Los hombres libres de Jones
Análisis

Los hombres libres de Jones - Crítica de la película de Matthew McConaughey

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Los hombres libres de Jones (Free State of Jones) la película de Gary Ross protagonizada por Matthew McConaughey, Mahershala Ali y Keri Russell.

Los hombres libres de Jones no ha gustado en Estados Unidos y no me extraña en absoluto porque pone el dedo en la llaga. De hecho, durante el primer visionado pensé precisamente que sentaría como un jarro de agua fría al evidenciar los problemas que a día de hoy siguen de rabiosa actualidad.

La película discurre en dos planos temporales diferenciados poniendo en el punto de mira al personaje real Newton Knight (interpretado brillantemente por Matthew McConaughey). Hastiado de la sangría de la Guerra de Secesión y sobre todo por el hecho de encontrarse librando una lucha por intereses ajenos (recordemos la sangría por la defensa de los campos de algodón de los terratenientes sureños), desertó del ejército confederado y se alió con los granjeros y esclavos fugados llegando a organizar un levantamiento que llevó al Condado de Jones en Mississippi a independizarse.

La recreación histórica huye de grandilocuencias y busca el realismo por medio de una cuidadísima puesta en escena que pasa por mostrar sin ambages la crueldad de una de las guerras más desoladoras de la Historia pero sobre todo dándole una proyección temporal en el tiempo que permite conocer los procesos que, se supone, llevarían a la reconciliación.

En el guión de Los hombres libres de Jones, el cuarto filme dirigido por Gary Ross, escrito por él mismo, pone de manifiesto su claro interés por reivindicar una figura que representa la libertad en estado puro. No es una memoria hagiográfica y conformista, pero sí rinde cierto tributo a un adelantado a su época.

Gary Ross explota con avidez el rostro del entregado McConaughey perdiendo quizás la oportunidad de desarrollar mejor a otros personajes secundarios pero es el precio que paga por realizar un retrato íntimo de un hombre complejo en el que nace el pensamiento político por pura acción-reacción.

Los hombres libres de Jones

La dialéctica de las fuerzas en litigio se pone sobre la mesa sin tapujos así como los mimbres históricos que tejieron tremendas injusticias sociales que, una generación después, siguieron sin solventarse, como se pone de manifiesto en el (ridículo) juicio que trata de determinar el porcentaje de sangre negra que fluye por las venas de un mestizo para ver si es digno o no de casarse con una mujer blanca.

La película es larga y densa así como emocionalmente potente sin caer nunca en el morbo gratuito. Puede que la banda sonora de Nicholas Britell (quien se hizo cargo también de la de 12 años de esclavitud) no sea en este trabajo más que correcta, pero la fotografía de Benoît Delhomme (La teoría del todo) sí que busca un posicionamento estético más elevado consiguiendo captar a la perfección no solo esa belleza de la naturaleza que circunda el conflicto sino también a nuestro protagonista, que parece no encajar en ningún sitio.

Los hombres libres de Jones

El diseño de producción es apabullante, el elenco que rodea a la estrella protagonista, también: Mahershala Ali y Gugu Mbatha-Raw destacan entre el coral reparto de la película.

Para aquellos que deseen profundizar más en la figura de Newton Knight y la creación del Estado Libre de Jones podemos recomendaros dos libros: "The Free State of Jones: Mississippi's Longest Civil War" (2002) escrito en 2002 por Victoria Bynum (quien realiza, por cierto, un cameo en la película como enfermera del campamento militar de los confederados) y "Legend of the Free State of Jones"  de 2012, del historiador Rudy H. Leverett.

Y a partir de aquí podéis haceros una idea de hasta qué punto las heridas siguen abiertas. Dicho historiador sostiene que la película exagera la rebelión del Estado de Jones y que Newton Knight era un criminal y no un héroe. Sin embargo, su imparcialidad se puede poner en tela de juicio ya que Leverett es el biznieto de Amos McLemore, un oficial confederado que fue asesinado por el propio Newton Knight mientras intentaba capturar a los hombres de su compañía.

Los hombres libres de Jones

Sea como fuere, este mismo año se ha encontrado en los Archivos Nacionales una petición de la compañía de Newton Knight para unirse al Ejército de la Unión en 1864 lo que apoya la visión que se da de él en la película. Una anécdota final: entre los extras de la película está Christopher David McKnight, que es un descendiente real del verdadero Newton.

Tómese pues más o menos al pie de la letra, lo escalofriante es que el mensaje de Los hombres libres Jones, a día de hoy, sigue estando vivo y a pesar del paso del tiempo seguimos sin poder arrogarnos el triunfo de haber visto llegar la igualdad étnica. Gary Ross nos invita a reflexionar sobre cómo somos a día de hoy (en concreto cómo es la sociedad estadounidense) debido a cómo fuimos ayer. Hay cierto didactismo en la propuesta pero no deja de ser eficiente: de aquellos barros, estos lodos.

Valoración

McConaughey se come la cámara en esta recreación del levantamiento del Condado de Jones que sigue arrojando temas de rabiosa actualidad sin efectismos.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Matthew McConaughey y, en general, todo el reparto; la verosimilitud de la puesta en escena y la reflexión plenamente actual.

Lo peor

La película no evita tomar partido ante lo narrado, restándole oxígeno al espectador para poder sacar sus propias conclusiones.

Lecturas recomendadas