Análisis

Heavy Rain - Análisis para PS4

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: PS4

A veces, las aventuras más impactantes no tienen lugar en el espacio ni con armas imposibles. El análisis de Heavy Rain para PS4 nos recuerda cómo cambió los esquemas de muchos jugadores de PS3 cuando arrancó su tormenta particular hace 6 años.

Parece mentira que ya hayan pasado 6 años desde que Heavy Rain dijera "aquí estoy yo" en PS3. Con él, David Cage pasó de ser un creador de juegos para iniciados a un director de prestigio mundial. Y todo ello, gracias a un thriller que sacaba todo el potencial gráfico a la consola (o, al menos, eso parecía en la época) y a un desarrollo e historia muy revolucionarios por aquel entonces.

Ahora, la aventura llega a PS4 para unirse en un pack con el posterior Beyond: Dos almas, con los típicos incentivos que están de moda en los remaster: ligeras mejoras en la iluminación, gráficos a 1080p (el original se movía a 720p) y posibilidad de acceder al panel táctil para dar un vistazo rápido a los comandos. No hay más, así que no esperéis modos de juego extra ni nuevas opciones. Pero quizá nos estemos adelantando. Viajemos hasta las pesadillas de Ethan.

No somos héroes

El análisis de Heavy Rain no puede obviar que es un juego átipico. Quantic Dream (con David Cage a la cabeza), siempre ha optado por un tono aventurero e intimista (los veteranos recordarán el shock que supuso Fahrenheit), pero en esta ocasión llevó la fórmula hasta el extremo. Los cuatro protagonistas son personas atormentadas, llenas de secretos, que no aspiran a salvar el mundo sino a salir con vida de una historia que podría llegar a suceder en el mundo real. Hasta las facetas más fantásticas de la historia, como las gafas ARI de Norman Jayden, han resultado ser proféticas de cara a un 2016 donde la realidad aumentada está en boca de todos. Muy visionario, señor Cage.

Como decía, la historia se centra en cuatro personajes diferentes, conectados entre sí por el misterioso Asesino del Origami. ¿Quién es, por qué mata a niños y qué significan las pistas que va dejando? Poco a poco iremos desentrañando el misterio, a medida que el juego nos pasea por los puntos de vista de los 4 personajes: un padre atormentado, un detective privado, un agente del FBI con síndrome de abstinencia y una periodista a la que gusta meterse en líos. No podemos elegir en qué momento controlamos a cada uno, sino que es la narrativa la que nos lleva a donde el director quiere que vayamos. Esto es crucial, ya que, como buen thriller, nos va salpicando con pistas en todo momento. ¿Qué hora marcaba el reloj, qué ropa llevaba el pequeño Shaun en el parque? Todo lo que vemos y oímos puede ser crucial en otros momentos de la trama, así que hemos de jugar con los cinco sentidos. Esto contrasta con la percepción habitual de que Heavy Rain es una "película con Quick Time Events", algo de lo que se lo ha acusado habitualmente.

Además, lo bien o lo mal que lo hagamos en cada escena puede desencadenar una serie de acontecimientos irreversibles, lo cual acabe desembocando en alguno de los múltiples finales del juego, sean buenos, regulares... O bastante desastrosos. En cualquier caso, nunca llegaremos al Game Over (algo que también resultó sorprendente en 2010), incluso aunque muera una pieza clave por accidente. Siempre hay un final, pero que al presenciarlo nos quedemos con un nudo en el estómago dependerá de nosotros.

Las piezas del thriller

Heavy Rain se construye a base de escenas cortas, pero bien conectadas entre sí. Por eso, aunque su duración es limitadita (podemos llegar al final en unas 8 horas), en realidad es mucho más rejugable de lo que podría parecer. En primer lugar, porque hay varios finales y nos merecerá la pena revisitar algunos capítulos para entender cómo afecta todo ello al resultado. En segundo, para intentar entender en su conjunto todo lo que se ha contado e intentar dar con cabos sueltos. En ocasiones pensarás "pero a ver, si pasa esta cosa al final, ¿cómo puede ser que en aquella escena de antes no se notara la intención del personaje?". Pues bien, completad el juego y revisitad las escenas clave. Como en El sexto sentido, tendréis que soltar un "qué cabrito, cómo me engañó". Pero nunca hay trampas, solo cámaras y personajes en el punto justo donde deben estar.

Es imposible que asimilemos todas las piezas de la historia en un primer vistazo, sobre todo porque vamos entendiendo el entorno y su particular interfaz sobre la marcha. Ya no sorprende tanto, pero sigue siendo muy divertido comprobar cómo nuestras opciones de movimiento o posibles respuestas empiezan a moverse por el escenario cuando el personaje duda o tiemblan cuando estamos en tensión. en definitiva, todo ayuda a meternos en la piel de los personajes, incluso una forma de jugar que tiene personalidad propia. La mayoría del tiempo, podemos desplazarnos por el escenario a placer, pero en ciertas ocasiones hemos de pulsar los botones y direcciones adecuados según se nos pida. Puede que esos comandos tengas que pulsarse repetidamente, o muy despacio, o junto a otros comandos... A medida que vamos entendiendo las peticiones del juego se nos muestran personajes y entornos que no podemos menospreciar. Con ello, Heavy Rain se convierte en una experiencia pausada, pero intensa a la vez.

No es Hitchcock, no es 24... Pero es todo ello a la vez

David Cage no puede ocultar su pasión por el cine y es en este juego donde rinde más tributos. Hay muchos ramalazos de Twin Peaks y de las películas de Hitchcock en la historia, pero también una estética que bebe de las series que estaban en boga en la época. El uso de la pantalla múltiple para mostrar los rostros, los zooms compensados y los planos aberrantes demuestran que aquí se juega a algo distinto. Cage siempre ha dicho que no, que no es un cineasta frustrado... Pero no puede negar que es un cinéfilo.

Así, Heavy Rain está plagado de secuencias memorables, como la angustiosa búsqueda en el centro comercial o el gateo sobre cristales rotos. Como ya hemos comentado, buena parte del mérito reside en la propia narración y en el planteamiento gráfico, pero no podemos dejar de lado la música. Las partituras de Normand Corbeil acaban calando como la misma lluvia y nos transmiten a la perfección la depresión que sufre Ethan o la tensión de los momentos en los que nos jugamos la vida. ¡Ah! Hay que recordar que el doblaje al castellano incluyó algunos actores bien conocidos como Tito Valverde en el papel del detective Scott o Michelle Jenner en la piel de la prostituta Lauren.

En definitiva, el apartado artístico del título sigue resultando tan fresco y sincero como el primer día. No se puede decir lo mismo del apartado técnico. No nos malinterpretéis, da el pego perfectamente e incluso destaca en lo referente a los rostros de los personajes principales, pero resulta sorprendente ver cómo ha envejecido en lo referente al detalle de los escenarios, la iluminación o, sobre todo, las animaciones faciales, mucho más convincentes en Beyond que en este título. Hay otroas aspectos que también notan el paso del tiempo, como el sistema de control cuando caminamos, que provoca muchos pasos en falso y giros de los personajes en direcciones que no teníamos en mente.

Dicho de otra forma: si ya lo jugásteis a fondo en PS3, no merece la pena volver a hacerlo en PS4 a no ser que queráis refrescaros la historia, porque no hay cambios mínimamente sustanciales en esta entrega. Sí, los tiempos de carga son mucho menores y el 1080p se agradece, pero no son suficientes para presentarlo como un juego next gen. De hecho, ni siquiera han incluído el DLC El Taxidermista que sí apareció en ediciones previas o compatibilidad con PS Move, que ya vimos en Heavy Rain Move Edition para PS3. ¡Un poco de curro en ese sentido, leñe!

Ahora bien, si no lo probasteis en su momento, hacedlo ahora. Puede que como juego refleje imperfecciones hoy en día, pero sin duda propone una de las narraciones más recomendables del sector. Su arranque lento puede aburrir a más de uno, pero los jugadores pacientes quedarán recompensados con una aventura que va a más y llega a dejarte sin aliento durante determinadas secuencias. En ese sentido, en la opinión del que esto firma, la historia resulta bastante más atractiva y, sobre todo, está mejor enlazada que lo vimos en el muy meritorio Beyond, aunque a nivel técnico haya quedado un paso por detrás. A fin de cuentas, lo que importa es la experiencia y, en ese sentido, no veréis muchas tan impactantes y diferentes como la que os espera en este lluvia sin fin.

Valoración

Sus valores, como la historia y su particular desarrollo, siguen en forma. Un thriller sobre la redención, la responsabilidad y el rencor que os hará pensar. Su desarrollo no es para todo el mundo y a nivel técnico no es el portento de hace 6 años.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Su historia y ambientación tienen una gran personalidad. Te tiene en guardia constantemente.

Lo peor

La falta de novedades respecto al original. Los gráficos notan los años.

Lecturas recomendadas