Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Battletoads & Double Dragon

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

¿Quiénes eran los más duros del barrio en los 90? Battletoads & Double Dragon llegó para enfrentar dos de las sagas más míticas del beat ´em up. ¿Eres de sapos o de dragones?

Ya hemos comentado en alguna ocasión (y con lágrimas de nostalgia en los ojos) la época dorada que vivieron los beat ´em up a principios de los 90. Sagas como Final Fight o Streets of Rage animaban nuestras recreativas y consolas y presentaban personajes que acababan siendo muy reconocidos por los fans.

Entre las sagas más populares estaban las dos que nos ocupan hoy. Por un lado, Double Dragon fue una franquicia pionera en el género, cuyas bases jugables heredaron montones de títulos posteriores. Por otro, Battletoads propuso una mezcla de géneros (plataformas o velocidad se mezclaban con la acción a corta distancia) y una curva de dificultad solo apta para los más "hardcore".

Pues bien, en 1994, Rare se propuso algo bastante insólito para la época: fusionar en Battletoads & Double Dragon ambas franquicias y dar pie a un crossover jugable en el que se mezclaran las mecánicas y enemigos de ellas. Y, por supuesto, en la historia se cruzaban los destinos de los hermanos Lee y los sapos, Pimple, Rash y Zitz.

El resultado, lejos de marcar época, sí fue un juego entretenido y curioso para Super Nintendo, que analizamos en el número de septiembre de 1994 de Hobby Consolas, como podéis leer a continuación:

¡Se acercaba el final del verano y con él, los lanzamientos prenavideños! La semana que viene seguiremos viajando por las novedades que nos volvían locos hace 20 años pero, mientras tanto, podéis recuperar los análisis que ya hemos compartido con vosotros en la web.

Valoración

Un completo juego de acción al que solo falta una mayor calidad gráfica para ser uno de los grandes.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

La variedad en las fases. Los cinco personajes.

Lo peor

El tamaño y definición de los personajes. Para los menos hábiles, la dificultad.

Lecturas recomendadas