Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Daytona USA

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

En 1995, a Sega no había quien la tosiera en las recreativas. Títulos como Daytona USA dejaban el pabellón bien alto, incluso en su versión Saturn. Viajemos a aquella época en la que ver un coche completamente 3D ya era motivo de flipe. Gentlemen, start your engines.

Hubo en tiempo en el que bastaba con decir que AM2 se estaba encargando de un juego para que todos diéramos por sobrentendido que iba a tener una enorme calidad. Buena parte de esa fama vino por juegos como Daytona USA, que había tomado la esencia del revolucionario Virtua Racing y la había llevado hasta lo que en 1995 considerábamos que era, prácticamente, la realidad.

Aún entonces resultaba pasmoso ver circuitos recreados completamente en 3D, con texturas detalladas y, sobre todo, en unos sólidos 60 frames por segundo, lo que provocó la locura en los salones recreativos. Sí, Daytona USA era lo más "cool" que podíamos probar en la época, a pesar de tener la dura competencia de un tal Ridge Racer. ¿Coches polígonales que van a toda pastilla mientras suena música rock con voces reales? ¡Esto de los videojuegos no dejaba de sorprendernos!

Por supuesto, el concepto de juego era totalmente arcade: como en los clásicos como Out Run, el objetivo era alcanzar el siguiente checkpoint antes de que el crono llegara a cero, para ganar un mínimo "time extended" que nos permitiera seguir disfrutando un poco más. El concepto podía parecer sencillo, pero el juego no lo era. De hecho, lo que más motivaba a algunos es que el título de Sega era muy exigente, de tal forma que no cualquier podía aguantar más de un par de minutos en el circuito.

Este juego tenía personalidad más allá de la pura jugabilidad. ¿En qué otro título de velocidad podías parar una máquina tragaperras o activar el karaoke de la canción que sonaba de fondo? No solo teníamos trazados que dominar. También había secretos por descubrir.

Con el "desembarco sorpresa" en España de Saturn en julio de 1995, Daytona USA se convirtió en uno de los juegos estrella de la consola. Esta versión había sido algo "capada" en el apartado gráfico, con modelos menos detallados de los coches y un frame rate que difícilmente pasaba de los 20 fps. ¡Pero entonces, nadie pensaba en los frames por segundo! Lo que sí se notaba más (aunque aún no conociéramos la palabra "popping") era la brusquísima generación de los escenarios. Daba la sensación de que, si corríamos demasiado, nos íbamos a caer al vacío por delante... Pero no, eso no pasaba. De hecho, a pesar de los recortes, el juego seguía siendo muy espectacular y, sobre todo, enormemente divertido.

De hecho, esta versión añadió algunas mejoras, como el modo Saturn (más asequible para los novatos) y un nuevo vehículo, lo que daba un garaje total de... ¡3 coches! Sí, en aquellos años no necesitábamos nada más.

Pincha aquí para leer nuestro análisis del número 46 de Hobby Consolas:

Pocas semanas después, Ridge Racer llegaría a PlayStation para robar toda la atención, pero Daytona USA siguió vivo con la Championship Circuit Edition y con una posterior versión para Saturn. En el fondo, por muchos titulazos de velocidad que lleguen, el Hornet siempre tendrá un hueco especial en nuestros corazones de asfalto.

La semana que viene seguiremos repasando otros titulazos que llegaron en julio de 1995. Mientras, podéis leer otros análisis de la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Iguala al arcade en brillantez gráfica y espectacularidad. Transmitía una sensación de velocidad nunca vista en una consola.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

La revolución que supuso en las consolas. Los truquillos que añadían aliciente.

Lo peor

La brusca generación de polígonos.

Lecturas recomendadas