la infancia Kato. Eso debería ser el fin, pero de repente aparecen, como nuevos, en una habitación vacía donde solo hay otras personas igualmente desorientadas y una enorme esfera negra. En seguida descubren que dentro de esa esfera hay un hombre en aparente estado de hibernación llamado Gantz, que los obliga a teleportarse a diferentes puntos del país para acabar con unos extraños alienígenas capaces de desmembrar al más pintado.

Por suerte, todos cuentan con unos trajes que potencian su fuerza y resistencia y unas armas que parecen no disparar nada, pero dos segundos después de apretar el gatillo hacen estallar lo que estuviera en su punto de mira. Con esas herramientas, deberán superar ronda tras ronda de combates con alienígenas. Quien los elimine gana puntos y, si se alcanzan los 100 puntos...

Gantz - película de 2011

Alrededor de este planteamiento tan "de videojuego" se articulan otras tramas y misterios paralelos: ¿quién es exactamente Gantz? ¿Cómo murió cada uno de los personajes? ¿Por qué son obligados los protas a matar aliens? Para dar más misterio al asunto, cada vez que los héroes cumplen su misión son teleportados de nuevo a la habitación, intactos y sanotes, incluso aunque estuvieran malheridos al final de la prueba. Todo esto lleva a que cada misión se aborde a muerte, yendo a por todas, tanto por parte de los héroes como de los aliens.

Gracias a esa desesperación y lucha extrema se da pie a escenas muy estilizadas y violentas, aunque hay que puntualizar que se han "podado" algunos de los momentos más brutos que sí estaban en el manga y el anime, desde el momento "lametón de perro" (de hecho, aquí ni siquiera aparece el perro) hasta algunos descuartizamientos que marcaban verdaderos puntos de inflexión en la trama. Todo ello lleva a que, aunque hay mucha tensión, se pierde ese toque desquiciado y extremo del original. Aún así, no os preocupéis, porque vais a tener sangre y violencia en buenas dosis, algo que, guste o no, forma parte de la identidad de la historia.

Gantz - película de 2011

También son imprescindibles los aliens, que en este caso sí que se han calcado respecto a los capítulos originales, gracias a una buena dosis de CG que resulta bastante convincente. Por supuesto, nosotros nos quedamos con el alien Tanaka y su aspecto robótico, que sirve para proporcionarnos una escena tan tensa como cómica. ¡Solo el cine japonés es capaz de lograr equilibrios así de imposibles! Y es que uno de los grandes encantos de la franquicia Gantz es esa estética tan conocedora del imaginario japonés: trajes y armas propios del cyberpunk más clásico, constantes referencias al budismo, humor y terror alternados e incluso mezclados... A pesar de haberse cortado un poco respecto a la obra original, esta película sigue siendo un festival para el espectador que quiera acción sin complejos.

No es tan extrema como el manga original, pero sabrá satisfacer a quien busque un seinen de imagen real

En cuanto a la elección de los actores, nos resultan todos muy convincentes (Kato y Kishimoto son casi calcos de los dibujos) salvo quizá el propio protagonista, Kei. No solo porque físicamente no se parece demasiado, sino también porque su evolución de gallina a tío heroico es bastante precipitada. Pero claro, en el manga y el anime tenía varios capítulos para desarrollarse y aquí solo contaba con un par de horas de metraje.

El resto de secundarios también resulta muy parecido, aunque de nuevo, en tan poco espacio de tiempo no tienen margen para brillar, salvo en el caso del odioso Nishi. Este personaje, aunque como decimos se asemeja mucho al original, pone de manifiesto otra de las señas de identidad de buena parte del cine japonés: los actores suelen ser menos contenidos que en la cinematografía occidental, más histriónicos, por lo que a nuestros ojos buena parte de los diálogos se acercan sin querer a la frontera de lo cómico. A pesar de todo, la película hace una buena labor de ceñirse al guión base y eso ayuda a que la narración no descarrile.

Gantz - película de 2011

No consigue los 100 puntos, pero sobrevive

Está claro que una película como Gantz no es para todo el mundo: es muy extrema en algunas facetas y muy naif en otras, pero cumple perfectamente su labor de entretener a quien busque una historia seinen salvaje, aventurera y un poco incorrecta políticamente. No tiene la frescura, el terror o el ecchi de la obra de Hiroya Oku, pero sí todo su espectáculo. También ese toque de humor gamberro que la propia esfera utiliza para mofarse de sus "víctimas": siempre mola leer los veredictos de Gantz tras una batalla. Además, sabe cerrar perfectamente para que nos queden ganas de pasar a su secuela, Gantz Perfect Answer... Así que os dejamos, que nos toca verla para analizárosla. Atarishiiiiii gaaaa kita...

Valoración

Una reproducción tremendamente fiel de los primeros compases del manga, que sale perdiendo por las sobreactuaciones pero que preserva el tenso espíritu del original.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

La reproducción CG de los aliens es muy divertida. La estética tan personal que plantea.

Lo peor

La evolución del protagonista está muy forzada. Se han perdido los momentos más bestias del original.

Lecturas recomendadas