Análisis

Gravity Rush Remastered - Análisis en PS4

Por Alejandro Oramas Monzón
-

Versión comentada: PS4

Tras su exitoso paso por PS Vita, llegando incluso a ser considerado uno de los mejores títulos del catálogo de la portátil de Sony, Gravity Rush Remastered se estrena en PS4 con no pocas mejoras en su apartado gráfico. Os lo contamos todo en nuestro análisis.     

Gravity Rush se puso a la venta en PlayStation Vita en 2012 para ganarse a un buen número de usuarios que han llegado a considerar la obra de Keiichiro Toyama como uno de los mejores juegos del catálogo de la consola portátil de Sony. El próximo 2 de febrero, los usuarios de PS4 podrán disfrutar por primera vez de las habilidades gravitatorias de Kat gracias a Gravity Rush Remastered, una versión mejorada desarrollada por BluePoint Games (los mismos que se encargaron de Uncharted The Nathan Drake Collection) y que incluye todo el contenido descargable lanzado hasta la fecha. Os contamos cómo le ha sentado la nueva generación a Kat en nuestro análisis. 

La historia de Kat

Gravity Rush Remastered nos pone en la piel de Kat, una transmutadora que despierta sin memoria en una ciudad llamada Hekseville y que muy pronto se dará cuenta de que posee la peculiar habilidad de controlar su campo gravitatorio, un poder que estará relacionado con un misterioso gato que nos acompaña en todo momento. Pronto descubriremos que Hekseville está siendo atacada por unos enemigos llamados Nevi y tendremos que averiguar qué está pasando, al tiempo que ayudamos a sus habitantes e intentamos descubrir más cosas sobre el pasado de Kat. La historia se sigue con mucho interés y, pese a que el comienzo es algo lento y funciona a modo de tutorial, pronto comenzaremos a conocer más sobre Hekseville y Kat, y quedaremos irremediablemente enganchados a su destino. Además, las cinemáticas tipo cómic son geniales y tiene mucho encanto, en gran parte gracias a la personalidad de Kat, que en ocasiones también nos sorprende con reflexiones que os sacarán más de una sonrisa. No os vamos a contar más sobre la historia de Gravity Rush para que podáis descubrir vosotros mismos todos sus secretos. 

Jugar con la gravedad 

Las habilidades de Kat nos permitirán controlar su campo gravitatorio para flotar, movernos a gran velocidad por la ciudad de Hekseville y levantar objetos, aunque lo cierto es que todo en Gravity Rush está pensado para que podamos aprovechar al máximo el control de la gravedad. Aunque una vez en el aire podremos movernos únicamente utilizando los joysticks analógicos y los botones correspondientes del mando, Gravity Rush Remastered también nos da la posibilidad de utilizar los controles giroscópicos del DualShock 4. Lo cierto es que la mejor de las opciones nos parece combinar estas dos posibilidades para conseguir una experiencia de vuelo más fluida. Durante las primeras horas puede costar un poco hacerse por completo con los controles del campo gravitatorio de Kat, especialmente a la hora de volar y movernos por la ciudad (y mucho más si, como es nuestro caso, movéis mucho el mando al jugar), pero una vez los hayáis dominado, os aseguramos que se trata de una experiencia única y muy divertida. Eso sí, estad pendientes de la barra de gravedad para que no os veáis cayendo sin remedio al abismo que se encuentra debajo de Hekseville. Aunque la barra se vuelve a rellenar pronto, ya os avisamos de que fastidia, y mucho, caer de repente cuando estás en pleno combate o a la caza de alguna gema situada en un lugar imposible.  

Como os decimos, las habilidades gravitatorias de Kat en Gravity Rush no sólo nos serán de utilidad para movernos por la ciudad flotando y volando a gran velocidad, sino que también podremos deslizarnos en tierra pulsando al mismo tiempo R2 y L2. Por otro lado, si pulsamos el círculo crearemos a nuestro alrededor un campo gravitatorio que recogerá a los objetos y personajes cercanas y nos permitirá moverlos de un lugar a otro, una habilidad que usaremos a menudo en misiones tanto principales como secundarias, ya sea para mover objetos o para rescatar a los habitantes de Hekseville. ¿Y qué pasa con los combates? Pues ya os decimos que son muy divertidos y dinámicos. Si bien es cierto que al principio pueden pecar de ser demasiado sencillos, a medida que Kat va mejorando sus poderes y consiguiendo nuevos movimientos, los combates contra los Nevi se convierten en todo un espectáculo, teniendo que combinar combos en ataque con nuestra habilidad gravitatoria para eliminar a los numerosos enemigos a los que no enfrentaremos. Especial mención a los combates contra jefes o contra los Nevis más grandes, ya que para derrotarlos tendremos que destruir una o varias esferas situadas en distintos puntos de sus cuerpos, una tarea que no siempre será sencilla ya que estarán en movimiento y nos obligarán a utilizar todos los recursos al alcance de Kat. 

Explorar Hekseville y potenciar habilidades

Todas y cada una de las habilidades de Kat en Gravity Rush Remastered se pueden mejorar y subir de nivel, además de características básicas como la salud o la potencia de nuestros golpes. Para ello, tendremos que conseguir gemas que se encuentran repartidas por toda la ciudad (algunas a simple vista, otras no tanto) y que nos permitirán "comprar" mejoras y aumentar nuestros poderes. Por ejemplo, podemos centrarnos en mejorar los poderes principales de Kat, como la salud o el tiempo de recuperación de la barra de gravedad, o bien dedicarnos a potenciar nuestras patadas y las habilidades relaciones con la gravedad. Cada uno de estos poderes irá aumentando el número de niveles al que podemos subir a medida que vamos superando misiones y contentando a los habitantes de Hekseville, que en un principio desconfían de la habilidad de Kat como transmutadora.

Las gemas son, por decirlo de alguna manera, la moneda de Gravity Rush, ya que también podremos reparar estructuras defectuosas de la ciudad como una fuente, un puente o un tren que conecta varios barrios. No se puede tratar a Gravity Rush Remastered como un sandbox propiamente dicho, pero lo cierto es que la ciudad de Hekseville es bastante grande y podemos recorrer con libertad cada uno de sus barrios en busca de gemas que nos permitan mejorar más rápido los poderes de Kat. De hecho, los creadores de Gravity Rush han pensado en nosotros y han colocado varios pozos por la ciudad que funcionan como sistema de viaje rápido. Sólo podremos utilizar aquellos que hayamos encontrado previamente, pero son de gran utilidad, especialmente cuando queremos volver a la casa de Kat, un lugar subterráneo en el que podemos guardar partida, seleccionar a qué punto de la ciudad viajar o cambiar nuestro atuendo (hay cinco diferentes). 

Pero tranquilos, que si no os gusta la idea de pasar horas y horas volando en busca de gemas, también hay otra forma de conseguirlas. Hekseville nos propone algunas misiones secundarias y desafíos que van desde ayudar a sus habitantes, hasta enfrentarnos a oleadas de enemigos en pruebas contrarreloj o realizar carreras. Las recompensas de estos desafíos varían en función de si los completamos en oro, plata o bronce. Evidentemente, a mayor puntuación conseguida, más gemas obtendremos que mejorar nuestras habilidades. Nosotros os recomendamos que exploréis a fondo la ciudad de Hekseville, ya que al hacerlo, no sólo encontraréis habitantes dispuestos a hablar con nosotros y revelaros algunas pistas sobre lo que está ocurriendo con los Nevi y la ciudad, sino que puede ser de gran utilidad en algunos puntos de la aventura en que seréis preguntados por monumentos o detalles concretos de la ciudad. Siempre podemos responder mal a las preguntas y volver a explorar una zona concreta para conocer su respuesta, pero ya os avisamos que se trata de una mecánica que no hace mucha gracia cuando el diálogo se compone de tres o cuatro preguntas diferentes. 

Una experiencia renovada

Gravity Rush llega a PS4 con una resolución de 1080p, texturas mejoradas, una mayor fluidez gracias a los 60 fps y todos los contenidos descargables lanzados en la versión de PS Vita (Spy Pack, Military Pack y Maid Pack). Además de la posibilidad de controlar la dirección de Kat con los controles giroscópicos del DualShock 4 cuando hacemos uso de sus habilidades gravitatorias, como ya os explicamos más arriba. La experiencia de Gravity Rush mejora con esta remasterización, especialmente gracias al trabajo de BluePoint Games para adaptar sus originales mecánicas, mejorar los tiempos de carga (uno de los lastres de la versión de Vita) y mejorar un apartado gráfico que, a pesar de su sencillez, luce de maravilla en PS4. Si bien es cierto que se trata de una remasterización más que digna, nos gustaría destacar que el hecho de no modificar aspectos del juego más allá de lo visual para esta nueva versión, hace que algunos defectos de la aventura original sigan estando presentes, como unos escenarios vacíos y unas melodías sosas y poco inspiradas que se limitan a cambiar según el barrio de la ciudad en que nos encontremos. 

Sin duda alguna, donde Gravity Rush destaca es en su apartado artístico y diseño de niveles. A pesar de que la ciudad de Hekseville es muy similar en todas sus zonas, a lo largo de la aventura viajamos a dimensiones alternativas que presumen de un diseño artístico maravilloso y nos ofrecen los momentos más memorables de la aventura, en parte gracias a los jefes finales que nos esperan en estos mundos alternativos. Volviendo a Hekseville, nos gustaría destacar su diseño lleno de zonas ocultas tanto cuando exploramos de forma normal como cuando utilizamos la gravedad para explorarla por diferentes ángulos y perspectivas, que es de hecho, cuando descubrimos las mejores recompensas y secretos. En cuanto a los Nevi, sus diseños nos han parecido más que aceptables, y aunque también pecan de ser muy parecidos entre sí, lo cierto es que apenas se nota gracias a la gran variedad de Nevis diferentes que nos encontraremos en Gravity Rush, algunos de ellos enormes jefes finales. 

Conclusión

¿Merece la pena volver a Gravity Rush si ya disfruté de la versión de PS Vita? Esa es la gran pregunta que nos hacemos todos cuando se lanza una nueva remasterización. En esta ocasión, y al tratarse de un, hasta ahora, exclusivo de PS Vita, creemos que hay motivos suficientes para darle una nueva oportunidad, especialmente gracias al gran trabajo de BluePoint Games a la hora de ofrecer una experiencia visual renovada y muy fluida que sin duda mejora la, ya de por sí, divertida y original jugabilidad. Se trata de una gran aventura, con una historia que se sigue con interés y una duración más que digna (más de 20 horas si queremos conseguirlo todo), por lo que si no jugasteis en su versión de PS Vita, ésta es una gran oportunidad para disfrutar de Kat y sus poderes gravitatorios. Si por el contrario, lo jugasteis en su día, aquí la respuesta es más complicada y personal. Depende mucho de cuánto os gustó el Gravity Rush original, y es que como ya os contamos, se trata de una remasterización enorme a nivel visual, pero escasa en cuanto a novedades jugables más allá de incluir todo el contenido descargable de la versión de Vita.

Gravity Rush Remastered llegará a PS4 el próximo 2 de febrero para hacernos disfrutar de una aventura diferente, con unas mecánicas originales y un estilo visual muy particular. Esta nueva versión llega con subtítulos en castellano y su idioma original, es decir, uno inventado por sus creadores que mezcla francés y japonés, algo que, dicho sea de paso, no afecta a su desarrollo ya que los diálogos y la mayoría de "cinemáticas" son en versión cómic y están perfecto castellano. Tanto si los jugasteis en su día como si sois novatos en la aventura de Kat, se trata de una oportunidad fantástica para calentar motores para el lanzamiento de Gravity Rush 2 en PS4 que llegará a finales de este mismo año. Al igual que Gravity Rush, su secuela está siendo desarrollada por Japan Studio y promete ser un juego el doble de grande que el original. 

Valoración

Gravity Rush Remastered es una aventura única, que ahora llega a PS4 mejorada visualmente para permitirnos disfrutar como nunca antes de la historia de Kat y sus poderes gravitatorios.

Hobby

86

Muy bueno

Lo mejor

Poder jugar con la gravedad, su generosa duración, el diseño de escenarios y Kat.

Lo peor

Escenarios algo vacíos, su música y no haber aprovechado el remaster para añadir más características

Lecturas recomendadas