Ghost in the Shell película 1995
Análisis

Ghost in the Shell - Crítica de la película de Mamoru Oshii

Por Thais Valdivia
-

Nos sumergimos de lleno en un futuro en el que la tecnología ha avanzado tanto que ya no se puede distinguir qué es humano y qué no. Os presentamos Ghost in the Shell.

Argumento: En el año 2029 los avances en el terreno de la cibernética permiten a las personas sustituir cualquier parte de su cuerpo por elementos robóticos. Mediante estas prótesis, los débiles se fortalecen y a los moribundos se les da una nueva vida.

La Sección 9, grupo policial de operaciones encubiertas liderado por la Mayor Kusanagi, se encarga de hacer frente a todos los piratas informáticos que alteren el orden de la ciudad de Niihama. Durante una de esas misiones se topan con el Titiritero, un hacker buscado mundialmente y que no les pondrá las cosas fáciles a Kusanagi y compañía.

Lo primero que nos viene a la mente en cuanto escuchamos o leemos sobre el término Cyberpunk es Ghost in the Shell (Kōkaku Kidōtai), manga creado por el autor Masamune Shirow que nació en 1989 y que cuenta con su propia adaptación cinematográfica. Dirigida por Mamoru Oshii (Patlabor), la película de Ghost in the Shell (Ghost in the Shell Kōkaku Kidōtai Gōsuto In Za Sheru) se estrenó en Japón el 18 de noviembre de 1995, logrando una recaudación de más de dos millones de dólares.

La historia de Shirow, unida al guión de Kazunori Itō (.hack//Sign)  y a la dirección de Oshii, han hecho de esta una cinta de culto que incluso ha inspirado a numerosos directores, como a las hermanas Wachowski (The Matrix). Tanto éxito ha cosechado que actualmente se está rodando la versión live-action, la cual está protagonizada por Scarlett Johansson.

¿Qué se puede calificar como "humano"?

Ghost in the Shell es una película en la que seguimos sin descanso a los integrantes de la Sección 9, en especial a la Mayor Kusanagi y todo lo que se oculta tras ella tanto en su mente como en su frío cuerpo. A medida que la trama avanza llegan también las revelaciones en cuanto a su naturaleza, algo que es desvelado en la introducción de la propia cinta, pero siempre viene bien que nos vuelvan a recordar algunos puntos por si acaso se nos ha escapado algo, ya que esta es una película en la que hay que estar muy atento a todos los diálogos, pues en cada uno se suelta alguna que otra perla que ayuda a entender un poco más la historia.

Ghost in the Shell película 1995

El trasfondo filosófico es una de las partes más importantes tanto de la película como de la franquicia Ghost in the Shell. ¿Qué debes tener para ser humano? ¿Puede una persona perder todos sus recuerdos con sólo un golpe de ratón? ¿Qué diferencia hay entre un cyborg con cuerpo de humano y una persona normal? ¿Se pueden experimentar las mismas sensaciones? ¿Hasta qué punto es frágil el cerebro humano? Todas estas dudas son las que Kusanagi intenta responder tanto a los espectadores como a ella misma. Lástima que algunas se queden en el tintero y no quede más remedio que sacar una conclusión personal tras ver el enigmático desenlace.

Al ser una adaptación de un manga mucho más denso, la cinta sólo muestra una parte de la historia original, dando la sensación de que falta algo, de que está incompleta. Por supuesto, sabemos que no se puede condensar toda la información de una historia así en un largometraje de hora y cuarto, pero lo que sí se agradecería un poco es una presentación algo más profunda del universo en el que se desarrolla la historia. Asimismo, algunos personajes que sí que tienen una evolución a lo largo de la obra en papel aquí aparecen como meros figurantes que no aportan casi nada a la trama. En definitiva, en determinadas escenas da la impresión de que sólo se intenta llegar al lector del manga original, no a un público más amplio.

Ghost in the Shell película 1995

La animación es uno de los puntos fuertes de Ghost in the Shell, pues la cuidada ambientación, que a veces parece más una postal que un dibujo, nos mete de lleno en un mundo tecnológicamente muy avanzado, pero que parece que ha retrocedido en el tiempo en lo que a humanidad se refiere, pues la pobreza y las desigualdades sociales están a la orden del día.

Volviendo al asunto de la animación, esta es soberbia se mire por donde se mire. Tanto en planos más generales como en los más detallados, todo denota calidad y un gran trabajo detrás. Aparte, la fluidez y delicadeza de los movimientos de los personajes, en especial de Kusanagi, es toda una delicia.

La banda sonora es el complemento perfecto para la animación, pues aparece en el momento idóneo para resaltar todo lo que se está mostrando en pantalla. Un estilo electrónico se une a unos coros que logran ponerte los pelos de punta en cuanto aparecen los primeros compases. Tradición y modernidad se dan la mano para formar piezas únicas que a día de hoy son fácilmente recordadas y reconocibles.

El doblaje al castellano de la película, que se puede encontrar en DVD y Blu-Ray bajo el sello de la distribuidora Selecta Visión, denota profesionalidad y buen hacer, además de que las voces de algunos personajes casan a la perfección con la personalidad del mismo. El único "pero" que le podemos poner es que en determinadas escenas la locución termina muy cortante, como si en lugar de estar entonando para darle sentido a la frase se estuviera leyendo sin más. No obstante, el trabajo que se realizó en su día con la versión en castellano de Ghost in the Shell es realmente bueno.

Ghost in the Shell película 1995

Esta es una gran película, pero todavía nos quedan muchas otras por disfrutar en nuestro ciclo de clásicos del anime. No dejéis de visitarlo, amigos otakus.

Valoración

Basada en el manga de Masamune Shirow, la película es toda una oda a la buena animación y al estilo Cyberpunk que, lamentablemente, parece quedarse a medias de una historia aún mayor.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

La cuidada ambientación se complementa con unos personajes, comenzando por Kusanagi, carismáticos y únicos.

Lo peor

Que no se ahonde aún más en el escenario y época en la que se desarrolla la película.

Lecturas recomendadas