Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Análisis de Tekken

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

La lucha seguía siendo una de las varas de medir la calidad consolera allá por 1995. Antes de que acabara el año, Tekken demostró que PlayStation tenía todo el potencial de arrasar en el mercado. recordamos el análisis que le dedicamos en el nº 51 de Hobby Consolas.

Ya hemos comentado en otras ocasiones que las navidades de 1995 fueron particularmente movidas, ya que se mantenía la lucha entre las consolas de 16 bits, pero también la de las recién estrenadas consolas de 32 bits, Saturn y PlayStation. ¡Y de las primeras con las segundas! PlayStation ya había dado algún golpe en la mesa con títulos como Wipeout o Ridge Racer, pero para muchos, su verdadero reinado comenzó con la llegada de este título: Tekken, el protagonista de este análisis.

Saturn había marcado las reglas hasta ahora con Virtua Fighter (especialmente, con su versión Remix) y PS había dado sus primeros pasos con el muy digno Toh Shin Den, pero Tekken sorprendió a todos por atreverse con un estilo de lucha carismático, que mantendría hasta las entregas actuales. ¿El secreto? Utilizar un botón para cada una de las extremidades del personaje. Además, sus polígonos texturizados daban un paso más en la búsqueda del realismo. Vale, hay que tener en cuenta que hablamos de 1995 y que esos personajes hoy darían penilla, pero en aquellos tiempos nos parecía lo más de lo más.

Además, si imprimió un carácter muy concreto a sus luchadores, más allá de su estilo de lucha. Heridas familiares, agentes que juegan dos bandas, búsquedas de venganza... Desde los tiempos de Street Fighter o el primer Fatal Fury no se había desarrollado un contexto tan profundo para el argumento, lo que hacía que nos sintiéramos más apegados a los luchadores. En realidad, solo había 8 contendientes seleccionables, pero en la versión de consola (no olvidemos que Tekken provenía de las recreativas) la cifra podía aumentar a 16, si previamente vencíamos a los sub-jefes.

Otro aspecto muy llamativo era su intro, algo a lo que los usuarios de consola aún no estábamos acostumbrados. Una especie de tráiler en el que los luchadores se lucían con gráficos pre-renderizados (de nuevo, resultaría ridículo el modelado hoy en día, incluso movido en tiempo real, pero hablamos de dos décadas atrás), antes de lanzarnos al menú principal.

Pincha aquí para leer nuestro análisis en el nº 51 de Hobby Consolas:

Seguro que no hace falta que os metamos en contexto con lo que pasó después: Tekken fue un verdadero pelotazo para la consola, hasta el punto de convertirse en el primer juego de PlayStation en vender un millón de unidades. Su éxito propició que no tardaran en llegar muchas secuelas. En la primera PlayStation, Tekken 3 acabaría por convertirse en el rey indiscutible de la lucha. Hay quien dice que aún no ha sido superado... Pero ya tendremos tiempo de hablar de todo eso. Por ahora, podéis repasar estos otros análisis de la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Una calidad técnica indiscutible, pero al mismo tiempo con un toque muy personal. Una simulación real y salvaje.

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

Completo y con estilo propio.

Lo peor

No alcanzaba la tridimensionalidad de otros rivales como Toh Shin Den.

Lecturas recomendadas