For Honor
Análisis

For Honor - Análisis del juego de acción medieval de Ubisoft

Por Clara Castaño Ruiz
-

Versión comentada: PS4

La Historia no quiso que se enfrentaran en el campo de batalla, pero Ubisoft se toma la licencia y nos junta en un sólo juego a los caballeros medievales, vikingos y samuráis. ¿De qué lado vais a estar?

Sangre y arena cubren nuestras manos después de haber luchado en el campo de batalla de For Honor, la nueva franquicia de Ubisoft que es una apuesta por la acción multijugador. Espadas medievales, hachas vikingas y katanas japonesas hicieron su primera aparición en el E3 2015 cuando Jason Vandenbergh, responsable creativo de For Honor, presentó el juego en sociedad. Un título con un fuerte componente multijugador, pero al que no le falta su propio modo campaña. Tras lanzar su beta cerrada y beta abierta, ha llegado el momento de jurar lealtad al código de cada facción y analizar todo lo que nos propone el juego de Ubisoft. 

Los caballeros, vikingos y samuráis han generado todo un imaginario colectivo a su alrededor con cientos, por no hablar de miles, de libros, películas, videojuegos, obras de teatro y hasta canciones en las que son protagonistas. Su imagen es sugerente, evocadora y épica. Todos ellos han medido sus fuerzas en los campos de batalla más duros para tratar de conseguir la paz en sus territorios, pero la Historia nunca ha querido que se enfrenten entre ellos, al menos hasta ahora. En For Honor, estas tres famosas facciones entran en conflicto en una Edad Media de fantasía que ha surgido tras un gran cataclismo. 

La desesperación y la codicia no son buenos aliados

El modo campaña de For Honor nos traslada cientos de años después de que una catástrofe haya cambiado el mundo. Caballeros, vikingos y samuráis se han adaptado al medio y tienen el poder de desafiarse los unos a los otros rompiendo el frágil equilibrio existente hasta ese momento. Ya nadie recuerda las razones por las que comenzó la guerra, pero todos quieren asegurar la victoria para su bando. Dividido en tres capítulos, que a su vez tienen seis niveles, el modo campaña nos va presentando los diferentes guerreros que forman parte de cada una de las facciones de For Honor y lo hace en un orden descendente. Es decir, los primeros niveles se desarrollan 12 años antes de los últimos acontecimientos que nos van a narrar en el juego. 

Los caballeros fueron enviados por la Legión de Hierro para llevar la paz hasta Ashfeld, pero en los últimos tiempos se han visto amenazados por la Legión Piedranegra, dirigida por Apollyon, que quiere reunir a todos los caballeros bajo un mismo estandarte y así luchar todos juntos contra los vikingos y samuráis. Según el líder de los Piedranegra, es el único modo de garantizar la libertad. Los caballeros cuentan en sus filas con cuatro tipos de héroes: Guardianes, Pacificadores, Conquistadores y Justicieros. 

Los vikingos son la segunda facción con la que jugamos en el modo campaña de For Honor. Tras desaparecer durante años, por una serie de acontecimientos que no vamos a destripar, los guerreros vikingos han vuelto con fuerzas renovadas para reclamar sus territorios y en especial su antiguo hogar en el norte: Valkeinheim. El problema es que no todas las casas vikingas quieren remar hacia el mismo camino de la paz. Los héroes vikingos son Invasores, Berserkers, Huscarles y Valquirias. Por cierto, si sois fans de la serie Vikingos, hay un nombre que os sonara. 

Por último, tenemos a los samuráis. Estos míticos luchadores del antiguo Japón han sido exiliados de su tierra natal. Tras sobreponerse, han levantado un nuevo Imperio cerca de las tierras que reclaman los vikingos. Ahora dependen de sus habilidades y su ancestral cultura para sobrevivir, ya que es posible que sean los últimos de su pueblo. Los héroes de esta facción en For Honor son Kensei, Orochi, Shugoki y Nobushi. 

Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán... ¡La libertad! - William Wallace en Braveheart

El modo campaña tiene una duración aproximada de unas 8 horas que pueden variar si eres muy hábil con la espada o si te olvidas de recoger los objetos coleccionables, que los hay. La verdad es que la historia es un poco irregular y es más una excusa para juntar a caballeros, vikingos y samuráis en un mismo escenario. Nos hemos encontrado con grandes momentos de acción, especialmente en las misiones de los vikingos, pero también ciertas situaciones en las que personajes y ambientación están un poco desaprovechados, sobre todo en la parte de los caballeros. El modo historia, además, sirve para enseñarnos las habilidades y combos de los diferentes guerreros. En una única partida es imposible memorizar todo lo que pueden hacer cada uno de los personajes ya que, dependiendo de si son del tipo vanguardia, asesinos, pesados o híbridos, pelearan de una manera u otra. No os creáis que todo es pulsar R1 o R2, habrá que combinar multitud de botones para lograr dar el golpe más certero.

Las misiones se basan en llegar hasta un objetivo concreto, pelear con varios enemigos y luchar contra un jefe que, en más de una ocasión, nos pondrá las cosas difíciles para vencerle. Estas peleas son una auténtica prueba para ver si nos hemos aprendido bien las mecánicas de juego. Los escenarios para el modo campaña se han diseñado para la ocasión y son diferentes a los del modo multijugador. No son abiertos, pero sí lo suficientemente amplios para que puedas elegir el mejor camino para afrontar batalla. Si eres de los que te gusta coleccionar y quieres tener todos los trofeos de For Honor, tendrás que recorrerlos a conciencia para encontrar puntos observables con los que se nos dan nuevos detalles de la historia y vasijas rompibles, gracias a las que desbloquearemos nuevas armas, elementos para la armadura y objetos de decoración para personalizar a nuestro personaje. 

1000 años de batallas nos aguardan 

Luchad y puede que muráis. Huid y viviréis, al menos un tiempo. Tanto el modo campaña como el modo multijugador cuentan con un mismo sistema de combate que ha resultado de lo más convincente y atractivo. Basado en la defensa y el ataque, tiene un gran componente estratégico ya que debemos estudiar qué acciones va a realizar nuestro enemigo o si seremos nosotros los que atacaremos primero con el consiguiente riesgo de caer heridos.

For Honor - Modo campaña

Con el joystick izquierdo, y antes de que nos ataquen, debemos elegir qué lado queremos proteger: izquierdo, derecho o arriba. Los reflejos y la táctica son fundamentales para superar cada escaramuza sin rasguños. El ataque es muy similar. Dependiendo del comportamiento de nuestro enemigo, seleccionamos con el joystick izquierdo la dirección en la que queremos atacar para después golpear con R1, golpe ligero, o con R2, golpe potente. Ojo con este segundo golpe porque nuestra energía se agotará antes y seremos más vulnerables ante el enemigo. Además, en plena batalla contamos con algunas habilidades como el modo venganza que tiene todos los guerreros y que se desbloquea si hemos repelido muchos ataques enemigos. Por otro lado, contamos con las proezas, características especiales de nuestro personaje que se seleccionan antes de cada misión. Algunos ejemplos son Ansia de sangre con la que al matar a nuestros rivales potenciamos nuestro ataque o defensa y Ejecutor con la que nos curamos ligeramente tras hacer una ejecución, pero hay muchos más.

Análisis de For Honor

Para salir victoriosos, no sólo nos defendemos y atacamos. Existe la posibilidad de esquivar los golpes haciendo una voltereta, romper la guardia de nuestro enemigo para golpearle, hacer un combo que le pille desprevenido o salir corriendo si la cosa se pone fea. Si nos rodean varios enemigos, lo más probable es que besemos el suelo y en especial si son de los más fuertes. 

No sabemos si, consciente o inconscientemente, Ubisoft nos propone seguir muchas de las tácticas y estrategias militares del manual El arte de la guerra de Sun Zi. Es decir, observar, aproximarse a la batalla, buscar una estrategia ofensiva, no agotar nuestra energía, buscar los puntos débiles y fuertes de nuestro enemigo, investigar el terreno para usarlo a nuestro favor y no tener miedo ante lo que pueda pasar en la batalla. Mejor morir con honor que vivir en la vergüenza. 

Análisis de For Honor

Manteneos firmes y no os separéis

Tras desmenuzar en qué consiste el modo campaña y el sistema de combate de For Honor, ha llegado el momento de hablar de su completo modo multijugador en el que Ubisoft nos propone enfrentarnos a diferentes modalidades de lucha y afrontar distintas tácticas.  Actualmente disponemos de tres modalidades: Duelo y Pelea, Dominio y Combate a muerte, aunque dentro de cada una de ellas nos encontramos otras formas de juego. Se espera que en el futuro se incluyan más modalidades y se active el modo Evento que todavía no hemos olido. Todos los modos de juego se pueden disfrutar en compañía de otros usuarios o luchando contra una IA predefinida. 

Pudiera llegar el día en el que el valor de los hombres decayera, en el que olvidásemos a nuestros compañeros y se rompiesen los lazos de nuestra comunidad, ¡pero hoy no es ese día! - Aragorn en El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey

Duelo y Pelea: Enfrentamiento de 1 vs 1 o 2 vs 2 al mejor de cinco rondas. Es el modo más sencillo del multijugador y sirve para subir de nivel. Aquí, la estrategia es fundamental y hay que estar muy atentos a las acciones de nuestro rival para aprender su forma de combatir.

Análisis de For Honor

Dominio: Es el modo más complejo y también espectacular por todo lo que implica. Dos equipos formados por cuatro jugadores tienen que conquistar tres territorios de un mapa. Si recuperamos una zona o matamos a un enemigo nos dan puntos. Si nuestro equipo sobrepasa los 1000, desmoralizará al equipo rival y en caso de morir no podrán resucitar. No hay que dar nada por ganado porque la suerte se puede dar la vuelta contra nosotros. Es el modo más divertido y el que exige mayor compenetración con nuestros compañeros. Mucho cuidado porque en más de una ocasión es posible caer en “fuego” aliado y acabar atacando sin querer a algún luchador de nuestro equipo, especialmente cuando estamos todos amontonados en una misma zona. Ojo también a quedar rodeados por tres enemigos, imposible sobrevivir a este ataque múltiple y mucho más si te quedas de espalda a una pared o muro.

Combate a muerte: Combate 4 vs 4 en modo escaramuza o eliminación. El primero consiste en derrotar al otro equipo alcanzando 1000 puntos, mientras que en el segundo debemos eliminar a todos sus héroes sin posibilidad de que vuelvan a reaparecer. Desgraciadamente, este modo de juego nos ha dado varios problemas de conexión a la hora de querer conectar con otros usuarios. Por lo que hemos podido probar, la gran diferencia con el modo duelo es el número de jugadores que están al mismo tiempo en el mapa y que hay ítems para poder recuperar vida, aumentar el daño por ataque o recibir menos daño. 

Por último, tenemos el modo Guerra de Facciones, una especie de Risk o Europa Universalis IV, en el que accedemos a un mapa con diferentes territorios que son conquistados por caballeros, vikingos o samuráis. Al iniciar el juego, debemos elegir de qué bando estamos y así defender nuestro territorio o conquistar los de las facciones rivales. Si aumentamos nuestro dominio, desbloquearemos nuevo equipamiento para nuestra bando y los mapas mostrarán nuestros estandartes. 

Análisis de For Honor

Pues sí, For Honor tiene micropagos y no nos extrañaría que algunos usuarios terminaran utilizándolos para conseguir más experiencia y subir de nivel más rápido. Cada vez que ganamos una partida, nos dan entre 30 y 50 piezas de acero por lo que cuesta mucho ahorrar para poder acceder a la tienda y desbloquear nuevos personajes, texturas para la personalización a los personajes, ect. Por ahora, los micropagos que podemos encontrar son un pack de proezas y diversos packs de atuendos para los héroes. A nosotros no nos ha afectado a la hora de jugar, pero no sabemos si a la larga acabaremos teniendo jugadores que han alcanzado un mayor nivel por estas "ventajas" 

Una sugerente ambientación

A nivel técnico, es uno de los mejores juegos de Ubisoft de los últimos tiempos a la altura Watch Dogs 2 o Steep, incluso superior. Los gráficos brillan en la recreación de los personajes y sus animaciones, armaduras y armas. Aunque el argumento es todo ficción, los caballeros, vikingos y samuráis se inspiran en la verdadera Historia. El modo de personalización es profundo, aunque al principio no tendremos muchas opciones para mejorar a nuestros personajes. Lo bueno es que, una vez que empezamos a recolectar piezas de armas o emblemas, podemos adaptar el héroe a nuestra forma de jugar: más defensiva o más atacante. Una de las cosas que más hemos disfrutado es la creación de nuestro propio escudo de armas, parece una tontería, pero tiene su gracia elegir cada uno de sus elementos. 

Los escenarios también están a muy buen nivel, tanto en el modo campaña como en el multijugador. Son variados y tienen un gran gusto por el detalle. Por ejemplo, en la catedral medieval se observan policromías de estrella o rosetones sin vidrieras por la destrucción. Podría estar inspirada en el románico o gótico inglés. Todos son un fiel reflejo de las facciones a las que representan y, a pesar de ser lineales, cuentan con multitud de caminos que seguir y rutas alternativas para pillar desprevenido al contrario. La tasa de frames es estable y el juego corre 30 fps y 1080p. Durante nuestra partida, sólo nos hemos encontrado algún pequeño glitch, como una flecha voladora que no encontró su destino. En PS4 Pro hay una mayor resolución de texturas y algún detalle extra en los efectos especiales. 

Análisis de For Honor

En el apartado de sonido tenemos una excelente banda sonora original compuesta por Saunder Jurriaans y Danny Bensi. Las melodías nos ayudan a entrar en el modo historia y tratan de crear una identidad en las diferentes facciones del juego. Por ejemplo, en la pieza Vikings - Warrior Spirit, utilizan lo que parecen cuernos vikingos, mientras que en Knights - Promises, suenan coros y tambores. En cuanto al doblaje, For Honor está completamente en español y cuenta con reputadas voces de nuestro país como Ana María Marí, actriz de doblaje que presta su voz a Brienne de Tarth en Juego de Tronos. Como suele ser habitual en Ubisoft, se ha realizado un buen trabajo en la selección de los actores y nos ha parecido que cada personaje encajaba bien con su voz. 

Lucha con honor y sin miedo

For Honor es un juego entretenido y que se disfruta mucho en su modo multijugador. Las partidas son de lo más intensas y no se nos ha hecho repetitivo en ningún momento, ya que la forma de jugar de cada luchador es diferente. For Honor es un juego para los amantes del multijugador, si esperar un modo campaña apasionante a lo Assassin's Creed, aquí no lo vas a encontrar. En ese sentido, creemos que se podía haber cuidado un poco más y hacer que fuera algo más interesante. Se siente desaprovechada, aunque ayuda a conocer algunos movimientos y jugar con todos los personajes de las diferentes facciones, algo que sólo ocurre en el multijugador si los compramos con nuestro acero. 

Lo que sí nos ha maravillado es su sistema de combate en el que controlamos a nuestro personaje por completo, el auténtico arte de la guerra en el que sentimos la espada en nuestras manos y la pesadez del escudo cuando nos quedamos sin energía. La observación y una buena técnica son la clave, no siempre la fuerza bruta tiene que ganar. En el lado negativo, hemos sufrido varios errores de matchmaking y los tiempos de búsqueda son excesivamente largos en algunas ocasiones. Esperemos que se vaya solucionando con el paso de las semanas para poder disfrutar al 100 % del modo multijugador. 

For Honor salió a la venta el 14 de febrero de 2017 para PS4, Xbox One y PC para que vivamos auténticas batallas medievales. Os aclaramos algunas dudas recurrentes por si os ha llamado la atención el juego de los caballeros, samuráis y vikingos. Para poder jugar es necesario tener conexión permanente a Internet y, para disputar partidas en el modo multijugador, contar con servicios como PS Plus o Xbox Live. 

Valoración

For Honor es un juego de acción que está lleno de buenas intenciones y que brilla en su modo multijugador: absorbente y bien planteado. Destaca su sistema de combate en el que tienes que estudiar al rival y ser preciso en el ataque. Una gozada para todos los que disfrutan con un toque de estrategia entre tanta acción.

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Combates vibrantes en los que se mezcla estrategia y acción. Cuidada ambientación y apartado artístico. Personajes variados con su propias habilidades

Lo peor

Un modo campaña irregular con algunos momentos épicos y otros flojos. Problemas de conexión en el modo multijugador al buscar otros jugadores.

Lecturas recomendadas