Análisis

Gears of War Ultimate Edition - Análisis para PC

Por David Martínez
-

Versión comentada: PC

Gears of War Ultimate Edition llega a PC, después de que Marcus Fenix y sus hombres desembarcasen en Xbox One con la artillería pesada. Se trata de un remake del original, que en PC incluye contenido adicional, y alcanza la resolución 4K.   

Han pasado seis meses desde que Gears of War Ultimate Edition llegase a Xbox One, y ahora son los usuarios de PC quienes pueden disfrutar de este "shooter" en tercera persona desarrollado por The Coalition y Microsoft. Si queréis refrescar la memoria, aquí podéis ver nuestro análisis de Gears of War en Xbox One, que era esencialmente el mismo juego, aunque técnicamente queda por debajo de éste: 1080p en lugar del máximo de 4K y 60 FPS sólo en el modo multijugador, mientras que en PC no hay bloqueo.  

Ahora los usuarios de PC pueden disfrutar de este "remake". Ponerse en la piel de Marcus Fenix y los tipos más duros de la patrulla Delta, y hacerle frente a las hordas de Locusts que asaltan el planeta, desde sus nidos subterráneos. El diseño del juego es un auténtico "blockbuster"; tiroteos sin descanso, con un sistema de coberturas contextual que consigue que todo se mueva con fluidez, y un uso de la cámara al hombro que consigue meternos en situación. 

Ya en su día, Gears of War nos sorprendió con un sistema de recarga muy efectivo, presionando el botón RB en el momento adecuado para conseguir munición más potente, y nueve años después, este sistema sigue funcionando a las mil maravillas. Aparte de eso, el control (mucho mejor con el mando de Xbox One que con ratón y teclado) incorpora algunas mejoras de la tercera entrega de Xbox 360, como la posibilidad de cambiar de arma en carrera o reanimar a nuestros compañeros abatidos sin abandonar la cobertura.

Pero el punto fuerte del juego sigue siendo el apartado gráfico. Además de unos diseños brillantes (los originales fueron todo un "tour de force" de lo que era capaz de conseguir una consola) y escenarios llenos de detalle, que reflejan la "belleza destruída" de la civilización, la Ultimate Edition aprovecha el rendimiento de los PC más potentes y alcanza una resolución 4K, sin bloqueo de la tasa de frames (ni durante la campaña ni en el modo multijugador). Y también nos encontramos con un nuevo sistema de iluminación volumétrica, efectos y texturas hiperdetalladas. El resultado, sobre el papel, mejora lo que vimos en Xbox One. Sin embargo, hemos observado que muchos usuarios están experimentando problemas con su configuración. Dejemos claro que, en nuestro equipo con una tarjeta Geforce 980 Ti sólo había ocasionales caídas de framerate. 

En general, Gears no acusa el paso del tiempo, aunque tampoco se han solventado sus principales defectos: la escasa duración de la campaña y un diseño de niveles básico, en que se agradecen tramos en que pilotamos un vehículo o nos enfrentamos a una raza de enemigos voladores: los kryll. Mientras que la presencia del brumak y el nivel de dificultad adicional fueron una novedad para los usuarios de consola, los "peceros" ya habían podido jugar este enfrentamiento en su momento, así que no les va a sorprender. 

El modo multijugador añade profundidad a estos combates. Gears of War Ultimate Edition recupera 18 mapas clásicos (con nuevos modos como Rey de la montaña, Team Deathmatch Match o Blitz) y además nos ofrece un nuevo escenario, Boxes, diseñado para las partidas 2 vs 2. Esta versión incluye 17 skins de personajes, sacados de la trilogía original y sólo en PC encontramos un pack de skins con 11 personajes adicionales y nuevos aspectos para nuestro arsenal (que en Xbox se pueden comprar por separado por cerca de 10 euros). Además, Gears of War Ultimate Edition nos permite desbloquear cinco cómics que tampoco estaban en el original. 

Y ahora, ¿funcionará Gears of War en nuestro PC? Pues los requisitos mínimos son bastante exigentes, y aún así, algunos jugadores están experimentando problemas con el rendimiento: 

Sistema Operativo: Windows 10 64-bit

Procesador: Intel Core i5 @ 2.7Ghz o AMD FX 6-core

NVIDIA GeForce GTX 650
Ti or AMD Radeon R7 260x

Tarjeta gráfica: NVIDIA GeForce GTX 650 Ti o AMD Radeon R7 260x

Espacio en disco duro: 60 GB

Memoria RAM: 8 GB

Memoria VRAM: 2 GB

Direct X: DirectX 12

 

Pero si queremos jugar en ultra 4K necesitaremos un ordenador más potente, aunque ya os advertimos que el resultado merece la pena. Estos son los requisitos para jugar Gears of War Ultimate Edition al máximo:

Sistema Operativo: Windows 10 64-bit

Procesador: Intel Core i7 @ 4Ghz+ o AMD FX 8-core

NVIDIA GeForce GTX 650
Ti or AMD Radeon R7 260x

Tarjeta gráfica: NVIDIA GeForce 980 Ti o AMD Radeon R9 390X

Espacio en disco duro: SSD + 60 GB

Memoria RAM: 16 GB

Memoria VRAM: 6 GB

Direct X: DirectX 12

 

 

En definitiva, Gears of War sigue siendo un juego de acción sobresaliente. La campaña es corta, pero resulta muy entretenida, y los gráficos son espectaculares. Hay que advertir que nuestra experiencia con el juego ha sido buena, pero estamos a la espera de que se resuelvan algunos problemas de conexión que están experimentando algunos usuarios, así como el bajo rendimiento del juego con determinadas tarjetas gráficas. Dejando a un lado estos errores, cualquier fan del género lo va a pasar en grande con esta versión (que además incluye contenidos adicionales).

Valoración

La misma experiencia que en Xbox One: un "shooter" frenético y espectacular, con una campaña corta y un gran multijugador. Esta versión incluye contenido adicional para el multiplayer y la posibilidad de jugar a resolución 4K.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Un ritmo salvaje, con gráficos renovados y nuevo contenido multijugador.

Lo peor

Campaña corta y con un diseño repetitivo. Alguna configuración presenta problemas de rendimiento.

Lecturas recomendadas