El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares
Análisis

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares - Crítica de la película de Tim Burton

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de la película de Tim Burton El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (Miss Peregrine's Home for Peculiar Children) basada en la novela de Ransom Riggs. Se estrena en España el viernes 30 de septiembre.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares puede ser la película que ponga de acuerdo a los críticos más escépticos y a los fans más acérrimos de Tim Burton en señalar que es una película decepcionante. ¿Dónde está la magia del director? Solo podemos atisbarla en breves destellos a lo largo del metraje de esta película.

Jacob Portman (Asa Butterfield) es un joven adolescente que se ha criado escuchando los cuentos de su abuelo en el que le relataba su infancia en un misterioso orfanato habitado por niños con capacidades especiales: convertir cualquier cosa en piedra con su mirada, hacer crecer la vegetación de forma acelerada, superfuerza, dominar el aire y el fuego o dar vida a seres inertes.

Tras el fallecimiento de su abuelo, Jacob descubre una serie de misteriosas pistas que le llevan a una isla remota para buscar ese extraño lugar: el hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, que existe congelado en un bucle temporal creado por su cuidadora Miss Alma LeFay Perigrine (Eva Green). A medida que conoce a los extraordinarios residentes del hospicio y aprende acerca de sus dones especiales, también descubrirá su propia "peculiaridad". Así, Jacob ayudará a este grupo de niños huérfanos de las horribles criaturas que amenazan con destruirlos.

Una trama menos peculiar de lo esperado

Se supone que lo que trata de transmitir Tim Burton con esta errática historia es que hay que aprender a encarar las dificultades y los miedos venciendo, por un lado, a quienes nos consideran diferentes y nos estigmatizan y por otra parte aprovechando nuestras fortalezas. La idea está ahí, pero muy mal desarrollada debido a que el realizador no puede evitar dejarse llevar por sus filias y sus propias autorreferencias estilísticas. 

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Realmente hay muchísimas referencias a sus películas precedentes: todo el aire freak de la película recuerda poderosamente a Big Fish; los setos del orfanato son como los de Eduardo Manostijeras y, de hecho, el niño que tiene la capacidad de dar vida a seres inanimados podría asimilarse a su creador; el aspecto del villano Barron (Samuel L. Jackson) recuerda al jinete sin cabeza de Sleepy Hollow con sus dientes afilados, etc, etc.

La puesta en escena es muy impostada y los intérpretes acusan el exceso de caracterización, viéndose casi hasta incómodos con sus atuendos que son descaradamente disfraces.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

En el bucle

Lo bueno es que El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares no pierde el sentido del humor gracias a esa capacidad tan burtoniana de conectar con el público adolescente desencantado. El personaje del niño invisible, los desencuentros entre los adultos y los niños y la habitual imaginación del cineasta irrumpen en la adaptación de la novela de Ransom Riggs para hacerla totalmente suya, vampirizándola y escribiéndole un epílogo nuevo por completo.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

También hay muchas referencias cinematográficas a otras películas que nos despiertan ternura y nostalgia, cuando no una sonrisilla: ese ejército de esqueletos que homenajea claramente a la creación de Ray Harryhausen en Jasón y los argonautas, el momento del hacha en plan El resplandor o la incursión de la batalla en stop-motion de las dos criaturas animadas por un corazón que nos trae a la cabeza una de las "manías" de Burton respecto a los monstruos.

Una de las ventajas creativas de la película es que nos permite viajar en el tiempo visitando distintos lugares y ambientes: desde una casa del terror en un parque de atracciones de 2016 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Scary Poppins

Hay varias secuencias realmente inspiradas y sí, más originales que la propuesta general, que bascula entre la belleza decadente y lo irrisoriamente detestable. La primera vez que accedemos al barco o el reinicio del día, por ejemplo, pero lo cierto es que "podar" la historia de personaje superfluos y prestar más atención a los importantes, como el de Miss Peregrine, le habría hecho un favor a la película.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Las ymbrynes de Eva Green o el de Judy Dench podrían haber sido mucho más interesantes a poco que se hubieran desarrollado mínimamente. Sobre todo porque ambas son grandes actrices, y, la primera, tan magnética habría podido dar mucho más de sí. Como señalaba Jenno Topping, productor de la película, "Miss Peregrine no es sentimental, cálida o divertida. Es atípica para el género, razón por la cual la queremos tanto. Es inteligente y ruda".

Miss Peregrine, la protectora de los peculiares, puede manipular el tiempo y adoptar la forma de un pájaro. Utiliza su habilidad para crear un “espiral” de tiempo, en el que ella y los niños viven un solo día, que se repite una y otra vez. Pero crear una película redonda con viajes en el tiempo no es nada fácil y el guión de Jane Goldman acusa los parches para tapar las incoherencias de una historia en la que falta cohesión. 

El hogar de Miss Peregrine paran niños peculiares clama a gritos que Burton necesita reciclarse y concentrarse menos en el aspecto de sus películas para prestarle más atención a las historias que quiere contar. O se desprende un poco de sus manías o va a asfixiar sus obras en un bucle como el creado por Miss Peregrine para sus pequeños talentos.

Valoración

Tim Burton resulta cada vez menos original introduciéndose en un bucle de autorrereferencialidad estilística en el que falta sustancia. La película no convence y a duras penas entretiene.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Eva Green y Asa Butterfield sostienen con sus interpretaciones una película que cuenta con un par de secuencias inspiradas y estimulantes.

Lo peor

El mensaje de la película (demasiado larga y extravagante) queda sepultado por personajes mal desarrollados y un romance metido con calzador.

Lecturas recomendadas