Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Knuckles' Chaotix

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

Unos meses antes de que Mega Drive 32X dijera bye-bye para siempre, nos ofreció un Sonic diferente y desconocido para muchos. Knuckles' Chaotix cambió de protagonista y lanzó un salto mortal con doble anillo para los plataformeros más arriesgados.

A mediados de 1995, Mega Drive 32X ya estaba tambaleándose por el reciente estreno de su hermana mayor Sega Saturn. ¿En qué posición iba a quedarse el add-on de Mega Drive a partir de entonces? ¡Necesitaba verdaderos incentivos! Mega-CD había tenido su Sonic CD mucho tiempo atrás, así que parecía de cajón que 32X tuviera su propio Sonic. Finalmente lo tuvo, pero uno especialmente raro. Tanto lo fue, que ni siquiera aparecía el erizo en este Knuckles' Chaotix.

Sí, el protagonismo cayó por fin en Knuckles, el villano reconvertido a héroe que habíamos conocido en Sonic 3. Por si eso nu supusiera suficiente cambio, el equidna vino acompañado de 5 personajes más: Mighty el armadillo, Vector el cocodrilo, Charmy la abeja y Espio el camaleón (además de los robots ayudantes Bomb y Heavy).

Lo más interesante de Knuckles' Chaotix es que reciclaba elementos que nunca habían llegado a aplicarse en juegos previos de Sonic, pero que estuvieron sobre la mesa. En concreto, Mighty el armadillo fue uno de los diseños de personaje que no pasaron el corte a la hora de diseñar a Sonic. ¡Sí, en vez de un erizo, estuvo a punto de ser un armadillo! El segundo concepto recuperado fue el del inédito juego Sonic Stadium (o Sonic Crackers, como se lo conoce popularmente), un plataformas para Mega Drive en el que Sonic y Tails iban conectados por un cable. Esa idea se recuperó en Chaotix y dio pie a una nueva jugabilidad para el título. No importaba qué 2 personajes seleccionáramos para controlar (cada uno tenía sus propias habilidades), siempre tenían que estar conectados por una especie de hilo mágico.

El diseño de niveles era especialmente abstracto e incluía enemigos finales muy creativos, si bien el villano principal era Chaotix, el Metal Sonic de toda la vida. También tenemos que mencionar sus fases de bonus, completamente tridimensionales y poligonales... ¡Y qué chungas eran!

Pincha aquí para leer el análisis en el nº 46 de Hobby Consolas

Su éxito (más bien, la falta del mismo) fue aparejado al de Mega Drive 32X. Resultado: casi nadie pudo probar uno de los Sonic más originales e incomprendidos. Si sois fans de los plataformas clásicos, deberíais darle una oportunidad.

La semana que viene seguiremos repasando lo más gordo del verano de 1995. Mientras, podéis repasar estos otros análisis clásicos de la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Los seguidores de Sonic encontrarán aquí todas las virtudes de la saga, con nuevos personajes y situaciones.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

Era algo nuevo, caótico, original.

Lo peor

A veces, el control es dificultoso. 32X parecía destinada a juegos más impactantes.

Lecturas recomendadas