Análisis

Hobby Consolas, hace 20 años: Panzer Dragoon

Por Daniel Quesada
-

Versión comentada: Retro

En 1995, nuestras mentes viajaban hacia las tecnologías del futuro con Sega Saturn pero ella, gracias a Panzer Dragoon, nos hizo movernos en dirección contraria, a un mundo donde nuestra mayor arma no provenía del hombre, sino de un "simple" dragón.

Como recordaréis, amigos nostálgicos, desde hace un par de semanas estamos repasando la llegada de Saturn, el salto de Sega a la siguiente generación de consolas. Sus primeras apuestas venían a decir "eh, mira, puedo ser igual que las recreativas", pero hubo otros títulos creados expresamente para la consola que fueron un paso más allá.

Y es que, para muchos, escuchar "Sega Saturn" hace que este título brote en su cabeza: Panzer Dragoon. Hay numerosos motivos por los que este shooter es especial. El primero quizá suene bobo hoy día, pero no lo era en agosto de 1995: hablamos de su espectacular intro, algo absolutamente atípico en la época. Mostraba gráficos pre-renderizados y una música que, de verdad, sacaba partido al CD en el que se alojaba. Pronto se convertiría en moneda común eso de mostrar un vídeo previo al juego que lo mostrara desde una perspectiva más cinematográfica, pero no hay que olvidar que este fue uno de los primeros títulos en hacerlo con clase.

Por otro lado, el apartado visual del propio título era pasmoso. No solo por sus detallados gráficos, completamente en 3D, sino por el tono plástico por el que apostó, dotado de un tono surrealista, estilizado y, en cierto modo, relajante (y no es porque fuera un juego sencillo, precisamente). El sonido, como comentábamos antes, también ayudaba a dar una atmósfera onírica y contagiosa a la experiencia de juego. Toda esta atmósfera tenía claras influencias de autores como Moebius (que, de hecho, creó una ilustración de portada para el juego) o David Lynch.

La jugabilidad, en el fondo, no era más que una evolución del clásico Space Harrier, pero profundizaba más en nuestra capacidad de movimiento y en el peso de los jefes finales. Panzer Dragoon era bastante corto, pero como su nivel de dificultad era alto, no se notaba tanto. Además, la experiencia resultaba tan hipnótica que no nos importaba regresar a ella una y otra vez.

Puncha aquí para leer su análisis en el nº 47 de Hobby Consolas:

Panzer Dragoon se acabó convirtiendo en una de las franquicias más respetadas de Saturn, con sus secuelas Panzer Dragon Zwei y Panzar Dragon Saga (este último, un espectacular juego de rol que sirvió como canto de cisne para Saturn). La primera Xbox recibió el muy digno Panzer Dragoon Orta. El creador de la saga, Yukio Fukatsugi, quiso reinventarla con Crimson Dragon para Xbox One, pero el juego fue bastante fallido. Las expectativas técnicas y jugables ya iban por otros derroteros... No importa; nosotros seguiremos albergando en nuestro surrealista corazón un lugar especial para Panzer Dragoon, asi como para estos otros títulos analizados en la antigua Hobby Consolas:

Valoración

Uno de esos juegos geniales, imprescindibles y emblemáticos al que no os consaréis de jugar. Una de las mayores sorpresas de Saturn.

Hobby

94

Excelente

Lo mejor

La apasionante intro. Su impactante ambiente. Su jugabilidad.

Lo peor

Que se te atragante la dificultad. Los enemigos siempre aparecen por el mismo sitio.

Lecturas recomendadas